Elegir la Smart TV perfecta puede ser muy sencillo: tenemos la clave

¿Quién no tiene, hoy en día, una Smart TV en su hogar? Son pocos los que quedan sin televisiones inteligentes en su casa, puesto que han descubierto las increíbles ventajas que estas pueden traer consigo. Si eres uno de ellos, o si tienes que renovar la tuya, ¡continúa leyendo! Te vamos a desvelar todas las claves para acertar con tu compra.

Todos sabemos lo que es una televisión inteligente, e incluso conocemos algunos modelos que nos han llamado mucho la atención. Pero ¿sabríamos elegir la Smart TV que más nos convenga dependiendo de nuestra situación? ¡Esto es un tema mucho más complejo!

Desde Topes de Gama queremos ponértelo más fácil que nunca. Es por eso por lo que hemos creado está guía de compra de televisiones inteligentes. Nuestro objetivo es que sepas cómo elegir la TV que más te conviene, ¡y no gastar dinero en vano!

Qué debe tener una buena Smart TV

Si no sabes exactamente qué debe tener una televisión inteligente para ser considerada de buena calidad, no te preocupes. Estamos hablando de dispositivos complejos y que podemos usar para cosas muy dispares, con lo cual es lógico tener dudas.

Smart TV

Vamos a ver, en primer lugar, los parámetros básicos que debes ver antes de lanzarte a comprar:

  • Lo primero que se debe analizar a la hora de adquirir una Smart TV es la resolución que ofrece. Hoy en día, bajar de 4K no merece la pena. Si bien es cierto que hay modelos muy asequibles que ofrecen Full HD, poco a poco irán pasando a la historia. Va a depender también del tamaño que tenga la televisión, algo en lo que incidiremos a continuación.
  • Junto a esto, es importante ver que soporta contenidos HDR. El estándar HDR más utilizado hoy en día es Dolby Vision pero funciona mediante licencia. Es por eso por lo que también encontrarás fabricantes que apuestan por soluciones gratuitas, como HDR10. La calidad que ofrece Dolby Vision es mucho mayor, pero también es más alto el precio, con lo cual la decisión final dependerá de esto.
  • En cuanto al sonido, lo ideal es que disponga de una potencia de salida de no menos de 20 W. Además, es interesante que cuente con tecnologías DTS, mas no es algo imprescindible.
  • Respecto al procesador, y sin entrar demasiado en tecnicismos, es importante que tenga un mínimo de cuatro núcleos. De esta forma, se garantiza una fluidez más que suficiente.
  • El apartado de la conectividad es uno de los que debes analizar despacio. En primer lugar, debe poder tener tanto WiFi como Bluetooth. También sería interesante que contara con puerto Ethernet para que pudieras obtener mayor velocidad en caso de necesitarla. En cuanto a puertos, debería tener al menos tres HDMI y un par de dispositivos USB. Así podrás conectar tu Smart TV a diferentes dispositivos siempre que quieras.
  • ¿Conoces la tecnología Ambilight? No la traen todas las teles, pero es impresionante a nivel visual. Es un sistema desarrollado por Philips que ilumina la parte trasera de las Smart TV con una serie de luces LED. Estas se van iluminando acorde a las imágenes, consiguiendo un ambiente totalmente diferente.
  • Entrando en un punto un poco más relacionado con el diseño y la estética, es importante que elijas una TV que encaje con tu salón. Se suele priorizar que tengan unas líneas minimalistas y, sobre todo, que te permitan colgarlas en la pared siempre que lo necesites. Para ello, deben poder encajar con los diferentes soportes de pared.
  • El precio también es un factor relevante que debes considerar a nivel individual. Además, está muy relacionado con el resto de parámetros. Cuanto más le pidas a tu televisor, más probable será que su precio ascienda.

Tamaño, grosor y tipo de panel: ¡muy importantes!

Pasemos ahora a analizar algunos de los parámetros más relevantes de una Smart TV y que, precisamente por eso, merecen un apartado especial. Estamos hablando tanto del tamaño y del grosor de la pantalla como del tipo de panel.

Comenzando por el tipo de panel, debes saber que encontrarás paneles de diferentes clases:

    • LCD: hasta hace poco, eran los más comunes. No obstante, han quedado bastante desfasados. Estaban conformados por un número de píxeles de color que se posicionan frente a una fuente de luz.
    • LED: es una tecnología más reciente, y que permite trabajar con la retroiluminación de los LEDs para conseguir una mejor calidad de imagen. Si no se quiere gastar demasiado, son una gran alternativa.
    • OLED: este tipo de paneles se encuentra sobre todo en televisores de gama alta, puesto que ofrecen gran calidad. Por cada píxel hay un diodo que emite luz, consiguiendo así una mayor calidad y color. Son las más recomendables por su relación calidad – precio. Además, son las más recomendadas para los gamers debido a su baja latencia.
    • QLED: estas pantallas fueron lanzadas al mercado de forma específica por Samsung para competir con la anteriores. Ofrecen un mejor rendimiento, pero también suben de precio.
    • NanoCell: son paneles LCD pero mucho más avanzados, propios de la firma LG.

