Elegir tarjeta gráfica es muy fácil: a un click de la máxima potencia

Elegir tarjeta gráfica es muy fácil: a un click de la máxima potencia

John Fernández

No son momentos fáciles para hacerse con una tarjeta gráfica. Al menos para hacerse con ella a buen precio, podríamos decir. En estos últimos años la demanda de tarjetas gráficas para ordenadores ha subido como la espuma, y todo ello ante el problema de escasez o desabastecimiento de chips. Aunque todo apunta a que llegará a buen cauce, el mercado ha cambiado, y venimos a traerte una guía acorde a la situación que vivimos.

¿Y por qué? Te preguntarás. Habitualmente, cuando una nueva generación de gráfica llega al mercado, las anteriores quedan más o menos desfasadas. Sin embargo, ahora se venden incluso por un precio bastante elevado en comparación a lo que deberían costar. Un problema de fondo ante el que no se puede hacer nada más. Con la guía que hoy te traemos esperamos paliar algunos de estos problemas y ofrecerte lo que tanto estás buscando. Y no solo nos limitaremos a una marca, sino que abordaremos el mercado de la mejor forma que podamos.

Tarjetas gráficas

Seamos sinceros y vayamos al grano: en la actualidad las marcas que copan el mercado son dos, Nvidia/GeForce y AMD. Así que nuestra selección estará basada en los diversos modelos de estas marcas. Así que, si lo que buscas a día de hoy es hacerte con una tarjeta gráfica, pues no le des más vueltas, porque tenemos a las candidatas perfectas. Pero antes, una serie de cuestiones preliminares para elegir consecuentemente.

Espera: ten esto en cuenta antes de comprar una gráfica, importantísimo

Cuando hablamos de tarjetas gráficas hay diversas cuestiones que no deberías dejar al azar. Algo tan básico como que existe la posibilidad de que la tarjeta no tenga espacio suficiente como para entrar o que tus componentes no sean acordes al rendimiento de la gráfica. Sea como fuere, apunta esto con boli y papel, porque lo necesitas saber:

  • Antes que nada, tu presupuesto es un factor muy importante. Tanto, que es el que definirá tu experiencia de juego o el motivo por el que vayas a comprar una gráfica. En este sentido, es tremendamente importante que tengas muy en consideración lo que te puedes gastar y lo que necesitas, porque podrías desestimar algunas opciones como el ray-tracing a favor de otras opciones más asequibles pero que te ofrecerán más rendimiento. Así que, ve con una idea fija, porque los modelos que te proponemos variarán mucho.
  • ¿Tienes espacio físico para la tarjeta? Puede parecer una cuestión a la que no se le de importancia, pensando que cualquier tarjeta gráfica tendrá espacio suficiente. Pero, ¡ah, sorpresa! Cuando abres la tapa de la caja del ordenador y ves que no hay hueco suficiente para instalarla, te darás cuenta del error que has cometido. Desmontar la tapa lateral de tu equipo no te llevará ni un minuto, para hacerte una idea de si entrará o no.
  • Relacionado con ello, la fuente de alimentación de la que disponga tu equipo debe ser suficiente para suministrar energía a todo el equipo, y en particular, a la tarjeta gráfica en cuestión. Si vas a optar por un modelo muy potente, la evidencia nos dice que necesitarás, al menos, conexiones de 6/8 pines para alimentarla y no solo un puerto de conexión. Es una cuestión que deberás tener en cuenta dependiendo del resto de componentes.
  • Algo realmente importante son el resto de componentes de hardware que equipas en tu ordenador. ¿Conoces ya el famoso efecto cuello de botella? Cuando utilizas procesadores que no están a la altura de las nuevas gráficas, se producirá un efecto contrario al deseado con motivo de las diferencias de las capacidades entre cada uno de los componentes. Un serio problema que, te aseguramos, no quieras padecer. Por eso debería existir un equilibrio entre el nivel de cada uno de los componentes.
  • La memoria de la tarjeta es un dato muy a tener en cuenta. Lo más habitual es optar por memorias GDDR (que lo encontrarás como GDDR5, GDDR5X, GDDR6 y GDDR6X). Otras como AMD también utilizan HBM/HBM2.
  • Revisa bien los conectores de vídeo de los que dispone esa tarjeta gráfica. Entendemos como básico ya el HDMI, pero no estaría de más que incluyan una opción aún mejor como es el DisplayPort o DVI (Digital Visual Interface). El tipo de cable repercutirá en la resolución que puedas reproducir. Por ejemplo, si quieres 4K UHD y 60 Hz, como mínimo, deberá contar con DisplayPort 1.2 y HDMI (pero no un HDMI cualquier, no, sino el 2.0). Así que, si buscas lo más tope de gama, HDMI 2.1 y DP 1.2/1.4A.

