La idea de pulsar un botón y que nuestro coche venga a donde estamos sigue pareciendo un concepto de películas y vehículos como el Batmóvil. Pero la idea de coches autónomos también sonaba futurista, y hoy el concepto está integrándose en el parque de transportes urbanos incluso. Así es la nueva función de los vehículos Tesla, que acudirán a sus dueños igual que lo haría una mascota.

Aunque el concepto de los vehículos eléctricos lleva varias décadas en el mercado, no ha sido hasta la irrupción de la marca Tesla que verdaderamente hemos visto a estos coches de propulsión limpia hacerse un hueco en el mercado de la automoción. El siguiente objetivo de Elon Musk y los suyos es conseguir la autonomía perfecta, que los coches se conduzcan solos y lleven a sus dueños sin que tengan que tocar el volante. Aún falta para ver esto último con una autonomía plena sin conductor, pero la idea está tan integrada en la industria de la automoción y los transportes que ya se ven vehículos auto-conducidos en pruebas dentro de sectores de transporte urbano como autobuses o taxis.

Que el coche te siga como una mascota

La idea de manejar un coche de verdad desde un dispositivo portátil nos suena a Batman con su Batmóvil o James Bond. Pero este concepto ya no es eso, un concepto, sino una realidad: Elon Musk, el gurú de la Tecnología e impulsor de los Tesla, anunció ayer por Twitter una nueva función de esas que si tienes un Tesla, te servirá para presumir bien de vehículo inteligente: “el coche conducirá hacia la localización de tu móvil y te seguirá como una mascota si mantienes pulsado el botón de convocarlo en la app de Tesla”.

¿Seguirte como una mascota? Para los que no tengan un Tesla -que somos la inmensa mayoría-, la app oficial de móvil tiene entre sus funciones una llamada “Aparcamiento remoto”. Con ella se puede mover el coche hacia delante y atrás desde el teléfono, aunque solo en distancias cortas y como apoyo para sacar el vehículo de una zona estrecha. Pero eso se acabará en unas semanas, porque esa función es la que se va a ampliar con lo dicho por Musk con el modo seguimiento, que hará que el vehículo se desplace hacia donde estemos, basándose en la ubicación marcada por GPS en el smartphone de su dueño.

Salpicadero de color blanco en Tesla 3

Conducirlo como un R/C

Pura magia tecnológica que es posible gracias a la combinación de todos los elementos que porta el coche, desde las cámaras a los sensores que monta en todo su diseño, la idea no podía ser más atractiva, sobre todo el concepto de ir andando y que el coche te siga como lo haría una mascota. Pero ademas, otro tweet de Musk confirma que también “podrás conducir el coche desde tu móvil de forma remota como si fuera un coche de radiocontrol si está en tu línea de visión“. O sea, exactamente igual que lo hacía James Bond en el Mañana nunca Muere 20 años atrás. Dada la restrictiva normativa actual para los vehículos autónomos de circular por carretera solos, ¿se quedará esta función sólo como una forma guay de sacar el coche del garaje sin tener que hacerlo tu?