El mercado tablet, sobre todo en Android, se ha debatido siempre entre las gamas más económicas y las marcas que ofrecen potencia a un precio competitivo. En el caso de NVIDIA, el desarrollo de este Shield Tablet significa el mejor guiño imaginable para los gamers que, no solo podrán disfrutar de potencia gráfica para sus juegos preferidos, sino que podrán hacer streaming con sus PC.

Un diseño muy logrado

Esencialmente, el NVIDIA Shield Tablet es un tablet de 8 pulgadas que cuenta con unas dimensiones muy ajustadas de 22cm. de ancho, 12 de alto y 9,2mm. de grosor con un peso que ronda los 390 gramos. El acabado es en plástico pero hay que decir que resulta muy cómodo al tacto y que a pesar de estar alejada de los estándares premium, está muy bien rematada. Tanto, que cuenta con esos típicos remates gamer que tanto gustan a los usuarios con un diseño más agresivo de lo normal.

NVIDIA Shield Tablet

Si nos detenemos en los distintos elementos del NVIDIA Shield Tablet encontramos en la parte frontal la pantalla y la cámara pero, además, dos enormes altavoces que recorren el dispositivo verticalmente cuando lo sujetamos en modo landscape. Como es lógico, este terminal está pensado para jugar y para disfrutar de contenido multimedia y se nota en la disposición de la mayoría de elementos. En la parte superior tenemos los botones de volumen, encendido/apagado y la bandeja para microSD, en el lateral izquierdo el minijack de 3,5mm., una útil salida microHDMI además del conector de carga microUSB y un puerto ¿propietario? del fabricante.

This slideshow requires JavaScript.

Por cierto, sorpresa mayúscula la que nos hemos llevado al comprobar que este NVIDIA Shield Tablet viene con un stylus al más puro estilo Galaxy Note de Samsung. Un extra que gustará, sobre todo, a esos artistas que dibujan aprovechando las posibilidades táctiles de los nuevos dispositivos móviles.

El Shield Cover, que es opcional, es un accesorio que permitirá a los usuarios de este dispositivo poder cubrir la pantalla y, además, utilizarlo de base para jugar con el gamepad que trae de serie y que es uno de los puntos esenciales de este ecosistema móvil ideado por NVIDIA. Precisamente, este accesorio, que viene de serie, tiene un tacto muy bueno, sensación de bien acabado y con las mismas funcionalidades que podemos encontrar en sistemas más serios como PS4 o Xbox One. Eso sí, no funciona por Bluetooth sino por Wifi Direct y cuenta incluso con salida para cascos, conector microUSB y superficie táctil.

This slideshow requires JavaScript.

Todo el poder del chip Tegra

En este punto es donde la compañía experta en soluciones de hardware para gamers más se hace notar ya que monta el chip Tegra K1 de la casa con una GPU Kepler. El conjunto viene acompañado de 2GB de memoria RAM y dos configuraciones de almacenamiento. Por un lado 16GB para la versión solo Wifi, y por otro 32 para la que trae conectividad móvil 4G/LTE.

NVIDIA Shield Tablet

Precisamente en el tema de la conectividad, el NVIDIA Shield Tablet trae lo normal: que si Wifi, que si GPS, etc. Lo básico para este tipo de dispositivos. Eso sí, la batería nos durará más o menos dependiendo de las tareas que ejecutemos: si estamos todo el día dándole que te pego a los juegos, la autonomía caerá en picado mientras que si le damos un uso más convencional, tranquilo, con internet, correo, etc., la cosa puede alargarse mucho.

NVIDIA Shield Tablet

Eso sí, en la parte del rendimiento decir que el conjunto está pensado para que su respuesta ante cualquier app o videojuego sea la mejor posible ya que estamos ante uno de los chips que mejor exprimen ese mercado gaming que han abierto los tablets y smartphones en los últimos años.

Android Lollipop con buenos extras

La principal virtud que tiene la instalación de Android que trae este NVIDIA Shield Tablet es que el fabricante no se ha complicado, dejando la versión stock del OS de Google. Aunque llegó a las tiendas con KitKat, lo cierto es que la actualización con Lollipop aterrizó rápidamente cambiando por completo su aspecto e introduciendo el ya célebre material design de los de Mountain View.

NVIDIA Shield Tablet

Uno de esos añadidos que trae este NVIDIA Shield Tablet es el hub de juegos donde podremos tener bien ordenados los títulos que vamos comprando en la Google Play Store. Pero además de eso, y he aquí uno de sus puntos más fuertes, este dispositivo nos permite conectarnos a nuestro PC para jugar en streaming con los juegos que allí tengamos instalados. Esta app se llama NVIDIA GameStream aunque también podremos desde el tablet acceder a un servicio de la marca donde ofrece un completo catálogo que se encuentra alojado en la nube.

This slideshow requires JavaScript.

La pantalla, normalita

El NVIDIA Shield Tablet viene con un panel de 8 pulgadas con resolución de 1.920×1.200 pixels y relación de aspecto 16:9. Creemos que es bastante decente y tal vez hubiera necesitado de algo más de brillo para resucitar los colores. No está mal, pero podría haber sido mucho mejor, sin duda. Por cierto, el audio está a buen nivel aunque echamos en falta que le hubieran inyectado algo más de volumen: el detalle y los matices son buenos, pero se queda corto.

NVIDIA Shield Tablet

La cámara principal viene con 5MP y lo cierto es que los resultados son muy discretos por lo que os servirá para tirar una foto y poco más, sin alardes artístico ni nada. En la frontal, la de los selfies, contamos con un sensor también de 5MP pero que apenas nos valdrá para hacer una videollamada y poco más. No le pidáis calidad.

This slideshow requires JavaScript.

¿El precio? Pues de lanzamiento dos versiones y dos cantidades: 299 euros para la versión de 16GB de almacenamiento y solo Wifi, y 379 para la NVIDIA Shield Tablet de 32 con 4G/LTE.

NVIDIA Shield Tablet
Diseño75%
Pantalla70%
Rendimiento85%
Cámara35%
Autonomía65%
Precio70%
Lo Mejor
  • Android stock
  • El enfoque 'gaming'
  • El audio
Lo Peor
  • Las cámaras
67%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (11 Votos)
48%
  • Salva Navarro

    Este artículo es actual.??? Me parece que lo de la fecha 10/1/2017 como que no…

    • Jose Luis

      Hola, tienes razón.

      El vídeo es de finales de 2014, de cuando se analizó en el canal de YouTube. Pero se publica ahora en formato texto.