Acaban de presentarse los nuevos Xiaomi Mi Note 3 y Mi MIX 2, y aprovechando el nuevo diseño que ha lanzado la firma china al mercado, os traemos una comparativa de características entre el Xiaomi Mi MIX 2 y Galaxy Note 8.

Xiaomi siempre ha apostado por terminales realmente bonitos con una gran relación calidad precio, mientras que Samsung siempre apuesta por lo más premium que hay en el mercado. El año pasado vimos que por primera vez un diseño todo pantalla con el Mi MIX mientras que Samsung con el S7 fue más conversador.

Este año, en el apartado del diseño -y características- está mucho más iguales que nos dejará con una comparativa en ciertos casos muy igualada, por lo que vamos a ver las diferencias entre estos dos topes de gama de cada marca para esta segunda mitad de año.

Diseño

El apartado estético tiene mucha similitud en comparación con el año pasado. Ambos terminales cuentan con un diseño todo pantalla y un ratio cercano al 90%. El Galaxy Note 8 cuenta con una pantalla de 6,3 pulgadas con resolución QHD+ mientras que el Mi MIX 2 apuesta por una pantalla ligeramente más pequeña, esta vez de 5,99 pulgadas con resolución FullHD+.

El Xiaomi Mi MIX 2 cuenta con un tamaño ligeramente menor, algo que lo hace más compacto y que pueda estar destinado a todo el mundo, mientras que el Note 8 únicamente está enfocado a gente que prefiere pantallas más grandes, ya que se le puede considerar un phablet en toda regla. En cuanto a materiales, la firma china apuesta por materiales cerámicos, una única cámara en la parte trasera y sin pantalla curva. Samsung incorpora una parte trasera de cristal con doble cámara y pantalla curva típica de Samsung.

Hardware

 En este apartado vamos a ver muchas similitudes. El Mi MIX 2 apuesta por un Qualcomm Snapdragon 835 con 6 GB de memoria RAM y hasta 256 GB de almacenamiento, mientras que el Galaxy Note 8 apuesta por un procesador propio Exynos de Samsung igual de potente con 6 GB de RAM. Estos procesadores son casi idénticos, con una tecnología de 10 nanómetros y una GPU de igual potencia. En resumen, no vamos a encontrar casi diferencias en el apartado del rendimiento, con dos terminales que apuestan todo por la potencia y por los procesadores más top del mercado.

En el apartado de la batería sí vemos una pequeña diferencia, ya que el Note tiene una batería de 3.300 mAh para una pantalla de 6,3 pulgadas mientras que el Mi MIX 2 tiene una batería de 3.400 mAh para una pantalla de 5,9 pulgadas, lo que nos deja, a priori, un mejor consumo energético para el terminal chino.

Si seguimos con el software, aunque los dos sean Android, tienen muchas diferencias. Samsung sigue con su capa de personalización propia destinada al mundo internacional, Samsung Experience bajo Android 7.1.2 Nougat, mientras que Xiaomi apuesta por MIUI, una capa de personalización que no está hecha para todo el mundo, con un toque oriental pero que funciona realmente bien. Dos capas que no son afines para todo el mundo, pero que Samsung con su renovada Samsung Experience puede ponerse por delante.

El SPen y la doble cámara, ¿los factores diferenciales?

Muchas similitudes en diseño y hardware pero, ¿en añadidos también? Pues aquí está la gran diferencia. El Samsung Galaxy Note 8 cuenta con el SPen que le hace ser tan diferencial con cualquier otro terminal, con el cual podremos tomar notas, recortar imágenes, dibujar, escribir… y un sinfín de posibilidades, sumado a la doble cámara que incorpora este año por primera vez que, gracias a su efecto bokeh o modo retrato, le hace ser uno de los mejores terminales de la gama alta.

En cuanto al Mi MIX 2, no vemos realmente nada diferencial que nos haga decidirnos por él, únicamente su bajo precio respecto a otros terminales del mercado. Xiaomi ha querido ir “a lo seguro” si se puede llamar así con este diseño después del año anterior, pero quitando el diseño ha hecho un terminal realmente conservador.