Videoporteros inteligentes: elige el mejor y mantén segura tu casa

Videoporteros inteligentes: elige el mejor y mantén segura tu casa

Fran Castañeda

La seguridad de nuestro hogar es algo primordial. Por ello, es posible que estemos pensando en algún sistema de seguridad que nos quite preocupaciones. Seguramente, lo primero que se nos ocurra sea la instalación de una alarma, ya que puede ser la opción más recomendada, pero no la única. Cada vez son más los usuarios que deciden por los videoporteros inteligentes.

Cada vez es más común ver telefonillos con cámara, los cuales nos permiten ver a las personas que nos llaman a nuestra puerta. Pues la versión avanzada de estos, serían los videoporteros inteligentes, que incluyen una serie de características adicionales capaces de aumentar nuestra seguridad en el hogar.

Estos aparatos se pueden conectar a nuestro móvil para alertarnos de cualquier problema que pudiera surgir en el entorno de nuestra casa. Cada vez son más inteligentes para poder proporcionarnos un mayor nivel de seguridad.

Por ello, en Topes de Gamas queremos ayudaros a encontrar el videoportero inteligente ideal. Para esto, importante que conozcamos bien cuáles son sus características más importantes y las mejores opciones de compra.

Qué son los videoporteros inteligentes

Atrás quedaron las clásicas mirillas tras las que observar quién está llamando a nuestra puerta. Desde hace año la presencia de los videoporteros cada vez se está volviendo más frecuente. Estos aparatos nos permiten ver desde un monitor a la persona que se encuentra al otro lado de la puerta. Su versión más reciente son los videoporteros inteligentes que incluyen más funciones adicionales.

Uso en pared de los videoporteros inteligentes

Con ellos no solo vamos a poder ver al a persona que llama al a puerta mediante el uso de una cámara, sino que nos permitirá hablar con ella desde nuestro móvil como si fuera una videoconferencia, no siendo necesario estar en casa para ello.

También pueden enviarnos una alerta en caso de que su sensor detecte algún movimiento, e incluso podemos grabar imágenes para tener una copia de seguridad por si fuera necesario. Además, podremos abrir la puerta con solo pulsar un botón ya que cuentan con cerradura eléctrica.

Tipos: alámbricos o inalámbricos

En el mercado podemos encontrar dos tipos de videoporteros inteligentes. Aquellos que función de forma alámbrica por cable, y otros que son inalámbricos.

  • Con cable: se encargan de conectar el monitor interno y la parte externa del producto a través de cables. Esto hace que sea necesario conectar el sistema de timbre de vídeo a la electricidad por cable de nuestra casa. Esta opción es más cara, aunque también más fiable y estable pues se encuentra vinculada a un cable de fibra óptica. Esto hace que la instalación es recomendable que se lleve a cabo a través de un profesional.
  • Inalámbricos: los videoporteros inalámbricos no necesitan conectar estas partes del producto ya que se comunica a través de ondas de radio. Simplemente debemos asegurarnos de disponer de una buena conexión WiFi que no se vea obstaculizada por paredes gruesas u otros obstáculos. Su funcionamiento depende de su batería o pilas, así como de una corriente mediante cable.

Los videoporteros inteligentes inalámbricos por lo general ofrecen mucha más flexibilidad, permitiendo añadir más productos al sistema de seguridad de nuestro hogar. Además, son mucho más fáciles de instalar ya que tanto la campana como su carcasa se puede montar simplemente fijando los tornillos que nos proporciona el fabricante.

Características claves antes de comprar

Si nos hemos decidido por la compra de un videoportero inteligente, hay una serie de características claves que debemos de tener en cuenta antes de decantarnos por un modelo u otro. Las más importantes serian:

