Pese a que el mercado de los wearables no está siendo el más beneficioso para muchas compañías, una que lo está amortizando es Xiaomi. Y, por ello, la firma asiática está cerca de lanzar la nueva versión de uno de los modelos que más ha vendido en esta gama de producto: la Xiaomi Mi Band 3. Os contamos lo que se ha conocido.

La razón para que el modelo actual que tiene la compañía en el mercado, la Xiaomi Mi Band 2, sea uno de los más venidos es que ofrece una relación calidad/precio de lo más interesante (incluso, en algunas ofertas se he podido comprar por menos de 20 euros). El caso, es que se espera que en este apartado no se cambie la forma de trabajar, por lo que la Xiaomi Mi Band 3 tendrá un precio más o menos similar -con un máximo de 30 €-.

Cómo desbloquear Windows 10 con una Xiaomi Mi Band 2

El caso es que desde hace un tiempo no se tenían datos respecto a la posible llegada de este accesorio al mercado algo que ha cambiado a unas declaraciones del CEO de la compañía, Lei Jun. Este ha manifestado en un evento que se espera muy pronto la llegada al mercado de la Xiaomi Mi Band 3 (que, por cierto, no hace mucho que ha conseguido la certificación Bluetooth, esencial para comunicarse con los teléfonos y tablets). Generalmente, cuando un directivo de la firma realiza este tipo de manifestaciones, en pocas semanas el producto es toda una realidad.

Sensor del Xiaomi Mi Band 2

La Xiaomi Mi Band 3 llegará con pocos cambios

Esto es lo que se espera ya que, por poner un ejemplo, la nueva pulsera no incluirá la opción de utilizar conectividad WiFi para comunicarse con el resto de dispositivos e, incluso, Internet. Evidentemente, no le faltará pantalla OLED a la Xiaomi Mi Band 3, que en este caso es posible que se aun poco más grande -pero no de forma significativa-. En la toma de datos, tampoco se espera grandes sorpresas, aunque se esperan mejoras en la aplicación de sincronización.

Aplicación Mi Fit de Xiaomi Mi Band 2

Quizá una de las grandes sorpresas es que se mejoras la resistencia ante el agua y polvo, y que sea posible utilizar la Xiaomi Mi Band 3 al nadar sin el más mínimo problema. Si esto es así, y no se aumenta el precio de forma importante, el atractivo de la pulsera será evidente. El caso, es que entre la certifican Bluetooth y las declaraciones del CEO de Xiaomi, está bastante claro que este accesorio llegará en breve. ¿Quizá con el nuevo Xiaomi Mi 7?

Nokia puede ser la próxima en abandonar el mercado de los wearables