¡Ahorra en tu factura! Cocina con estas vitros de bajo consumo

¡Ahorra en tu factura! Cocina con estas vitros de bajo consumo

Fran Castañeda

Antiguamente, lo habitual en el hogar era contar con una cocina de combustible. Ahora, cada vez más, estas se están viendo sustituidas por las vitrocerámicas de bajo consumo. Estos modelos nos van a permitir cocinar con mayor calor, una alta seguridad y un menor consumo eléctrico. De esta forma, podremos cocinar todo tipo de recetas sin límite sin necesidad de un gran consumo energético, reduciendo con ello el gasto en la factura de la luz.

Las vitrocerámicas de bajo consumo son bonitas, funcionales, fáciles de limpiar y sobre todo seguras. Todo esto hace que su uso esté cada vez más extendido. Si estamos decidido a comprar una para nuestra casa y no sabemos por dónde empezar, estamos en el lugar correcto. Hoy en Topes de Gama os hablaremos de cuáles son los mejores modelos para comprar y cuáles son las características que debemos de tener en cuenta.

Características de las vitrocerámicas

Las placas de vitrocerámicas se encuentran fabricadas en vidrio o cerámica y son especialmente resistentes a las altas temperaturas. Funcionan calentando unas resistencias que se encuentran situadas bajo el cristal y que a su vez se encargan de calentar la superficie. Cuenta con un funcionamiento similar al gas, pero en su lugar usa energía eléctrica.

Vitrocerámica en la cocina

A diferencia de las cocinas tradicionales de gas, las vitrocerámicas son más seguras y fáciles de limpiar. Igualmente, dado que se calienta la superficie de la placa podremos aprovechar el calor residual en la cocina. Gracias a esto, podemos apagar la placa antes de tiempo y aprovechar el calor que sigue desprendiendo para terminar la preparación que estemos llevando a cabo.

Este tipo de placas es compatible con cualquier tipo de recipiente y con prácticamente cualquier técnica de cocinado. Eso sí, debemos de tener en cuenta que no se calientan tan rápido como otros tipos, como el gas o la inducción, así que tardaremos un poco más en empezar a cocinar.

¿Cómo saber el consumo?

Entre los equipos de gama blanca de un hogar medio español, el que más consume es el frigorífico, que representa el 18% del consumo eléctrico, seguido por la vitrocerámica (9%), la lavadora (8%) y el horno eléctrico (4%).

Para saber el consumo de los electrodomésticos, encontramos los etiquetados de eficiencia energética, que se crearon para informar directamente a los clientes sobre el consumo de energía de cada aparato eléctrico. Sin embargo, este tipo de etiquetado aún no está previsto para las placas de cocina como la vitrocerámica.

Así pues, ¿cómo podemos saber el consumo eléctrico de la vitrocerámica? Pues tendremos que hacer una estimación. Por lo general este tipo de electrodoméstico consume entre 12.000 y 2.500 W/h. Si suponemos que la usamos una hora al día, en consumo se situaría entre 438 KWh y los 900 KWh al año. Para traducirlo a euros, establecemos que el coste medio del KWh se encuentra a 0,2460 €/ kWh, el coste la vitrocerámica puede oscilar entre los 295 y 615 € al año.

Ventajas e inconvenientes

Las ventajas que nos encontramos a la hora de utilizar vitrocerámicas de bajo consumo son:

  • Más baratas que las cocinas de gas o inducción.
  • Eficiencia energética: al ser planas y lisa, es más fácil transferir más energía de la placa directamente a la sartén. De esta manera, se desperdicia menos energía al cocinar.
  • Su limpieza es sencilla y permite mantener su acabado brillante mediante el uso de los productos adecuados.
  • c para cocinar sin preocupaciones.
  • Gracias a su calor residual permite terminar el cocinado con la placa apagada para consumir menos.

Pero no todo es perfecto, y también podemos encontrar algunos inconvenientes que debemos de conocer y valorar antes de comprar.

  • Tarda más tiempo en calentarse que las cocinas de inducción, así que necesitaremos un tiempo previo antes de empezar a cocinar.
  • Para que no se deteriore necesita cuidados y limpiezas con productos especiales ya que el cristal se puede rayar con facilidad.
  • La placa tarda más en enfriarse. Esto además de ser una ventaja, también puede ser un inconveniente ya que hay que estar pendiente de retirar la olla o la sartén para que no se queme la comida.
  • Encontraremos una mejor distribución general del calor con un modelo de gas.

Qué debemos tener en cuenta antes de comprar

Una vez conocemos cómo funcionan las placas de vitrocerámicas de bajo consumo, puede que nos decidamos por compra. Pero antes de lanzarlos a la adquisición de cualquier modelo que se nos ponga por delante, debemos tener en cuenta una serie de características previas.

