Era algo que se venía escuchando desde hacía varios meses, la posible venta de la división de wearables de Nokia, nacida de la compra de Withings hace un par de años. Algo que ha sido confirmado hoy por la firma nórdica, que vendería esta división precisamente a uno de los fundadores de Withings.

El pasado mes de enero ya os adelantábamos las informaciones que apuntaban a que la división de wearables de Nokia podría pasar a mejor vida con la venta íntegra del negocio a otro fabricante, algo que finalmente ocurrirá.

Los wearables de Nokia volverán a manos de su fundador

Eso es lo que se desprende del anuncio hecho hoy por la propia Nokia, que anticipa que comienzan unas negociaciones exclusivas con Eric Carreel, el cofundador y presidente de Withings, antes de que fuera vendida a Nokia en 2016 por unos 190 millones de euros. Desde entonces hemos visto distintos productos de la firma nórdica basados en los propios de Withings, a los que ha remarcado con su logotipo y seguido la senda de sus últimos lanzamientos antes de la venta a los finlandeses.

Accesorios de Nokia

Y parece que esta decisión obedece a la incapacidad de Nokia para diversificar su negocio más allá de los smartphones y telecomunicaciones. En el anuncio realizado por Nokia, la empresa asegura que “Se anunció una revisión estratégica para el negocio de Digital Health en febrero de 2018. La venta que se planea es parte del enfoque de la empresa para convertirse en una empresa de negocio y licencias”. La firma indica en el anuncio que las licencias de Nokia no están incluidas en el acuerdo, y que esperan que este termine de cerrarse a finales del segundo trimestre de este año.

Reloj híbrido Nokia Steel Limited Edition

Durante estas negociaciones para la venta de esta división de wearables y productos de actividad física de Nokia, se había rumoreado que tanto Google como Samsung habían mostrado interés por el negocio, pero parece que al final no ha sido suficientemente atractivo para estas firmas, lo que paradójicamente lleva a la Nokia a revender esta división precisamente a uno de los beneficiarios de la compra de Withings hace dos años. La venta de esta división se entiende con el peso de esta en el negocio total de la firma. Ya que ha tenido unas ventas de 52 millones de euros, frente a los 23.200 facturados por la totalidad de Nokia el pasado año. Si os gustan los wearables, no os podéis perder nuestro Top 10 de Topes de Gama.