El fabricante de relojes tradicionales Guess será otro de los que desembarca en el segmento de los relojes inteligentes. La compañía este mismo año pondrá en juego una gama de producto que utilizará el sistema operativo de Google y, por lo tanto, será otra más de las que de el salto como por ejemplo TAG Heuer como ya os comentamos en Topes de Gama.

Como hemos indicado la compañía utilizará el desarrollo de los de Mountain View, concretamente Android Wear 2.0, que ha revitalizado el segmento de accesorios wearables por lo que parece. El caso, es que una compañía tradicional más se apunta al carro de los relojes inteligentes y, al contrario de lo que ha anunciado Swatch, lo hace de la mano de Google (lo que nos aparece una decisión bastante inteligente en lo que tiene que ver con las aplicaciones disponibles, por poner un ejemplo).

No se tiene una gran información respecto al hardware que será de la partida en el smartwatch de Guess, pero el procesador Snapdragon 2100 de Qualcomm será el encargado de suministrar de potencia la dispositivo (nada de Intel, como comprobamos en el nuevo TAG Heuer). Aparte, en lo referente a la memoria, apostar por 4 GB de almacenamiento y 512 ó 768 MB de RAM es lo más lógico.

Modelos de hombre y mujer de Guess

Pues sí, como se puede ver en la imagen que dejamos tras este párrafo, hay modelos muy diferenciados para hombres y mujer (de 44 y 41 milímetros la esfera, respectivamente), y la pantalla táctil permitirá incluir una buena cantidad de información. Los acabados buscan ser diferenciales, con la incrustación de cristales en algunos casos y por lo tanto, se desea destacar a la hora de ofrecer un diseños. Lo cierto es que se ven muy del estilo de Guess, sin que le falten las correas intercambiables y compatibilidad con dispositivos iOS y Android.

This slideshow requires JavaScript.

La llegada de los nuevos smartwatch de Guess se sitúa para el otoño de 2017, sin que se tenga por el momento noticia alguna respecto al precio que tendrá el dispositivo. Lo cierto es que el segmento de los relojes inteligentes se ha revitalizado y, claramente, la compañías tradicionales ya apuestan por él y, en casi todos los casos, utilizando Android Wear 2.0. Veremos si se consigue algo que es capital para que los usuarios miren con mejores ojos a estos accesorios: una autonomía mayor.