Di adiós al cable HDMI con estos monitores inalámbricos

Di adiós al cable HDMI con estos monitores inalámbricos

Fran Castañeda

En la actualidad, los dispositivos inalámbricos están en auge. El hecho de poder prescindir de cable para usarlo hace que sean productos muy demandados. Es posible encontrar auriculares, teclados, ratones… Además, pese a que no se encuentra aún muy extendido, es posible encontrar también monitores inalámbricos que nos permitan una mayor comodidad y tener despejada la mesa de nuestro escritorio de molestos cables.

Cuando pensamos en la forma de conectar un monitor, irremediablemente pensamos en que son necesarios varios cables. En primer lugar, uno que conecte a ambos dispositivos, por ejemplo, con el ordenador. Y en segundo lugar hay que añadirle el cable de corriente de la pantalla, lo que implica tener muchos cables y conexiones en nuestro escritorio. Eso sí con la llegada de los monitores inalámbricos, la situación ha cambiado bastante.

Por ello, hoy en Topes de Gama, vamos a hablar de los monitores inalámbricos. Comprobaremos cómo funcionan, que características son importantes a considerar antes de su compara y cuáles son los mejores modelos disponibles.

Cómo funcionan los monitores inalámbricos

Como hemos comentado, podemos encontrar todo tipo de dispositivos que funcionan de forma inalámbrica. No obstante, el campo de los monitores inalámbricos no se encuentra aún demasiado extendido. En la mayoría de los casos es necesario seguir usando el cable para conectarlo con nuestro ordenador. No obstante, poco a poco, los monitores inalámbricos van apareciendo poco a poco en el mercado para hacernos olvidar de los cables.

Estos, como su nombre sugiere, funcionan a través de WiFi o Bluetooth sin necesidad de tener que usar un cable HDMI o VGA para conectar al PC. Esto hace que la pantalla sea muy portátil y versátil de usar. Mediante su uso, podremos conectarlos no sólo a nuestro PC de sobremesa, sino también al portátil, a un móvil o una tablet de forma inalámbrica.

conexión inalámbrica monitor

De esta forma, vamos a poder mostrar imágenes en la pantalla del monitor usando la conexión Bluetooth de nuestro dispositivo y vincularla con el monitor. O bien, a través de la interfaz WiFi Direct o AirPlay en el caso de que usemos dispositivos de Apple. Así pues, una vez conectado un ordenador al monitor, podemos controlarlos a través del ratón y teclado.

¿WiFi Direct, Bluetooth o AirPlay?

Cuando hablamos de WiFi Direct, lo estamos haciendo de una tecnología que nos permite establecer una comunicación directa e inalámbrica entre dos dispositivos. Podremos compartir archivos y vincular dispositivos siempre que estemos dentro de su alcance. Y es que no solo vamos a poder conectar dos dispositivos, sino que también podremos hacerlos con varios a la vez. De esta forma, se puede decir que es una alternativa al Bluetooth, pues funciona a mayor velocidad y en un rango de acción superior, pudiendo llevar a cabo acciones que no podríamos con el otro protocolo.

También debemos saber que, al contrario de lo que podríamos pensar, el WiFi Direct no funciona a través de la red de Internet. Tampoco necesitamos de un intermediario como sería un router cuando queremos conectar un ordenador con otro. En este caso la conexión se hace directamente entre los dispositivos entre sí.

Con respecto a AirPlay, hablamos de un protocolo creado por Apple para intercambios de contenidos sin necesidad de usar cables desde un iPhone o iPad en un monitor. Al igual que el WiFi Direct trabaja mediante una red WiFi. Permite enviar vídeos y música, así como hacer mirroring para poder reflejar lo que hacemos en el móvil en el monitor.

Ventajas e inconvenientes

Las principales ventajas que nos vamos a encontrar al usar un monitor inalámbrico son:

  • Contar con un monitor inalámbrico es sinónimo de comodidad. Y es que, el no depender de cables y poder tener nuestro escritorio más limpio y organizado es una gran ventaja.
  • Otro de los motivos claves que nos haga pensar que comprar un monitor inalámbrico es una buena opción sea su portabilidad. Y es que vamos a poder llevarlo de un lugar a otro para poder conectar dispositivos, simplemente con tenerlo conectado a la red eléctrica.
  • El hecho de que podamos conectarlos a otros dispositivos, más allá del PC de sobremesa, como el móvil o un portátil, sin necesidad de cables puede ser un aspecto muy bien valorado por muchos usuarios.
  • Además, tanto estos dispositivos soportan conexiones Full HD y sonido envolvente de 5.1, tal y como lo hacen algunos HDMI, así pues, la experiencia puede llegar a ser bastante similar.

