La compañía Misfit es una de las que más apuesta por los smartwatch híbridos, y una clara muestra de los que decimos es que acaba de anunciar nuevas versiones de la gama Ninja que fue lanzada al mercado hace un año. Nos referimos a los modelos Misfit Ninja Command y Ninja Path, de los que mostramos lo más interesantes que ofrece cada uno de ellos.

Las novedades no son muy grandes, pero sí que se ha añadido lo necesario para que se adapten un poco mejor ambos accesorios al momento actual en el que está el mercado de los wearables. Una de las cosas que destacan es que se incluyen nuevos colores para que los usuarios puedan elegir el que mejor se adapta con sus gustos sin abandonar el aluminio como material de fabricación (especialmente llamativo es el negro, que ofrece un aspecto realmente atractivo). Por cierto, la correa es intercambiable y eso se consigue con gran comodidad.

Qué son los smartwatch híbridos y diferencias con el resto

Misfit Ninja Command, el modelo con mayor autonomía

Esto es, sin duda, algo que hará las delicias de los usuarios una que la autonomía que ofrece este modelo es de nada menos que un año completo (según el fabricante y con un uso habitual). Disponible en nueve colores diferentes, la compatibilidad con los sistemas operativos iOS y Android es completa, lo que permite ver las notificaciones que se reciben de una forma bastante sencilla.

Imagen frontal de Misfit Ninja Command

Los sensores que se incluyen en el interior de este modelo de la gama Misfit Ninja son un acelerómetro y un giróscopo, lo que permite reconocer desde la actividad física que se realiza hasta si se practica natación (ya que este modelo ofrece resistencia al agua de 5 atmósferas). Otro buen detalle es que si no se quita al ir a dormir es posible conocer la calidad el sueño, algo que se ha convertido en importante para los usuarios.

Imagen trasera Misfit Ninja Command

Otra de las opciones llamativas de este modelo de 45 milímetros es que incluye un botón que permite realizar acciones concretas con el teléfono, como el controlar las reproducciones de música o hacer una foto a distancia. En lo que tiene que ver con su precio, este se sitúa en los 149,99 euros, lo que al cambio se queda en unos 135 euros.

Misfit Ninja Path, el modelo más pequeño

Este modelo es algo más pequeño, ya que se queda en 36 milímetros y, además, tiene un color menos ya que los disponibles por ahora son ocho. Prácticamente ofrece las mismas funciones que el modelo anterior, pero hay algo distinto que es muy importante conocer: la autonomía baja hasta los seis meses, lo que se debe a unas dimensiones más reducidas.

Smartwatch Misfit Ninja Path con teléfono

Con un diseño algo menos deportivo y, por lo tanto, refinado (sin perder el metal como material), la sincronización con los diferentes smartphones es perfecta con el uso de una aplicación propia del fabricante para el smartwatch. Como al modelo anterior de la gama Misfit Ninja, este incluye protección frente al agua y el botón de acceso directo es configurable con diferentes opciones disponibles por defecto. Su precio es el mismo: unos 135 euros al cambio.