Por supuesto, junto al tipo de panel es fundamental saber de qué tamaño debes elegir tu televisor. Esta es una decisión bastante personal y que debes valorar teniendo en cuenta dónde vas a poner la televisión, por ejemplo. ¿Te cabe una TV de 65 pulgadas en tu mueble del salón? ¡Entonces ve a por ella!

Existen muchos tamaños diferentes de Smart TV, aunque los más habituales son los de 50 y 55 pulgadas. También hallarás las 43 pulgadas para salones más pequeños. No recomendamos bajar de esa medida, ni apostar por las 32 pulgadas, a menos que la situación así lo aconseje. Por ejemplo, si la TV es para un dormitorio o para la cocina. Del mismo modo, tampoco recomendamos las televisiones de más de 65 pulgadas a menos que el salón sea realmente grande.

Pasando al grosor, debes saber que las televisiones más delgadas suelen tener un panel OLED. Esto se debe a que no necesitan de un panel de luz adicional para aportar una mayor luminosidad y, por tanto, su tecnología permite que sean más livianas y delgadas. Optar por una TV así puede conseguirte ahorrar mucho espacio en tu hogar.

El sistema operativo de tu Smart TV

Por último, algo que debes tener en cuenta antes de pasar a ver modelos de Smart TV concretos es el sistema operativo que buscas en tu televisor. Los más famosos son los siguientes:

  • Android TV es el más conocido, y uno de los más usados. La gran ventaja que supone con respecto al resto es que su tienda de aplicaciones es una de las más completas. Además, podrás disfrutar de sistemas como Kodi. Con este, podrás reproducir todo tipo de contenidos y tener acceso a herramientas adicionales. Es más, hará que le puedas sacar mucho más partido a tu televisor.
  • Tizen es el sistema operativo de Samsung, muy intuitivo y fácil de usar.
  • WebOS es el que encontrarás en las televisiones de LG. Su principal ventaja es que es bastante ligero.

Existen más sistemas operativos, pero los que te recomendamos son estos. Sobre todo, Android TV. Es el más versátil y el que más opciones te permitirá a largo plazo. Tanto es así que incluso podrás transformar tu TV en una consola retro. Asimismo, te permite trabajar con asistentes virtuales como Alexa para poder elegir el contenido con comandos de voz. ¡Mucho más sencillo!

Las Smart TV más asequibles y potentes

¡Ya sabemos qué buscar en una Smart TV para conseguir la mejor del mercado! Ahora, vamos a pasar a ver algunos de los modelos que recomendamos desde Topes de Gama. Hemos buscado variedad tanto en tamaño como en sistemas operativos y demás especificaciones. De este modo, podrás elegir entre una gran diversidad la que más encaje contigo.

ChiQ de 32 pulgadas: la más asequible

  • Tamaño: 32 pulgadas (80 cm).
  • Resolución: HD.
  • Tipo de panel: LED.
  • Sistema operativo: Android TV 11.

Esta Smart TV de ChiQ es una de las más asequibles que encontrarás en el mercado. Por su tamaño, es perfecta para colocar como TV secundaria en cualquier habitación. Además, tiene como ventaja que su sistema operativo te permitirá descargar una gran cantidad de aplicaciones. ¡E incluso jugar con ella!

ChiQ 32 pulgadas

Dispone de tecnología HDR10, con lo cual podrás ver todo el contenido en streaming que quieras de las aplicaciones más reconocidas. El audio tampoco será un problema, puesto que cuenta con sonido multicapa.

Si eres de usar comandos de voz, debes saber que es compatible con Google Assistant. En cuanto a conectividad, dispone de conexión tanto WiFi como bluetooth. De este modo, podrás conectar incluso periféricos como ratones o teclados para darle una mayor versatilidad a la TV.

Sin duda, es una tele muy completa, sobre todo teniendo en cuenta que su precio se sitúa siempre por debajo de los 200 €. Si quieres una televisión secundaria para que tus hijos jueguen a videojuegos, o para jugar tú, es perfecta.

Una Hisense con Alexa integrada

  • Tamaño: 43 pulgadas.
  • Resolución: 4K.
  • Tipo de panel: LED.
  • Sistema operativo: VIDAA.