Pero no todo es perfecto cuando hablamos de monitores inalámbricos, pues también nos vamos a encontrar con algunos inconvenientes que debemos de aceptar a la hora de usarlos:

  • Por un lado, uno de sus mayores hándicaps lo encontramos en que las conexiones inalámbricas son más lentas que las cableadas. Esto hace que sea complicado para las conexiones inalámbricas poder transmitir grandes cantidades de datos y dependerá en gran medida de nuestra conexión a Internet.
  • Otro elemento que también perjudica a este tipo de conexiones es el lag. Dado que se tratan de conexiones inalámbricas, el proceso de compresión y descompresión puede llegar a producir un aumento de la latencia. Esto puede causar problemas relacionados con la desincronización de vídeos, imposibilitándonos que podamos ver una película o jugar de forma normal.
  • Además, la distancia puede suponer un inconveniente para este tipo de conexiones. Y es que, si los dispositivos se encuentran lejos o hay paredes entre ellos, es posible que puedan reducirse la calidad de la emisión en la pantalla.

Características a tener en cuenta antes de comprar

Antes de lanzarnos a la compra de nuestro monitor inalámbrico, debemos tener en cuenta una serie de características que deben contener para poder disfrutar de la mejor experiencia.

  • Tamaño de la pantalla: por lo general se proporciona en pulgadas y se mide en diagonal de un punto a otro. Debemos asegurarnos de que el tamaño sea suficiente para el uso que queremos darle. El tamaño ideal depende de varios factores como el uso, la distancia de visualización y el espacio que tengamos en el lugar donde vamos a instalarlo. Actualmente, las 27 pulgadas suelen ser una de las medidas más demandadas.
  • Resolución: se trata de otro factor importante a la hora de elegir un monitor. Contra mayor sea la resolución, mayor será su capacidad para ofrecer una claridad de imagen mucho mejor. Esto puede ser importante no solo como entretenimiento para ver películas o jugar, sino también a la hora de trabajar con imágenes o vídeos. Una resolución FullHD suele ser habitual para la mayoría de los usuarios, mientras que los profesionales seguramente requieran de una mayor resolución que alcance el 2K o 4K.
  • Tiempo de respuesta: un factor importante, ya que contra menor sea el tiempo de respuesta, obtendremos a cambio una proyección sin parpadeos ni imágenes borrosas, sobre todo al visionar vídeos o jugar con videojuegos. Es recomendable que esta sea de al menos 8 ms, aunque si puede de ser de 5 ms o inferior, siempre mejor.
  • ¿Bluetooth, WiFi Direct AirPlay?: es muy importante que nos fijemos cuál es el tipo de conexión que ofrecen los monitores inalámbricos. Esta puede ser mediante Bluetooth, a través de WiFi Direct o AirPlay. Tanto la segunda como la tercera opción son las más recomendable ya que ofrece una mayor distancia, capacidad de transferencia y velocidad de conexión.
  • Conectividad física: al comprar un monitor inalámbrico obtenemos acceso a mayores opciones de conectividad en comparación con una pantalla tradicional. Sin embargo, no podemos dejar de lado los puertos de pantalla estándar como HDMI, Display Port o VGA, pues seguirán siendo importante como opción de respaldo.
  • Peso: una de las grandes ventajas de usar un monitor inalámbrico es su portabilidad. Por lo tanto, si tenemos pensador moverlo mucho o transportarlo de un lugar a otro, el peso puede ser un valor importante.

¿No quieres prescindir de tu monitor? Usa un adaptador inalámbrico

Si ya disponemos de un monitor de calidad, es probable que no queramos reemplazarlo por un nuevo monitor inalámbrico para obtener las mismas funciones. En este caso, podemos optar por comprar con adaptador de pantalla inalámbrico. A través de él, vamos a poder conectar cualquier dispositivo con WiFi a nuestro monitor de forma inalámbrica y transmitir contenido.

adaptador inalámbrico

Otra gran ventaja de usar un adaptador de pantalla inalámbrico es que no requiere de carga, y en algunos casos, no siquiera de una alimentación externa, aunque sí suele ser recomendable para obtener una transmisión sin lags. Además, en la actualidad, cualquier adaptador inalámbrico debe ofrecernos al menos una resolución FullHD, que es lo mínimo que debe tener para disfrutar de una resolución de pantalla aceptable.