  • Calidad de vídeo: lo mínimo exigible es que la resolución que ofrezca el accesorio sea HD, ya que de esta forma la definición es lo suficientemente buena… pero por lo general ya es muy habitual encontrar dispositivos con resolución 1080p incluso en las versiones más económicas.
  • Conectividad: como seguramente nos decantaremos por un modelo inalámbrico, lo ideal para asegurar una buena estabilidad de las transmisiones es que el adaptador WiFi sea del tipo Dual Band (2,4 y 5 GHz). Esto es algo muy complicado, y por lo general debemos de conformarnos con la frecuencia de 2.4 GHz. Esto hace que sea conveniente que el router no se encuentre lejos para que llegue la señal lo mejor posible.
  • Visión nocturna: otro apartado importante es que la cámara del videoportero incluya visión nocturna para que podamos ver imágenes claras cuando caiga la noche o las condiciones lumínicas sean bajas. En caso contrario, la utilidad del dispositivo no es completa y seguro que la experiencia de uso no es la mejor posible, aunque la iluminación en el exterior sea adecuada por las luces artificiales.
  • Detector de movimiento: gracias a esta característica, el videoportero podrá mandarnos una notificación al móvil en el caso de que haya movimiento delante de la puerta. Es importante que este se pueda configurar con distintos niveles de sensibilidad para que no nos moleste si pasa una mosca.
  • Ángulo de visión: también debemos tener en cuenta que su ángulo de visión sea el más adecuado, siendo lo adecuado que se sitúe por encima de los 120 grados. De esta forma, su colocación no debe ser un problema para obtener siempre una buena visualización.
  • Aplicación: es fundamental que el videoportero cuente con una aplicación mediante la cual podamos ver las imágenes en el móvil cuando nos encontramos fuera de casa. Sin ella perdería gran parte de su utilidad.
  • Resistencia al agua: en el caso de que vayamos a instalar el videoportero inteligente fuera de la casa, es importante que cuente con algún tipo de resistencia al agua que lo proteja de la lluvia y otros factores del clima. Lo normal es que pueda contar con una certificación IP (IP65, IP66…) que garantice esta resistencia.

Uso de videoporteros inteligentes

  • Batería: en la versión inalámbrica, el timbre funcionará mediante pilas o baterías. Es importante conocer una aproximación de su duración habitual y en modo de espera. De esta forma, podemos hacernos una idea del tiempo aproximado que puede durar. No hay ciencia exacta, ya que dependerá la sensibilidad del sensor de movimiento y de la frecuencia con la que que suene.
  • Almacenamiento de vídeo: si pensamos adquirir un videoportero inteligente inalámbrico es importante que cuente con posibilidad de almacenar las grabaciones a través de tarjetas SD o MicroSD. También puede ser interesante que tenga compatibilidad con servicios en la nube donde poder alojar los vídeos.
  • Instalación sencilla: es importante que la instalación sea sencilla para que podamos realizarlos nosotros mismos. Esto es algo mucho más complejos en las versiones alámbricas, mientras que sucede todo lo contrario en los videoporteros inalámbricos. En estos casos, debe bastar fijar el soporte de montaje en la pared fijándolo con tornillos, así como hacer lo propio con el timbre en el soporte y listo. La instalación no debe ir más allá de apretar unos tornillos.
  • Comandos de voz: puede que nos interese crear comandos de voz con otros objetos inteligentes que podamos tener conectados en casa. Para ello, sería importante que cuenten con compatibilidad con Google Home, Alexa o Siri para usar comandos de voz.  Por ejemplo, podemos decir “Alexa muéstrame la puerta de entrada” y nos mostrará la imagen de la cámara en el móvil. No es una característica fácil de encontrar, salvo en los modelos más caros.
  • Grabar respuestas: algunos modelos de videoporteros nos permiten grabar y configurar respuestas instantáneas. De esta forma cuando se nos notifica por el móvil una actividad, simplemente debemos seleccionar una respuesta predefinida para interactuar con la otra persona.
  • Precio: no vamos a engañarnos, disponer de un videoportero inteligente no es precisamente barato. Los modelos más económicos rondan los 60 u 80 euros, mientras que los de mejor calidad pueden alcanzar y superar fácilmente los 200 euros. Por lo tanto, antes de decidirnos por su compra, debemos sopesar cuántos estamos dispuesto a gastar.

Una vez que ya conocemos las características claves que debemos tener en cuenta, vamos a pasar a ver cuáles son los modelos más destacados en función de nuestro presupuesto.

Los videoporteros inteligentes más asequibles: menos de 100 €

Por lo general el precio de estos aparatos es bastante elevado. Sin embargo, si no tenemos un presupuesto elevado podemos optar por algunas de estas opciones algo más económicas.