Hisense es una de esas marcas que nunca defrauda cuando se confía en ellas. Sobre todo si buscas una Smart TV con buenas prestaciones y a un precio bastante bajo. Este modelo tiene como principal ventaja que es totalmente compatible con Alexa, permitiéndote así usarla mediante comandos de voz.

Hisense 43 pulgadas Smart TV

Lo que no debes obviar a la hora de hacerte con esta televisión es que tiene un sistema operativo diferente a los mayoritarios, denominado VIDAA. Pese a todo, te permitirá descargar las aplicaciones más usadas como Netflix o Prime Video.

Las opciones de conectividad que ofrece son bastante buenas, a que tiene bluetooth y cable Ethernet. Además, cuenta con puertos HDMI y USB para que no tengas ningún problema de conexión en este sentido. Incorpora un soporte de mesa para que puedas acoplarla con facilidad en cualquier parte.

Tanto la calidad de imagen como de sonido están garantizadas, así como la compatibilidad con DTS Studio Sound y HDR. Como otras peculiaridades, cabe señalar que tiene un sistema de brillo adaptativo conocido como Ultra Dimming y que trabaja con un escalado inteligente. De esta forma, consigue siempre la mejor calidad de imagen.

LG de 50 pulgadas con HDR10 Pro

  • Tamaño: 50 pulgadas (126 cm).
  • Resolución: 4K.
  • Tipo de panel: LED
  • Sistema operativo: webOS 6.0.

Como buena Smart TV de LG, nos encontramos con que tiene el sistema operativo webOS 6.0. Este es uno de los más rápidos que encontrarás en el mercado, así que esto es un punto a favor. Otro rasgo reseñable es que, gracias a sus 50 pulgadas, podrás ver la TV desde cualquier punto de tu salón.

LG UHD Smart TV 50 pulgadas

Es totalmente compatible con formatos HDR como HDR10, HDR HLG y HDR GIG. Además, ofrece una calidad de sonido única gracias a su procesador Al Sound & Virtual Surround. Junto a esto, hay que señalar que dispone de un potente procesador de imagen 4K Quad Core capaz de reducir incluso el ruido de las imágenes.

La conectividad jamás será un problema puesto que tiene WiFi, bluetooth, dos puertos HDMI y un puerto USB 2.0. Además, cuenta con Alexa incorporada para que puedas usar los comandos de voz.

El precio ronda los 400 €, dependiendo de las ofertas que consigas hallar en el momento. Es bastante asequible si tenemos en cuenta su tamaño, puesto que cuanto mayor es la pantalla más se suele incrementar el coste.

TCL: 50 pulgadas, 4K y compatible con Google Assistant

  • Tamaño: 50 pulgadas.
  • Resolución: 4K.
  • Tipo de panel: LED.
  • Sistema operativo: Android TV.

De nuevo, ¡otra Android TV! Disfrutarás más que nunca todas las apps que puede ofrecerte este sistema operativo gracias a su resolución 4K y a sus 50 pulgadas de tamaño. Además, es compatible tanto con Google Assistant como con Alexa, para hacerte la vida mucho más sencilla.

TCL 50 pulgadas

Es compatible con los contenidos HDR y, además, cuenta con Smart HDR. Esto implica que el contenido estándar ganará calidad de imagen gracias a su procesador. Si le sumamos la tecnología Micro Dimming Pro, obtendremos la respuesta a por qué sus negros son tan negros y sus colores tan vivos. El sonido tampoco supondrá nunca un inconveniente, puesto que cuenta con Dolby Audio.

Como punto diferenciador, cabe señalar que podrás montarla en la pared puesto que es compatible con VESA. De este modo, serás tú quien elija exactamente dónde colocar su Smart TV. ¡El diseño es tan delgado que siempre pasará desapercibida!

El precio ronda los 400 €, dependiendo de la oferta que logres encontrar.

Pasamos a la gama alta: Smart TV de calidad

¿Ninguna de las Smart TV que hemos visto hasta el momento te convence? No te preocupes, tenemos algunas de gama alta que te pueden encantar. ¡Déjate conquistar por ellas!

Samsung The Frame QLED: lleva el arte a tu casa

  • Tamaño: 43 pulgadas.
  • Resolución: 4K.
  • Tipo de panel: QLED.
  • Sistema operativo: Tizen.

Comenzamos con las Smart TV de Samsung por la puerta grande: con un modelo de la línea The Frame. Son televisiones capaces de pasar por cuadros una vez las cuelgas en la pared, y que se transformarán en el objeto central de tu salón. Además, sus especificaciones son dignas de la gama más alta.