Monitores inalámbricos: las mejores opciones de compra

A continuación, vamos a ver los monitores inalámbricos más recomendables que podemos comprar. De momento no son productos baratos, ya que la tecnología inalámbrica está entrando con cuentagotas en los monitores, lo cual hace que sea necesario realizar un fuerte desembolso.

HP U27

Hablamos de un monitor que cuenta con una pantalla de 27 pulgadas con panel IPS, retroiluminación LED, resolución 4K UHD (2380 x 2160 píxeles) y una tasa de refresco de 60 Hz. También cuenta con una proporción 16:9, una relación de contraste 1000:1 y un brillo de 300 nits. Además, su tiempo de respuesta es de solo 5 ms e incorpora la función OverDrive que se encarga de eliminar el movimiento borroso, el parpadeo y el desenfoque en vídeos y juegos. Su altura es ajustable y el ángulo de visión es ultra amplio, de 178 grados.

HP U27

Gracias a su tecnología inalámbrica mediante Bluetooth podemos sacar el máximo partido a este monitor 4K, tanto para trabajar como para jugar. Su baja latencia nos permitirá realizar tareas de forma rápida y sencilla, con la mejor resolución. Es posible controlar todos nuestros dispositivos a través de sus puertos HDMI 2.1 (compatible con HDCP), Display Port 1.2 y USB 3.0. Además, dispone de una salida para auriculares.

Es posible encontrarlo en oferta sobre los 360 €.

HUAWEI MateView

Se trata de un monitor inalámbrico con una pantalla IPS de 28.2 pulgadas y resolución 4K + Ultra HD (4096 x 2560 píxeles). Su diseño es espectacular, elegante y minimalista, capaz de adaptarse perfectamente a cualquier situación. Destaca por su relación de cuerpo y pantalla de casi 94 %. Esto permite que los bordes sean casi invisibles, para poder centrarnos en el contenido sin que nada nos despiste. Podremos trabajar eficazmente con muchos dispositivos gracias a su conectividad inalámbrica.

HUAWEI MateView

Su proyección inalámbrica permite que se pueda utilizar con móviles, tablets, ordenadores y otros dispositivos que soporten la conexión inalámbrica. Para lograr la máxima productividad es recomendable proyectar el ordenador directamente al monitor en FullHD para obtener una transmisión de baja latencia y sin bug. También incorpora una barra de control inteligente y táctil para controlar el monitor con nuestro dedo. Además, incluye puerto USB y HDMI.

Su precio ronda los 660 €.

Monitor portátil Wendeekun

En esta ocasión hablamos de un monitor portátil con pantalla de 17.3 pulgadas con resolución 1600 x 900 píxeles, proporcionando un ángulo de visión de 178 grados, una relación de aspecto 16:9 y un brillo máximo de 300 nits. Su tecnología de renderizado HDR nos permite disfrutar de imágenes más vívidas y colores más ricos, ideal tanto para consumir contenido multimedia como para jugar a videojuego. Además, cuenta con dos altavoces estéreos duales, un trípode integrado en la parte trasera y una funda plegable para mayor versatilidad.

Monitor portátil Wendeekun

Dado que cuenta con tecnología inalámbrica nos permite conectarlo a distintos dispositivos como ordenadores, móviles u otros que soporten este tipo de proyección. Igualmente cuenta con conexiones física como dos puertos USB-C 3.0 y dos puertos HDMI.

Su precio ronda los 200 €.

Samsung Smart Monitor LS43BM700UU

Hablamos de un monitor de 43 pulgadas y resolución 4K HDR (3840 x 2160 Pixeles) que nos permite disfrutar de nuestros contenidos favoritos de forma inalámbrica mediante una conexión WiFi. Su tiempo de respuesta es de solo 4 ms, su frecuencia de actualización de 60 Hz y su ángulo de visión de 178 grados. Además, cuenta con altavoces incorporados, posibilidad de montaje en la pared y Bluetooth.