Nikkei BELL4

Este videoportero incorpora una cámara que permite mostrar imágenes en FullHD (1080p), de manera que podamos ver siempre de forma clara y nítida quién llama a nuestra puerta y poder ver lo que sucede fuera. Para que la calidad no se vea deteriorada por falta de luz, incorpora un modo nocturno capaz de tomar imágenes claras incluso de noche. Esto permite que pueda hacer las veces de cámara de seguridad.

Nikkei BELL4 

El timbre se conecta fácilmente mediante red WiFi, permitiéndonos utilizarlo a través de su aplicación gratuita. Incorpora un micrófono para que podamos comunicarnos con la persona que se encuentra en la puerta, incluso cuando no estamos en casa.

También dispone de un detector de movimientos que se puede ajustar con varios niveles de sensibilidad. Esto, por ejemplo, permite que nos avise mediante una notificación si hay una persona en la puerta, aunque no llame al timbre. Además, el timbre se puede utilizar hasta 3 meses y en modo en espera hasta 10 meses.

Su precio ronda los 80 €.

Bextgoo

Hablamos de un videoportero que cuenta con una cámara que graba imágenes en FullHD (1080p) para crear una imagen clara y colorida con todo lujo de detalles. También cuenta con un micrófono integrado y un sistema de altavoces. Esto nos va a permitir obtener una conversación bidireccional de alta fidelidad. Mediante su aplicación instalada en nuestro móvil vamos a poder realizar una videoconferencia en tiempo real con nuestro visitante. Se conecta a través de WiFi 2.4 GHz para conexión estable y segura.

Bextgoo

Dado que cuenta con 5 luces infrarrojas, la cámara nos ofrece videos claros incluso de noche, cambiando automáticamente entre el modo día y noche según los cambios de luz. La lente de cristal dispone de un ultra gran angular de 166 grados para proporcionarnos una vista más amplia y con más detalles. También cuenta con resistencia al agua con certificado IP65 para que podamos usarlo si la puerta queda al aire libre. No falta un sensor de seguimiento configurable que nos notificará después de detectar movimientos.

Además, incluye almacenamiento en la nube gratuito de por vida, sin necesidad de usar ninguna tarjeta SD. Su precio ronda los 85 €.

Timbre inalámbrico con cámara BOIFUN

Este videoportero inteligente cuenta con una cámara que emite en resolución FullHD (1920 x 1080 píxeles) con un ángulo de visión de 166 grados. Incluye micrófono con reducción de ruido que nos permitirá comunicarnos cómodamente con el visitante. Se puede usar en exteriores ya que cuenta con certificado IP66 para protección contra el agua. Igualmente incorpora un modo de visión nocturna para que contemos con imágenes nítidas incluso de noche. La conexión se realiza por WiFi de 2.4 GHz, lo cual garantiza que no se filtren datos para proteger la privacidad.

Timbre inalámbrico con cámara BOIFUN

Su batería de 6700 mAh dispone de un sistema inteligente que le permite una autonomía de hasta 90 días, incluyendo un modo suspensión cuando la detección de movimiento no se encuentre activada. El timbre es capaz de identificar de manera inteligente la forma humana para una detección más precisa. El videoportero admite tarjetas SD de hasta 128 GB, incluyéndose una de 32 GB. Cuando la cámara detecta movimiento, se guarda directamente el vídeo en la tarjeta.

Su precio ronda los 88 € ya que suele encontrarse a menudo en oferta.

Los videoporteros inteligentes más Tope de Gama

Disponer de un videoportero inteligente en casa no es un aparato económico tal y como hemos podido comprobar. Si el presupuesto no es un problema podemos optar estas opciones de alta gama.

Videoportero XTU

Hablamos de videoportero con cámara capaz de grabar imágenes en FullHD (1920 x 1080 píxeles) y con un ángulo de visión de 166 grados. También cuenta con visión nocturna para que pueda ser utilizado tanto de día como de noche. Su conexión con el intercomunicador se lleva a cabo mediante conexión WiFi de 2.4 GHz, pudiendo observar la situación de la batería en todo momento mediante su aplicación instalada en nuestro móvil. Para que pueda ser instalada también en exteriores al aire libe dispone de certificado IP65 para garantizar su resistencia al agua.