  • Número de fuegos: por lo general suelen contar con entre 2 y 4 fuegos. El número puede ser importante en función de las personas que vivan en casa y de la cantidad de comida que preparemos. Nosotros recomendamos que cuente con 4 fuegos ya que nos permite tener mayor versatilidad, y preparar distinto tipos de alimentos a la vez.
  • Tamaño de los fuegos: normalmente las vitrocerámicas cuentan con fuegos pequeños y medianos, pudiendo variar entre los 25 y 30 mm de diámetro. Si escogemos una vitro con cuatro fuegos seguramente contemos con dos medianos y dos pequeños, que sería la opción ideal.
  • Dimensiones: este tipo de producto suelen contar con unas medias de entre 60 cm y 90 cm de ancho. Por lo tanto, antes de elegir es importante que midamos bien la encimera para no elegir una placa con unas dimensiones distintas a las que disponemos en nuestra cocina.
  • Potencia: es importante que cuente con varios grados de potencia y temperatura. Cuantos más posea, más sencillo nos será ser precisos a la hora de preparar nuestros alimentos. Al meno 6.400 W serán necesarios sin escogemos la opción de 4 fuegos.
  • Control de potencia: es importante que cuente con un botón de control de potencia para cada fuego. Esto nos permite adaptar el nivel de potencia para hervir a fuego lento y establece el nivel de potencia adecuado para mantener la ebullición mínima.

Vitrocerámica

  • Fabricación: es recomendable que se encuentre fabricado en cerámica pues es muy resistente a altas temperaturas y a los cambios bruscos de esta.
  • Temporizador: esta función que podemos encontrar en algunas vitrocerámicas nos permite establecer un tiempo de cocción, y una vez terminado el calor dejará de emitirse. De esta forma, podemos dejar preparada la cocción sin tener que estar supervisándola constantemente.
  • Indicador de calor residual: al terminar de cocinar la zona se queda caliente, así que es conveniente que cuente con algún indicador de calor residual. También nos permite ser más sostenibles, ya que estas zonas se pueden aprovechar para descongelar alimentos o simplemente mantener caliente el almuerzo ahorrando energía.
  • Bloqueo infantil: dado que estamos ante un electrodoméstico que genera calor es importante contar con medidas de seguridad como bloqueo infantil. De esta forma, podemos bloquear la placa para que no se pueda encender por error.
  • Desconexión automática: para evitar sustos en caso de que dejemos la vitrocerámica encendida sin utilizar, es conveniente que pueda contar con un sistema de desconexión automática, que permita apagarse pasado un tiempo.

Ahora que ya conocemos las principales características en las cuáles debemos de fijarnos a la hora de compra nuestra vitrocerámica, ya podemos pasar a comprobar cuáles son los mejores modelos disponibles en función de nuestro presupuesto.

Vitrocerámicas de bajo consumo: las más económicas

A continuación, vamos a ver que modelos de vitrocerámicas de bajo consumo más económicos que podemos comprar:

Jata V532

En esta ocasión hacemos mención esta vitrocerámica con 2 placas de 18 cm de diámetro para una potencia máxima de 1.200 W cada una, para una potencia total de 2.400 W. Su cuerpo está construido en acero inoxidable con un diseño extraplano de gran calidad.

Jata V532

Cada placa incluye su propio termostato que nos permite regular la temperatura para cada plato que necesitemos cocinar. También cuenta con indicadores luminosos que nos permite saber cuándo están encendidas las placas, así como protección contra el sobrecalentamiento. Sus medidas son de 54.5 x 10.5 x 37 cm.

Su precio ronda los 90 €.

Corberó CCVBR6450

Se trata de una placa de vitrocerámica de 60 centímetros, con 4 fuegos para una potencia de 6400 W. Su zona extragrande lleva un triple inductor de 21, 26 y 32 cm que nos permite una gran versatilidad de recipientes en función de las necesidades que tengas a la hora de cocinar. De esta forma podemos preparar una comida para muchos o pocos invitados con la posibilidad de cambiar los recipientes adaptándote al calor necesario.

Corberó CCVBR6450

También cuenta con un botón de control de potencia independiente para cada fuego, para que podamos acceder de forma rápida y fácil. Su control Slider nos permite un calentamiento ultra rápido en todas las zonas de cocción. Sólo necesitaremos pasar el dedo por encima para controlar la potencia de la placa. Además, como sistema de seguridad, podemos bloquear los controles para evitar un uso accidental. ‎52 x 59 x 5.5 cm.

Su precio ronda los 150 €.

Vitrocerámicas Hisense E6322C

Se trata de una placa de vitrocerámica con 3 fuegos, con un foco gigante de 30 cm perfecta para los recipientes más grandes y una encimera de 60 cm. Cuenta con un acabado elegante, resistente a los arañazos con terminación biselada y un control táctil que nos permite cocinar de manera práctica con todas sus funciones al alcance de nuestro dedo. Su superficie está diseñada para que nos permita limpiar cualquier derrame sin esfuerzo y con total seguridad.

Hisense E6322C

Dado que cuenta con indicadores de calor, al terminar de cocinar, la zona se mantiene caliente y la placa nos lo advierte con una «H» para mayor seguridad. También cuenta con una función de Bloqueo Infantil, pensada especialmente para familias con niños pequeños, pues aporta un plus de seguridad a la cocina. Mediante su temporizador podemos configurar el tiempo de cocción fácilmente y todos los fuegos tienen control de potencia.

