Si tienes en mente hacerte con una pulsera cuantificadora y no deseas gastarte mucho dinero, existe un modelo que no debes dejar de revisar. Nos referimos a Honor Band A2, un dispositivo que llega con pantalla integrada y que tiene un coste realmente atractivo. Por lo tanto, tiene una buena relación calidad/precio.

Este modelo es una evolución del que ya tenía en el mercado la compañía asiática, y supone una evolución que, lo cierto, resulta interesante. Así, por poner un ejemplo, la pantalla que se integra en Honor Band A2 es de 0,96 pulgadas, por lo que no es un gran hándicap para la autonomía. Por cierto, que el panel es tipo OLED, lo que es una buena decisión para el uso del color negro, muy habitual en este tipo de dispositivos.

Para controlar el ejercicio físico, aparte de diferentes sensores en el interior -como un acelerómetro y giroscopio-, también se incluye el propio que mide el ritmo cardíaco, por lo que se tiene una cantidad de información bastante elevada y, también, precisa. Así, por ejemplo, en Honor Band A2 se incluye la función de podómetro y, también, de control del sueño. Por lo tanto, se cubren las necesidades que utilizan habitualmente los usuarios.

Sensor de ritmo cardíaco de la pulsera Honor Band A2

Con la Honor Band A2 el agua no es un problema

Esto se debe a que el accesorio wearable incluye compatibilidad con el estándar IP67, lo que hace que no se tenga problemas con el agua y el polvo. Eso sí, no hay que volverse loco y arriesgarse con la natación… por si acaso. Pero, para contratiempos puntuales, es más que suficiente este añadido. En lo que tiene que ver con la correa, el material elegido es el caucho –sin que el diseño cambie respeto al modelo anterior de la compañía-, por lo que no sufre ante el sudor (está disponible, como se ve en la imagen tras este párrafo, en varios colores).

Colores de la pulsera cuantificadora Honor Band A2

Otro buen detalle de Honor Band A2 es que su compatibilidad, a la hora de sincronizarse con los smartphones, es bastante amplia, dando uso siempre conectividad Bluetooth. Así, por ejemplo, es posible utilizar esta pulsera con teléfonos iPhone de Apple (iOS 8 o superior) y, como no, los modelos con Android (4.4 o más moderno) también son una opción perfecta de uso. En cuanto su llegada al mercado, esta se sitúa en el día 9 de junio en China –ya se pueden realizar reservas-, pero está por ver cuándo ocurre lo mismo en otras regiones. El precio de compra de la pulsera es de 25 euros al cambio, por lo es un modelo bastante atractivo en líneas generales.