¿AMD o Nvidia?

Una cuestión que no puede escapar es la elección del tipo de tarjeta según la marca. Como te hemos avanzado anteriormente, es especialmente importante elegir una u otra. Aunque existen más marcas y fabricantes, estas dos son las principales en lo que a GPU y componentes se refiere. La última gama de NVIDIA, por ejemplo, viene a poner toda la carne en el asador con el ray-tracing y su modelo más estable en lo que a rendimiento se refiere, la RTX 3070.

Sin embargo, AMD no se queda atrás con su modelo RX 6000. En cualquier caso, los dos están muy a la altura. Las GPU de la serie 30 de Nvidia son las mejores y últimas que hay en el mercado. Mientras tanto, AMD va un paso por detrás con las RX 6000. Para que te hagas una idea fidedigna del resultado que pueden tener ambas en un apartado tan específico como es el gaming, te dejamos con este gráfico en el que verás el rendimiento que obtienen ambas:

Fotos

En cualquier caso, los modelos de otras generaciones pasadas, como las GTX de Nvidia no se quedan nada atrás. En un listado de todos los modelos de cada marca te especificaremos el uso de cada gráfica, el año del que es, y los juegos de los que podrás disfrutar dependiendo de cada una de ellas.

Los modelos más económicos de tarjeta gráfica: gaming low cost

Gaming no es, necesariamente, sinónimo de un altísimo presupuesto. Es posible montarse un equipo a piezas o actualizar el que ya se tiene con una tarjeta gráfica económica y de buen rendimiento. Si precisamente estás buscando no gastarte demasiado, estos son algunos de los mejores ejemplos que te podemos recomendar para que compres:

GeForce GT 1030: la más barata

De la mano de GeForce nos encontramos con este modelo GT. Simple, pero de lo más efectiva para cualquier juego que no requiera demasiados gráficos pesados. En este sentido, la gráfica dispone de un diseño pequeño y eficiente, que prácticamente entrará en las cajas de cualquier ordenador. La GT 1030 dispone de muy recudidas dimensiones y un solo ventilador.

GT 1030

En este sentido, solo ocupa una ranura PCIe, permitiéndote aprovechar el máximo. Dispone de tecnología Auto-Extreme con componentes Super Alloy Power que te garantizarán una potencia suficiente para tu día a día. Es una de las primeras gráficas de las series, que incluso permiten hacer overclocking.

En PcComponentes tiene un precio fijado de tan solo 125 euros. Puedes hacerte con ella a través del siguiente enlace:

Radeon RX 550: calidad

Y ahora pasamos a un modelo de AMD. La competencia está más que servida con este modelo que, por menos de 150 euros, te garantizará un rendimiento sin igual. Hablamos de un modelo con 4GB GDDR5 ideado para todo tipo de juegos y procesos pesados como puede ser edición de vídeo. Viene acompañado de una interfaz limpia, moderna y fácil que te permitirá olvidarte de juegos entrecortados y fotogramas.

RX 550

Un rendimiento fluido y con una cantidad de fotogramas estable. Utiliza Microsoft DirectX para unos porcentajes altos de rendimiento. Cuenta con puerto HDMI y Display Port. Dispone de muy bajo consumo y es capaz de moverse con resolución Full HD a 1920 x 1080 píxeles como máximo. Además, su precio no es ninguna locura. Te puedes hacer con ella por 145 euros aproximadamente en Amazon:

GeForce GTX 1050 Ti: el más económico y funcional

Estamos ante una de las más longevas en el mercado y que más años de satisfacciones ha dado a sus dueños. Sigue siendo una tope de gama por el precio que dispone, aunque no es capaz de mover algunos nuevos títulos del mercado, o al menos, no es capaz de hacerlo con celeridad. En este sentido, hablamos de que en su día introdujo la tecnología de Pascal, una arquitectura que, junto con el software NVIDIA Game Ready, te permite exprimir los juegos en cada apartado técnico.

1050 TI

Dispone de una rápida velocidad de procesado, así como una buena eficiencia energética. Dispone de potencia, rendimiento y unos valores de temperatura nada elevados para un modelo como este. Puedes comprarla en Amazon por tan solo 221 euros. Allí dispone de más de 2.000 reseñas positivas.