Su precio ronda los 200 €.

Placa de vitrocerámica IsEasy

Esta placa cuenta con 3 zonas de cocción que garantiza tres circuitos de calefacción (1200 W a la izquierda, 1800 W en la izquierda inferior y 3600 W en la derecha), permitiéndonos utilizar utensilios de cocina más grandes y un calentamiento más rápido. Dispone de 9 niveles de potencia y un temporizador de hasta 99 minutos. Esto hace que la cocción de una comida grande sea mucho más agradable y no más ollas quemadas. Se puede activar sus funciones con solo tocar los botones de su panel de control desde podemos acceder y configurar las zonas de cocción y el nivel de potencia.

Placa de vitrocerámica IsEasy

También cuenta con un indicador de calor residual con una advertencia en forma de H mientras la superficie se encuentra caliente y un sistema de activación accidental para impedir que los niños puedan manipularla. Sus dimensiones son de 5.5 x 59 x 52 cm.

Su precio ronda los 125 €.

Cata BK TD 6003

Se trata de una vitrocerámica que cuenta con un ancho de 59 cm y 3 zonas de cocción para una potencia total de 1800 W. También dispone de un avisador acústico y 9 niveles de potencia regulable para cada fuego. Tampoco puede faltar un bloqueo de seguridad que impide pueda ser puesta en marcha por error, ideal si tenemos niños en casa.

Cata BK TD 6003

Su indicador de calor residual nos informará a través de una letra «H» que el fuego, aunque apagado aún se encuentra caliente, para evitar que podamos poner la mano por error y quemarnos. Además, incluye una función de desconexión automática de seguridad. Sus medidas son de 58.4 x 51 x 10 cm.

Su precio ronda los 140 €.

Vitrocerámicas de alta gama

Si preferimos optar por una placa de vitrocerámica de alta gama podemos elegir una de las siguientes opciones.

Vitrocerámicas Siemens ET631BK17E iQ300

Hablamos de una placa de vitrocerámica de 60 cm de ancho, con tres grandes áreas de cocción para una potencia total de 5700 W. Su zona de cocinado más grande cuenta con un diámetro de 28 cm, siendo ideal para cocinar con sartenes y cacerolas de gran tamaño. Mediante su control easytouch podemos encender y controlar la placa con una sola pulsación.

Siemens ET631BK17E iQ300

También incluye un temporizador con desconexión automática que se apaga una vez transcurrido el tiempo seleccionado. Además, dispone de un bloqueo de seguridad para evitar el encendido accidental de la placa, ideal si tenemos niños en casa. Sus medidas son de 73 x 58 x 8 cm.

Su precio ronda los 320 €.

Teka Placa TC 6400

Se trata de una placa vitrocerámica que cuenta con 4 fuegos para una potencia máxima de 6.500 W con los que poder cocinar una mayor cantidad de platos simultáneamente. Estas cuatro zonas tienen unas dimensiones de 15 cm, 16 cm, 18 cm y 18/21 cm. Dispone de un programador con el que poder establecer un tiempo de cocción que podemos controlar a través de su pantalla central.

Teka Placa TC 6400

Se encuentra fabricado en material cerámico con unas propiedades semejantes a las del vidrio. Además, muy resistente a las altas temperaturas y a los cambios bruscos de ésta. Como funciones especiales esta placa posee bloqueo de seguridad para niños y desconexión automática en caso de que nos lo dejemos encendido.

Su precio ronda los 300 €.

Bosch Serie 4 PKF631B17E

Hablamos de una placa de vitrocerámica de 60 cm de ancho, que cuenta con 4 zonas de cocción, con una zona doble de 21/12 cm y un total de 17 niveles de potencia. Dispone de una pantalla táctil con sistema Control TouchSelect que nos permite seleccionar la zona de cocción y ajustar de forma sencilla la potencia que necesitemos.

Bosch Serie 4 PKF631B17E

También cuenta con una programación del tiempo de cocción, capaz de apagar de forma automática la zona selecciona una vez haya transcurrido el tiempo previsto. Tampoco puede faltar su sistema de seguridad para niños, pues podremos bloquear el panel de mandos para impedir cambios accidentales en su configuración. Sus dimensiones son de 52.2 x 59.2 x 4.5 cm.

Su precio ronda los 255 €.

Nuestra recomendación

Como podemos comprobar disponemos de un buen número de placas de vitrocerámicas de bajo consumo para nuestra cocina. Podemos encontrarlas con diferentes fuegos, potencia y controles táctiles para su programación, seguridad y apagado automático para no se malgaste el consumo eléctrico.

De entre las diferentes opciones que os proponemos, nosotros nos quedaríamos con la Corberó CCVBR6450 como la que ofrece una mejor relación calidad/precio. Cuenta con ancho estándar de 60 centímetros, junto con 4 fuegos de distintos tamaños y una gran potencia. Además, podemos controlarlo en todo momento desde su panel táctil donde encontramos un bloqueo seguridad para evitar accidentes.

¡Sé el primero en comentar!