Videoportero XTU

Por supuesto no puede faltar su detección automática de actividad humana, permitiendo recibir notificaciones en el móvil cada vez que se produzca. Mediante la cámara podemos hacer uso de una conversación bidireccional en cualquier momento con quien se encuentre delante de la cámara. Otro dato importante es que cuenta con slot para tarjetas SD de hasta 128 GB, e incluye una de 32 GB que nos permite guardar los vídeos. Su batería recargable nos permite usar el dispositivo durante 3 o 4 meses si se activa una media de 20 veces al día.

Su precio ronda en Amazon los 120 €.

Eufy Security

Este videoportero cuenta con una cámara capaz de transmitir imágenes a 2K de resolución, garantizando una nitidez extrema en las grabaciones. Su campo de visión ampliado garantiza una vista completa de cualquier persona que se acerque para disfrutar de una seguridad absoluta en todo momento. Dispone de un sensor capaz de identificar personas notificándonos al momento cuando alguien se acerque a la puerta o llame, garantizando que sólo nos lleguen notificaciones relevantes.

Eufy Security

Podemos hablar directamente con cualquier persona que esté en la puerta gracias a su sistema de audio bidireccional como si fuera una videoconferencia. También permite configurar hasta 3 respuestas instantáneas y su batería es capaz de aguantar hasta 180 días con una sola carga. Además, cuenta con compatibilidad con Google Home o Alexa para crear comandos de voz para ver lo que sucede fuera de casa en cualquier momento.

Su precio ronda los 200 €.

Arlo AVD2001-100EUS

Hablamos ahora de un videoportero capaz de ofrecer imágenes en calidad FullHD (1080p), ofreciendo una gran nitidez y definición tanto de día como de noche, gracias a que cuenta con un modo de visión nocturna. Su ángulo de visión alcanza los 180 grados para que podar ver todo lo que hay fuera de la casa con mayor amplitud.  También dispone de audio bidireccional, lo cual permite que podamos hablar con los visitantes desde su aplicación instalada en el móvil y mediante su altavoz y micrófono integrado.

Arlo AVD2001-100EUS

Se puede conectar de forma alámbrica, para lo cual es necesario llevar a cabo una instalación por parte de un profesional, o bien usarlo de forma inalámbrica a través de su batería recargable y conectándolo mediante conexión WiFi 2.4 GHz. Además, es posible conectarlos con Alexa o Gogle Home para oír cuando alguien llama al timbre.

Lo podemos comprar por entorno a los 200 €.

Ring Video Doorbell 4

Este video timbre graba imágenes en calidad FullHD (1080p) permitiendo ver el vídeo en directo de lo que ocurre en la puerta de nuestra casa. Podemos interactuar mediante su comunicación bidireccional, de forma que podamos hablar con cualquier visitante. Incluye detección de movimiento, WiFi Dual Band y configuración de movimientos avanzadas para poder recibir notificaciones en nuestro móvil cuando alguien llame.

Doorbell 4

Funciona con una batería de recargable y lo podemos vincular con cualquier dispositivo de Alexa para escuchar las notificaciones de audio desde nuestro hogar. Desde su aplicación podremos conectarnos desde cualquier lugar y ajustar la configuración de detección de movimiento y usar el vídeo en directo para comprobar quien pasa por casa en cualquier momento.

Su precio ronda los 200 €.

Nuestra recomendación

Como podemos comprobar podemos elegir entre una buena selección de videoporteros desde el que poder vigilar los exteriores de nuestra casa, principalmente cuando nos encontramos fuera. La mayoría nos permiten comunicarnos con la persona que llama, recibir imágenes en directo, notificaciones y control por la aplicación.

De entre las opciones que os mostramos posiblemente nos quedaríamos como el de la marca Bextgoo. Consideramos que tiene una relación calidad-precio más que interesante. Emisión en FullHD, modo nocturno, ángulo de visión de 166 grados y certificado IP65 para protegerlo de la lluvia en exteriores lo convierten en una opción ideal por unos 85 €.

¡Sé el primero en comentar!