GeForce GTX 1650: sublime modelo

Y llegamos a una de las más topes de la antigua generación, la archiconocida GTX 1650. Es de lo mejor que podemos encontrar antes de saltar a la nueva generación y no gastar tanto dinero si quieres buen rendimiento en todo tipo de juegos actuales. Su rendimiento 3D es excelente, con ventiladores lubricados y sellados de resistencia al polvo.

GTX 1650

Sin embargo, tampoco es tan espectacular como otros modelos de la competencia. Su precio ha bajado hasta los casi 200 euros de forma habitual, y dispone de 4GB de VRAM, sin soporte DLSS y una resolución de 1920 x 1080 píxeles. Ideada para jugar a 60 fps, con settings medios/altos. Es una tarjeta justa, pero una buena opción si no se quiere gastar demasiado dinero en un modelo de prestaciones superiores. Puedes hacerte con ella en el siguiente link en PcComponentes:

Tarjetas gráficas más profesionales del mercado

Y ahora damos paso a las verdaderas topes de gama. Las tarjetas gráficas más imponentes del mercado, no hay nada que se les resista: ningún juego ni proceso en el que se puedan quedar estancadas. Si lo que buscas es la excelencia y un rendimiento sin igual, entonces puede que alguno de estos modelos sea el indicado para ti:

AMD Radeon RX 6600: excelente entre las tarjetas gráficas

La 6600 es otro modelo de excelentes prestaciones. Te ofrecerá una buena experiencia en los 1080 píxeles, sin miedo a subir los juegos a una calidad alta sin perder rendimiento. Hablamos de unos 60 fps totalmente estables y una calidad máxima. Es una de las mejores series de la marca. Su diseño térmico está altamente optimizado para disipar todo el calor y no provocar ralentizaciones.

RX 6600

Disponen de una arquitectura diseñada para ofrecer el mejor rendimiento posible para cualquier tipo de jugador. Es capaz de impulsar 4K con imágenes vívidas en cada fotograma. Para ello dispone de 8GB GDDR6 con los que nunca te quedarás colgado sea cual sea el juego o tarea que estés ejecutando. Puedes hacerte con ella por unos 300 euros aproximadamente. ¡De lo mejor en calidad y precio, sin duda!

AMD Radeon RX 6700 XT Dual: la competencia de NVIDIA

Un modelo bastante superior es esta 6700 XT. Te asegurarás un excelente ancho de banda gracias a los 96 mb de AMD Infinity Cache, con una muy buena eficiencia energética y baja latencia. Los ventiladores disponen de doble rodamiento y Auto-Extreme, que garantiza una fiabilidad única.

RX 6700

Sus aspas son bastantes grandes para disipar el calor, siendo capaces de emitir muy pocos decibelios. Dispone de una dual BIOS con distintos modos para adaptar la gráfica a los diversos procesos. Ofrecen bastantes fotogramas por segundo, con 1440p de calidad. En general una excelente gráfica en lo que a calidad y precio se refiere. Hablamos de una tope de gama por unos 600 euros.

Zotac Gaming GeForce RTX 3050 Twin Edge: la reina de las tarjetas gráficas

No podíamos dejar de recomendarte la GeForce RTX 3050 de nueva generación. Es uno de los mayores éxitos en ventas en los últimos años, y es que su rendimiento no tiene rival en lo que a precio y funcionamiento se refiere. Dispone de una latencia ultra baja con una capacidad de respuesta perfecta, es ideal para compaginar con los monitores compatibles con G-Sync.

3050

La 3050 es una gran alternativa para no gastarse demasiado dinero, pero tener una de las más topes de gama. Hablamos de la gráfica más popular, con un diseño ligero y cuerpo de plástico. Destaca por sus tecnologías de Ray Tracing y DLSS, logrando muy buenos resultados a 1440p. En los 1080p es capaz de reproducir casi todos los juegos del mercado en calidad alta. ¿Su precio? Unos 430 euros.

La recomendación de Topes de Gama: mejores tarjetas gráficas

¿Sabrías ya con cuál quedarte? No hay duda de que la selección ha sido dura. Hay modelos de todos los tipos y precios, y cualquier público también. Sin embargo, si tuviésemos que elegir entre alguno de ellos…

Nosotros nos quedaríamos con la RTX 3050 Twin Edge. Es uno de los mejores modelos del mercado actual por un poco más de precio respecto a lo que podríamos considerar la competencia. Serás capaz de mover todo tipo de juegos y procesos en calidad alta y con la última tecnología de Ray Tracing.

¡Sé el primero en comentar!