Ya hemos comentado en Topes de Gama en más de una ocasión que tenemos la intención de analizar más tipos de producto y, un claro ejemplo, es el dispositivo del que hablamos en estas ocasión: un proyector. El modelo en concreto es el LG MiniBeam, que tiene detalles interesantes y del que te contamos las opiniones que hemos obtenido una vez que los hemos utilizado. 

Una de las primeras cosas que llaman la atención de este modelo es que es bastante pequeño, por lo que es incluso posible llevarlo de un lado a otro sin el más mínimo problema. Para que esto quede muy claro: hablamos de 13 x 30 centímetros y apenas un kilo, respectivamente. De esta forma, lo que está claro es que se ponga donde se ponga, el LG MiniBeam no ocupa mucho espacio.

Proyector LG MiniBeam

Acabado en plástico que simula el metal, el LG MiniBeam es un dispositivo que no es para nada feo, aunque tampoco es lo más atractivo que uno puede ver en el salón. Recordemos: es un proyector, no un adorno. Evidentemente, este modelo cuenta con un mando a distancia para que el control se puede realizar sentado tranquilamente en el sillón, y no funciona nada mal, y se incluye una rosca que permite colocar al producto en un soporte si así se desea.

Lo más diferencial del LG MiniBeam

Pues es, sin duda alguna, la distancia que se necesita para conseguir visualizaciones en grandes tamaños de pantalla. Esto es lo diferencial de LG MiniBeam y lo que le da sentido. Así, por ejemplo, si se coloca el proyector a 7 centímetros del lugar el que se enfoca se consigue un tamaño de 40 pulgadas, mientras que si se separa hasta los 33, esta se aumenta hasta las 80″. No está nada mal y resulta perfecto para habitaciones pequeñas.

En lo que tiene que ver con la calidad de las visualizaciones, esta es buena pero tiene un dependencia bastante alta de que las condiciones de luz ambiente sean las más bajas posibles. La calidad de imagen máxima es de 720p, lo que es adecuado pero no especialmente destacable. Los nits alcanzan los 450, que no está mal pero tampoco le hace ser de lo mejor del mercado. Por cierto, es compatible con contenidos en 3D, por si alguien dispone de ellos.

This slideshow requires JavaScript.

EL sonido que se consigue con el propio LG MiniBeam es muy ajustado, tanto en calidad como en potencia. Hablamos de un par de altavoces integrados de un vatio de potencia, lo que claramente no es lo mejor del mundo para ver películas o eventos deportivos. Por lo tanto, lo ideal es dar uso a sus conexiones y utilizar algún accesorio externo.

Altavoces integrados en el LG MiniBeam

Detalles finales del LG MiniBeam

Sencillo de configurar, ya que se utilizan menús similares a los de un televisor que se manejan con el mando a distancia, la conectividad estás bastante bien resuelta en el LG MiniBeam, especialmente teniendo en cuenta las dimensiones que tiene. Lo que ofrece es lo siguiente:

  • Puerto HDMI
  • Conexión mini Jack
  • USB (permite la conexión de dispositivos externos, como smartphones con Android o iPhone con el adaptador incluido-
  • WiFi, Bluetooth y Miracast

Conexiones del LG MiniBeam

El proyector LG MiniBeam llega con una batería recargable que permite el uso continuado durante unas dos horas y media, lo que no está mal y permite ser un elemento que se puede utilizar en cualquier lugar. El precio del proyector es de unos 600 euros, y quizá podría ser algo más ajustado teniendo en cuenta sus características en general.

LG MiniBeam
Diseño70%
Software70%
Conectividad68%
Funciones76%
Usabilidad70%
Precio65%
Lo Mejor
  • Distancia de reproducción
  • Sencillo de utilizar
  • Muy portable
Lo Peor
  • Calidad de imagen algo ajustada
  • Acabado mejorable
70%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (5 Votos)
56%