El mercado de los dispositivos móviles es inmenso y prueba de ello es que, al menos en el panorama Android, tenemos oferta suficientes para disfrutar de dispositivos con cierta eficacia de funcionamiento que no nos van a costar mucho. Es el caso de este SPC Dark Glow 10.1 que cuenta con una gran pantalla y que esconde algunas sorpresas interesantes.

Un tamaño grandecito

El caso es que este SPC Dark Glow 10.1 viene a competir en el mercado de los tablets más grandes, esos que superan las 10 pulgadas de tamaño y que le llevan a tener 25cm. de ancho por 15 de alto y 9mm. de grosor que culminan con un peso que supera el medio kilo: concretamente, 560 gramos.

SPC Dark Glow 10.1

El acabado de este modelo mezcla metal con plástico, lo que es bastante interesante para tratarse de un dispositivo destinado a las gamas más bajas de las tabletas con Android. Es más, cuando la tenemos en las manos no da la sensación de pertenecer a un segmento tan económico y llega a dar el pego de tener ciertas aspiraciones.

This slideshow requires JavaScript.

Las conexiones que trae no son pocas e incluso hay sitio para alguna que otra idea interesante. Además del botón de encendido/apagado tenemos en el lateral derecho el minijack de 3,5mm., el conector microUSB para cargar y salida miniHDMI para ver todo el contenido en la televisión. Por si fuera poco, también tendremos un botón específico para volver al menú anterior que resulta muy útil cuando nos acostumbramos a usarlo, así como una ranura para microSD en la parte posterior.

El hardware justo

Para hacer justicia al segmento económico que pertenece, este SPC Dark Glow 10.1 viene equipado con un procesador AllWinner octa-core que corre a 1,8 GHz con una GPU PowerVR SGX544 y 1GB de memoria RAM. Una combinación que va muy justita pero que es la habitual en este tipo de tablets Android.

SPC Dark Glow 10.1

El almacenamiento de este SPC Dark Glow 10.1 es de 16GB que podremos ampliar con tarjetas de memoria y en lo que tiene que ver con la autonomía, disfrutaremos de una pila de 6.000 mAh. que se traduce en unas 6-7 horas de uso ininterrumpido. No cuenta con carga rápida pero creemos que la combinación de hardware y resolución de pantalla, el tablet tiene energía más que suficiente para darnos el servicio justo por el precio que cuesta.

SPC Dark Glow 10.1

En lo que a conectividad se refiere, este tablet no es precisamente un catálogo de estándares. Con Bluetooth y Wifi se acaba la lista, más OTG por si queremos conectarle un pen USB para reproducir contenido de películas o series, que siempre viene bien. Así las cosas, este SPC Dark Glow 10.1 se comporta con cierta eficacia para la tareas diarias más sencillas (internet, multimedia, etc.) pero sufre cuando le pedimos más rendimiento, sobre todo con juegos que piden chicha al procesador o la GPU.

Android puro y duro

Como siempre defendemos (y aplaudimos) en Topes de Gama, el fabricante del SPC Dark Glow 10.1 ha tomado la decisión más inteligente al instalar una edición stock del OS de Google. Así, tendremos la versión 5.1.1 Lollipop que, aunque no es la más moderna a día de hoy, ofrece un rendimiento óptimo para el hardware que monta.

SPC Dark Glow 10.1

SPC, en este punto, no se ha complicado la vida, cosa que muchas veces es la mejor de las estrategia si queremos contar con un tablet que funciona a las mil maravillas con Android.

Pantalla regular y cámaras sin gloria

En este punto es donde se nota de verdad el segmento económico al que va dirigido este SPC Dark Glow 10.1. Para que os hagáis una idea monta un panel de 10,1 pulgadas con relación de aspecto 16:9 y que tiene una resolución de 1.024×600 pixels, muy limitado se mire por donde se mire. Además, no cuenta con un brillo muy elevado, ni un contraste reseñable, unos ángulos de visión adecuados o una reproducción de los colores mínimamente destacable. La experiencia ha sido bastante regular.

SPC Dark Glow 10.1

En el sonido, sin embargo, la nota sube ya que al menos contamos con un volumen más que bueno a lo que ayuda la colocación del altavoz, que no taparemos con la mano ya lo usemos en formato horizontal o vertical.

This slideshow requires JavaScript.

En el apartado de las cámaras no hay mucho que reseñar ya que los dos sensores que tiene el SPC Dark Glow 10.1 están por estar: 2MP en la parte posterior y VGA en el frontal. Os podéis imaginar los resultados que podéis conseguir así que no será por este apartado por lo que os decidáis a comprar este tablet.

Y por último el precio, 139 euros que convierten a este dispositivo en una buena opción si queréis un tablet barato, de gran tamaño y que vais a destinar a ver películas, series, navegar por internet o cualquier otra actividad de perfil bajo.

SPC Dark Glow 10.1
Diseño65%
Pantalla45%
Rendimiento55%
Cámara30%
Autonomía65%
Precio70%
Lo Mejor
  • El diseño
  • El tamaño de la pantalla
Lo Peor
  • La calidad de la pantalla
  • Las cámaras
55%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (4 Votos)
54%