La pasada semana Apple presentó no sólo sus nuevos iPhone, sino también su nueva generación de relojes inteligentes, o mejor dicho, smartwatch. La principal novedad era el Apple Watch Serie 3 con LTE, que ahora, antes de su llegada a las tiendas, ya sufre los primeros problemas, además admitidos por Apple.

No es la primera decepción que nos brinda el nuevo Apple Watch Serie 3 con LTE, ya que sólo hace unos días conocíamos aspectos bastante decepcionantes relacionados con la autonomía del reloj, que sería muy inferior a lo esperado inicialmente.

Problemas de conectividad en los Apple Watch Serie 3 con LTE

Todavía no ha llegado a las tiendas y ya hemos conocido los primeros problemas del Apple Watch Serie 3 con LTE, y tienen que ver con sus características estrella, la conectividad móvil como si de un teléfono se tratara, a redes 3G. Por lo visto, y según hemos conocido gracias a The Verge, el nuevo reloj con LTE de Apple ofrece problemas de conectividad cuando está fuera de casa, o lo que es lo mismo, lejos del Wifi al que se conecta por defecto.

Apple Watch 3

Por los visto, cuando nos alejamos de esta red, lo lógico sería que el nuevo Apple Watch Serie 3 con LTE se conectara a una red móvil 3G, pero en lugar de hacer esto, intenta constantemente conectarse a otras redes Wifi con las que no se ha emparejado previamente, por lo que la es casi imposible poder conectarse de forma automática a los datos móviles. Lo peor de todo es que Apple ya ha reconocido el error, y que como siempre este se subsanará con una actualización de software que no sabemos si llegará antes que los relojes a sus propietarios.

Según Apple, “Hemos descubierto que cuando Apple Watch Series 3 se une a redes Wi-Fi no autenticadas sin conectividad, a veces puede impedir que el reloj use redes móviles” a lo que han añadido que  “Estamos investigando una solución para lanzar en una futura versión de software“. Así que todo apunta a que los nuevos Apple Watch Serie 3 con LTE tendrán que recibir una actualización, no sabemos si a tiempo para su lanzamiento, con la que se resolverán estos problemas en la conectividad del reloj. Algo especialmente embarazoso para Apple cuando precisamente es esta característica la auténtica estrella de la nueva generación de smartwatch de la firma californiana.