Si nada cambia, mañana será anunciada de forma oficial la Xiaomi Mi Band 4 que es una de las smartband más esperadas en los últimos tiempos -ya que espera que llegue con una gran cantidad de nuevas opciones-. Pues bien, hoy se han conocido nuevos datos de los que ofrecerá en su interior esta pulsera inteligente.

Concretamente, la información llega de la mano de Wang Huang, que es el actual responsable del desarrollo de este accesorio wearable. Lo que se ha conocido es los siguiente: su procesador será el Huangshang No.1, un componente que tiene detalles muy intereses y que supone una gran apuesta para la compañía asiática. Con él, se busca optimizar el uso de la Xiaomi Mi Band 4 por parte de los usuarios, en especial a la hora de adquirir información de la actividad física que se realiza.

Xiaomi Mi Band 4: una imagen oficial muestra su pantalla y colores de su correa

El procesador que hemos indicado antes que utiliza arquitectura RISC-V, fue anunciado a finales del año 2018 pero no es hasta ahora cuando se ha comenzado con su producción en masa. Por lo tanto, en este momento ya es una opción para la pulsera inteligente de Xiaomi, ya que lo normal es que esta venda millones de unidades. El caso es que según los datos que se tienen, este componente ofrece opciones superiores en apartados clave como el consumo, donde supera sin problemas a los chips basados en la arquitectura Cortex M4 de ARM (y esto es importante, ya que la Xiaomi Mi Band 4 incluirá pantalla color, que es más exigente energéticamente hablando).

Diseño final Xiaomi Mi Band 4

La Xiaomi Mi Band 4 reconocerá mejor la actividad física

Este es uno de los mejores detalles que incluye el procesador Huangshang No.1 que utilizará la nueva smartband de la compañía China. Gracias a la inclusión de cuatro elementos internos que trabajan dando uso a Inteligencia Artificial, los datos que se consiguen serán mucho más precisos. Cada uno de ellos tiene la siguiente función: unidad de biometría general; ECG (realización de electrocardiogramas); ECG Pro; y, finalmente, un elemento dedicado a detectar anomalías en los rastreos de, por ejemplo, el ritmo cardíaco. Por lo tanto, se espera que las posibilidades que se puedan ver en la aplicación Mi Fit sean mucho más avanzadas y completas.

Diseño de la pulsera Xiaomi Mi Band 4

Todo esto se sumará a una mejora en la resolución de la pantalla (donde no faltará el uso de esferas descargables); un más que probable aumento de la carga de la batería; y, además, no le faltarán opciones de acometividad como NFC -que permitirá realizar pagos móviles- o la compatibilidad con Bluetooth 5.0. El caso es que el nuevo procesador que incluirá la Xiaomi Mi Band 4, apunta muy buenas maneras sin tener que utilizar la arquitectura ARM para nada. Y, esto último, es noticiable en los tiempos que corren.

Los mejores accesorios wearables que hemos probado en Topes de Gama