Si tienes una bici seguir que hay algo que siempre te tiene preocupado: que te la puedan robar, ya que aparte el cariño que la tienes, es posible que su compra significara un fuerte desembolso. Para evitar esto, más allá de las habituales cadenas, es posible utilizar la tecnología como ayuda y un ejemplo de lo que decimos es Sense AIR.

Este es un nuevo accesorio inteligente, que da uso a todas las opciones que ofrecen la combinación de la ubicación y los terminales móviles. Y, todo ello, de una forma sencilla para el usuario y con multitud de posibilidades que hacen a Sense AIR uno de los productos que, seguro, los que hacen rutas de forma habitual se plantean comprar. Para empezar su diseño es muy discreto, ya que se coloca debajo del sillín -o al lado del portabotellas- dando uso a un elemento que se coloca con llaves Allen de forma muy sencilla (y que añade menos de 80 gramos al peso, lo que no es un gran lastre).

¿Tu bici como cargador del móvil? Consíguelo con EP Charger – Pedal to charge

Una de las utilidades más interesantes que ofrece Sense AIR es la de conocer en todo momento la ubicación en la que está la bici, ya que en el interior del accesorio existe un elemento GPS que posibilita esto. De esta forma, una vez que se establece la opción aparcado en la aplicación para iOS y Android que se sincroniza. Si existe algún movimiento no deseado, salta una alarma que avisa al usuario si alguien se está llevando su bicicleta (con sonido tanto en esta como en el propio smartphone o tablet). Vamos, todo un seguro de vida que, además, posibilita realizar un seguimiento.

Más opciones de uso que ofrece Sense AIR

Otra de las importantes es que cuando se está en movimiento y se nota una parada brusca se realiza una pregunta por si se ha producido un accidente, si esto se descarta no pasa nada, pero si no hay respuesta por un periodo de tiempo se activa una alerta por SMS que se envía a los contados establecidos y, por lo tanto, se añade un elemento de seguridad adicional (muy Apple Watch esto).

Por cierto, en el interior existe una batería recargable que tiene un tiempo de uso estimado de meses, y esto es algo que sorprende debido al uso de un GPS. ¿Cómo consigue esto Sense AIR? Pues dado uso a NB-IoT (LPWAN), que en Europa utiliza Banda 20 y que tiene unos requisitos de ancho de banda reducido -lo que reduce el consumo- pero sin perder eficiencia y precisión. Esta nueva tecnología es de las más avanzadas en todo lo que tiene que ver con Internet de las Cosas.

Accesorio bici Sense AIR

Comprar este accesorio inteligente para bicis

Acabado en plástico y sin problemas con el agua, por lo que si se pilla lluvia al salir de ruta no hay que preocuparse, las dimensiones que tiene Sense AIR son de 65 x 50 milímetros y en su interior se incluyen diferentes sensores para que la inflación que se adquiere sea completa (se transfiere siempre al terminal del usuario, sin pasar por servidores). Este producto, que ya ha conseguido financiación en Kickstarter es posible comprarlo con un precio de sólo 87 euros, por lo que es un excelente regalo para los amantes el ciclismo que será enviado en junio de 2020.