Los amantes del running tienen un nuevo accesorio a la venta que es perfecto para conseguir unos datos de gran exactitud en lo que tiene que ver con el ritmo cardíaco. Nos referimos al Polar H10, un dispositivo que se coloca alrededor del pecho y que ofrece también una compatibilidad muy amplia con otros productos conectados.

Este nuevo dispositivo llega como sustituto el H7, que es casi un estándar para los amantes del deporte que desean conocer de forma exacta el ritmo cardíaco que tienen a la hora de hacer deporte, ya sea al correr o al salir a montar en bici. Uno de los grandes avances que ofrece Polar H10 es que se incluyen unos electrodos adicionales que evitan las interferencias, por lo que la desconexiones con el teléfono o pulsera que se utiliza son mucho menores. Aparte, la memoria interna es mayor, por lo que es posible almacenar más datos de la sesión de entrenamiento que se realiza.

También se ha aumentado la duración de la batería, por lo que se avanza en uno de los apartados claves de cualquier correa de pecho para medir el ritmo cardíaco. Otro de los detalles nuevos en Polar H10 es su diseño, que si bien no busca el ser más atractiva sí que consigue ser más cómodo el uso como se ve en el vídeo que dejamos a continuación:

Compatibilidad de Polar H10

Pues lo cierto es que, teniendo en cuenta que el accesorio utiliza conectividad Bluetooth -lo que permite que se envíen los datos a los teléfonos y mediante el uso de una aplicación propia de la compañía, que está disponible para sistema operativos Android e iOS, u otras de terceros-, existen algunos relojes de la propia Polar que son capaces de sincronizarse con este producto. Un ejemplo son el V800 o el M600 e, incluso, algunas máquinas de gimnasio son de la partida. Por cierto que Polar H10 se puede utilizar mientras se nada, ya que ofrece protección frente al agua, utilizando en este caso una frecuencia de 5 KHz para que la comunicación sea siempre correcta.

Uso de Polar H10 al nadar

Como hemos indicado, la nueva Polar H10 ya se ha puesto a la venta, y lo hace con un precio de 89,90 euros. No es una barbaridad teniendo en cuenta el precio que tienen otros modelos de la competencia y que, evidentemente, con este accesorio se consigue una mayor precisión ue con los sensores que son de la partida en los actuales smartwatch, como puede ser el Samsung Gear S3  o pulseras inteligentes, donde un claro ejemplo es la Xiaomi Mi Band 2.