Hemos podido analizar un ordenador portátil LG Gram, un modelo que es curiosos ya que los equipos de este fabricante no son muy conocidos… pero existen, como es evidente. Este modelo ofrece opciones que son interesantes para los que tiene en la movilidad un elemento fundamental en el día a día ya que, su peso, es realmente reducido. Te contamos lo que nos ha parecido este dispositivo.

Como apuntábamos el LG Gram es un modelo extremadamente ligero ya que no supera el kilo de peso (980 gramos, concretamente). Y esto es destacable debido a que estamos ante un portátil que tiene una pantalla de 15,6 pulgadas, por lo que sus dimensiones no son precisamente un hándicap para conseguir esto. El caso, es que mucho tiene que ver que las estructura de este ordenador es de magnesio.

Transportando el LG Gram

El sistema operativo, como no puede ser de otra forma, es Windows 10 de Microsoft. Funciona como debe y si se busca software adicional en el LG Gram, poco se puede encontrar. Lo más destacable es un centro de control que permite establecer diferentes configuraciones para el comportamiento en el portátil. Así, por ejemplo, es posible cambiar la forma que tiene de consumir energía o de comportarse cuando se manipula la tapa.

Detalles a tener en cuneta del LG Gram

Estéticamente este modelo es atractivo, pero no ofrece un diseño Premium como otros, lo que se debe a que el material de fabricación que recubre la estructura es plástico. Lo cierto es que no se ve mal y, lo mejor de todo, es que el se puede llevar perfectamente con una mano. Esto es un buen detalle para los que tiene que ir de un lado a otro de forma constante. En lo que tiene que ver con el teclado, este es correcto y dispone de apartado numérico completo (el touchpad funciona perfectamente).

La conectividad está muy bien resuelta, ya que en ambos laterales se incluye posibilidades a la hora de posibilitar la conexión de todo tipo de accesorios. No falta HDMI, USB tipo C, lector de tarjetas y, como no, USB 3.0. Así, todo está bastante bien cubierto excepto algo que nos ha llamado la atención: pese a las dimensiones del LG Gram, este no incluye un puerto Ethernet para el uso de red por cable. Importante tener esto en cuenta.

Lateral del LG Gram

En lo que tiene que ver con la batería, el equipo dispone de un elemento de dos celdas que, en condiciones normales, permite un uso de seis horas de forma continuada -si se exprime al máximo algo menos-. Esto es algo menos de lo esperado y, lo cierto, es que teniendo en cuenta que no es un modelo especialmente pequeño se podía aprovechar algo más el espacio para conseguir una autonomía mayor.

This slideshow requires JavaScript.

Cuestiones finales del portátil

Aquí ya que comentar que la pantalla, de 15,6 pulgadas, consta de un panel IPS de calidad Full HD que se ve realmente bien, por lo que no se echa en falta el uso de una mayor resolución. La calidad de imagen es muy buena y los marcos laterales muy reducidos hace que la sensación sea de una calidad excelente. No es táctil, pro esto es algo que no es precisamente un problema en este tipo de equipos. En lo que tiene que ver con el sonido, ubicado en la parte inferior, hay que decir que este es bastante bueno y compatible con Hi-Fi.

Ejecución de juego en el LG Gram

Antes de finalizar hay que comentar que existen varas configuraciones de hardware para el LG Gram. La que hemos probado nosotros es una que consta de una procesador Intel Core i7 (con gráfica integrada Graphics 520) y que tiene una RAM de 8 GB. A esto se le suma una almacenamiento interno con un disco duro tipo SSD de 256 “gigas” que, en conjunto, nos ha dejado bastante satisfecho en lo que tiene que ver con la experiencia de uso. El precio de este modelo se sitúa ligeramente por debajo de los 1.100 euros.

LG Gram
Diseño72%
Rendimiento74%
Autonomía70%
Software80%
Pantalla86%
Precio74%
Lo Mejor
  • Es muy ligero
  • Buen rendimiento general
Lo Peor
  • Autonomía mejorable
  • Acabado en plastico
76%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (10 Votos)
74%
  • israel klahr

    Demasiado caro,maximo 850 dolares