Samsung The Frame QLED 4K Smart TV

Lo primero que debes saber es que está disponible en una gran cantidad de tamaños, pero todos parten de la misma idea: unir TV y arte. Cuenta con un panel QLED de la mejor calidad, con Inteligencia Artificial capaz de mejorar tanto las imágenes como el sonido.

Además, dispone de tecnología HDR10+ y Quantum Dot. De esta manera, resalta contraste y detalles a la par que adquiere el mayor brillo posible.

Uno de los puntos más llamativos de esta TV es que cuenta con una opción llamada galería de arte para transformar tu estancia en una exposición. A esto le suma la tecnología One Connect, que hace que los cables prácticamente desaparezcan, y un soporte de pared extremadamente delgado. Sin duda, ¡una experiencia única!

Samsung QLED 4K de 50 pulgadas

  • Tamaño: 50 pulgadas.
  • Resolución: 4K.
  • Tipo de panel: QLED.
  • Sistema operativo: Tizen.

Continuamos con Samsung, aunque ahora damos el paso a las 50 pulgadas. Eso sí: el tipo de panel se mantiene, puesto que el QLED es característico de esta firma. Esta TV en concreto cuenta con Alexa totalmente integrada.

Samsung QLED 4K 50 pulgadas

Dispone de tecnología Quantum dot para conseguir que el volumen del color se mantenga siempre al 100 % independientemente del nivel de brillo que escojas. Además, gracias al procesador con Inteligencia Artificial, consigue siempre que todas las imágenes se vean en 4K.

Uno de los rasgos diferenciadores de esta televisión es que cuenta con sonido inteligente, capaz de ir adaptándose a los tipos de escena. ¡E incluso tiene multiview! Esto hará que puedas ver la pantalla de tu smartphone en la TV, aunque este esté reproduciendo contenido.

Es compatible con HDR10+, y cuenta con ambient mode. Esto hará que puedas personalizar tu televisor con tus fotos y con tu música. El precio ronda los 600 €.

Philips y la tecnología Ambilight: 65 pulgadas

  • Tamaño: 75 pulgadas.
  • Resolución: 4K.
  • Tipo de panel: LED.
  • Sistema operativo: Android TV.

¿Te gustan las Smart TV grandes? Esta Philips, con sus 65 pulgadas, es justo lo que estabas buscando. Como cabría esperar de una pantalla de este tamaño, ofrece una resolución 4K.

Philips 65 pulgadas Smart TV Ambilight

Es totalmente compatible con HDR y con Dolby Sound, con lo cual la experiencia de usuario que tendrás al ver películas o series será de sobresaliente. Además, a esto hay que sumarle la tecnología Ambilight que mencionamos anteriormente. Las luces LED que rodean la pantalla te harán sentirte parte de aquello que estés viendo.

Es totalmente plana, permitiéndote así adaptarla a cualquier pared y conseguir que encaje por completo en tu decoración. Sin duda, una TV de alta calidad por la que merece pagar lo que cuesta. Su precio ronda siempre los 600 €.

La Smart TV más grande: Philips y sus 75 pulgadas

  • Tamaño: 75 pulgadas.
  • Resolución: 4K.
  • Tipo de panel: LED.
  • Sistema operativo: Android TV.

Si las anteriores Smart TV no te parecían suficiente, esta Philips de 75 pulgadas sin duda sí que lo hará. Recuerda que debes tener un salón bastante amplio para poder concederle el lugar que merece, ¡presidiendo tu hogar! Porque esta es una TV de la más alta gama, con unas prestaciones increíbles.

Phlips Smart TV 75 pulgadas

Como buena Philips, ofrece la tecnología Ambilight. Esta conjuga a la perfección con Dolby Vision y Dolby Atmos, consiguiendo que tengas la sensación de vivir dentro de cualquier película.

La conectividad está garantizada, puesto que cuenta con puertos HDMI, WiFi, bluetooth y puertos USB. E incluso cuenta con un puerto Ethernet por si necesitas tener más velocidad en algún momento.

Si bien es cierto que supera los 1.000 €, es una Smart TV que te ofrecerá una experiencia cinematográfica. Uno de esos dispositivos que hará que jamás vuelvas a plantearte la posibilidad de hacerte con un proyector de cine.

Nuestra preferida: The Frame

Si únicamente pudiéramos elegir una de las Smart TV que hemos visto, sería con el modelo The Frame de Samsung. Es una forma totalmente innovadora de concebir cómo debe ser una televisión, que conjuga unas características inmejorables con un diseño único.

Además, el hecho de que esté disponible en diferentes tamaños hace posible que puedas elegir el que mejor se adecúe con tu salón.

¡Sé el primero en comentar!