Samsung Smart Monitor LS43BM700UU

El monitor es compatible con AirPlay. Esto nos permite conectar dispositivos de Apple de forma inalámbrica para visionarlos en una pantalla más grande. Podemos disfrutar de nuestros contenidos desde nuestro iPhone, iPad o iMac, así como replicar aplicaciones, documentos o sitios web. En cuanto a conectividad física, cuenta con dos puertos HDMI 2.0, un USB-C y un USB 2.0

Su precio ronda los 500 €.

Adaptadores de pantalla inalámbricos

Si ya disponemos de un monitor tradicional y no nos interesa cambiarlo, podemos hacer que se convierta en inalámbrico mediante el uso de adaptadores de pantalla.

Adaptador de pantalla HDMI inalámbrico Hesty

Este adaptador de pantalla WiFi cuenta con una resolución 4K para conseguir proporcionarnos una imagen más clara y precisa en pantalla grande. Mediante su uso, vamos a poder lanzar y duplicar fotos, vídeos, música, documentos, películas y juegos desde móviles iOS y Android, ordenadores y tablets a un monitor con HDMI. Es compatible con WiFi Direct, AirPlay y con todos los dispositivos con puertos HDMI. Simplemente será necesario conectarlo al puerto HDMI del televisor y a la fuente de alimentación.

Adaptador de pantalla HDMI inalámbrico Hesty

Es muy pequeño y fácil de transportar, para que podamos llevarlo siempre con nosotros y usarlo en cualquier lugar, tanto en casa como en la oficina. Incluye soporte resolución 1080P para juegos y es compatible con YouTube Web.

Lo podemos compra por unos 17 €.

Fiyapoo Wireless

Este dongle de pantalla inalámbrica soporta resolución 4K (3840 x 2160 píxeles) permitiendo compartir contenido en pantalla grande o bien usar su modo dual que permite duplicar la pantalla. Es compatible tanto con WiFi Direct como AirPlay de Apple sin necesidad de usar aplicaciones ni controladores. Simplemente será necesario conectarlo al puerto HDMI del monitor, a la alimentación USB y al adaptador de corriente. Podremos jugar con videojuegos de forma inalámbrica directamente desde nuestro móvil o tablet para proyectarlo en el monitor.

Fiyapoo Wireless

También es ideal para presentaciones, ya que nos permite mostrar archivos de PowePoint, Excel, Word y PDF. Además, el Dongle se actualizará automáticamente cuando se conecta al WiFi.

Su precio ronda los 30 €.

Apdatador YUXUE

Este adaptador conectado al puerto HDMI de nuestro monitor proporciona pantalla inalámbrica capaz de soportar salida de video 1080p y salida de sonido. Adopta tecnología de 2.4 G, para garantizar que no haya lag. Para su interconexión dispone de un rango de transmisión inalámbrica de hasta 10 metros. No requiere de ningún tipo de software ni controladores para funcionar y es compatible con AirPlay de Apple.

Apdatador YUXUE

Mediante su uso podemos disfrutar fácilmente de música, vídeo, fotos, documentos y sitio web en pantalla grande. Es sumamente ligero, lo cual posibilita que se pueda llevar cómodamente a cualquier parte. Además, permite la función de espejo desde el móvil a la pantalla del monitor.

Lo podemos comprar por en torno a los 18 €.

Nuestra recomendación

Como podemos comprobar disponemos de diferentes opciones para poder mandar contenido inalámbrico a nuestro monitor. Para ello es posible adquirir directamente un monitor inalámbrico o bien usar su correspondiente adaptador en el caso de que no queramos cambiar de monitor.

Si estamos dispuesto a comprar un monitor inalámbrico, nos decantaríamos por el HP U27 ya que cuenta con pantalla LED 4K y un tiempo de respuesta de sólo 5 ms. Su principal inconveniente es que solo se conecta mediante Bluetooth, así pues, deberemos tener cerca los dispositivos que queramos conectar. Por lo demás, cuenta con las características necesarias para ser una opción ideal.

Si preferimos usar un adaptador para conectarlo a nuestro monitor no gusta el de la marca Hesty ya que admite una resolución 4K. Es compatible con WiFi Direct y AirPlay de Apple y permite enviar todo tipo de contenido como juegos, documentos, vídeos, etc. Todo ello por un precio más que comedido.

¡Sé el primero en comentar!