Desde hace tiempo se especula con la entrada en el mercado de los smartwatch por parte de Google, nos referimos al hardware no al software. Pues bien, se ha conocido un acuerdo con la compañía Fossil que puede ser el punto de inflexión para que esto ocurra finalmente.

Esta última firma es una de las más importantes en la actualidad en el mercado de los relojes inteligentes, y un ejemplo es que Fossil fue de las primeras compañías que lanzó al mercado un reloj inteligente con el procesador Snapdragon Wear 3100 (y a un precio que no especialmente elevado) y, además, no hay que olvidar que no hace mucho esta forma compró Misfit. Pero la clave del acuerdo es una tecnología que está desarrollando esta compañía y que ha llamado la atención de Google.

Comienza a desplegarse Wear OS 2.3, estas son sus novedades más importantes

Una nueva tecnología que puede ser diferencial para Google

El caso, es que la compañía de Mountain View ha pagado 40 millones de dólares para hacerse con la propiedad intelectual de este trabajo. Con este acuerdo y según Greg McKelvey, vicepresidente de Fossil y encargado entre otras cosas de la estrategia de la firma, se conseguirá dar forma a una nueva tecnología que «será toda una novedad en el mercado y que cambiar por completo la percepción de la categoría de producto a la que está destinada». Si hay que apostar por algo, lo lógico sería hacerlo por una mejora de la autonomía.

Hasta aquí todo apunta a ser un movimiento normal en el mercado: Google ha conocido el trabajo de Fossil y le ha parecido tan interesante que ha decido invertir para estar presente en algo que piensa que puede triunfar. Y, por lo tanto, tiene lógica que se desee que forme parte de la gama de producto Wear OS (lo que ha sido confirmado por la vicepresidenta de los de Mountain View, Stacey Burr).

Que hace pensar en la llegada del smartwatch de Google

Pues la segunda parte del acuerdo al que han llegado las dos compañías: varios de los miembros de I+D de Fossil -y que son parte de los que han desarrollado la mueva tecnología- pasan a formar parte de Google. Es decir, que suena bastante a lo que ocurrió con HTC no mucho tiempo y que llevó al lanzamiento de los Pixel. Por lo tanto, parece que se están realizando los mismos movimientos, por lo que pensar en la llegada de smartwatch creado por la firma de Mountain View no es para nada descabellado.

Smartwatch con Wear OS

Hay un detalle que es importante que se debe conocer: como se indica en la fuente de la información desde Google se ha indicado que la nueva tecnología, con el paso del tiempo, estará disponible para todos los socios de Wear OS. Por lo tanto, los beneficios que se logren con ella podrían ser globales y, además, esto claramente indica que tanto hardware como software están implicados en el nuevo desarrollo.

Los mejores wearables que hemos probado en Topes de Gama