Google Nest vs Echo Dot: diferencias y cuál es mejor

El mercado y el avance de las tecnologías nos ha traído todas virtudes de los altavoces inteligentes. Esos dispositivos que ahora forman más que nunca parte de nuestra vida y que ofrecen cientos de opciones de lo más útiles para el día a día. Desde levantarse y disfrutar de las noticias, saber el estado del tráfico, o controlar la persiana, la luz… Realmente son una gran opción para disfrutar de un día a día más completo. Pues bien, en el mercado hay distintos tipos de altavoces inteligentes, pero la competencia real se encuentra entre dos: el Echo Dot de Amazon y el Google Nest. Hoy te traemos una comparativa para ayudarte a elegir entre uno u otro.

Amazon Echo Dot

La primera diferencia entre uno y otro es el asistente virtual. Seguramente ya lo sepas, pero para quien no, el dispositivo de Amazon utiliza su propio asistente: Alexa. Respecto a Google, destaca por ser compatible con más de 25.000 dispositivos distintos

Altavoz Echo Dot de color blanco

En cuanto a las diferencias físicas, hablamos de un dispositivo bastante más grande en el caso del Echo Dot de cuarta generación (con unas medidas de 100 x 100 x 89 mm y 328 gramos), y más pequeño en el caso del Echo Dot de tercera generación.

Entre una generación y otra las diferencias son cuantitativas, es decir, en cuanto a tamaño. Funcionan exactamente igual y tiene las mismas tecnologías, a diferencia del Echo Dot de cuarta generación, que amplifica mejor el sonido y el audio al ser más grande. Este es el precio de venta:

Google Nest Mini

Respecto a Alexa, el asistente de Google es mucho más natural, y con mayor capacidad de mantener una conversación o responder de forma más inteligente. Al ser más pequeño, la calidad de sonido no es óptima como el Echo Dot.

Google Nest Mini

Puede resolver preguntas que Alexa no, y esa es su principal baza. Sin embargo, no tiene tanta compatibilidad con dispositivos como Alexa, y todos los gadgets que se venden en Amazon.

Para los dispositivos principales la diferencia no será mucho mayor. Podrás conectar los principales enchufes, luces inteligentes, controlar el termóstato (Google tiene uno propio), persianas inteligentes… Además tiene la ventaja de poder controlar todo a través de Google Home, la app de Android y iOS, mientras que Alexa, no tiene app. Su precio lo puedes encontrar a continuación:

¿Cuál elijo?

Ya te hemos expuesto las principales diferencias entre uno y otro dispositivo. Elegir uno dependerá exclusivamente de ti. Pero, a modo de resumen, recuerda que las principales diferencias se encuentran ya no en lo físico, sino en la compatibilidad de dispositivos.

En este sentido, gana el Echo Dot de Amazon, con multitud de opciones para compaginar y que son compatibles con dicho asistente. Google también tiene una larga lista, que no tendrás problemas con los principales dispositivos, pero es más limitada.

En cuanto a la inteligencia artificial, nos quedamos con el asistente de Google. Es mucho más hábil a la hora de responder a todo tipo de cuestiones de forma eficiente, así como de entenderte cuando le pidas algo. En cuanto al precio no hay una diferencia arrolladora, por lo que la elección se basa más en los parámetros anteriores.

¡Sé el primero en comentar!