Era sólo cuestión de tiempo que sucediera, y ya se sabe cuánto exactamente. Nos referimos al fin del soporte por parte de Fitbit de los accesorios wearables de Pebble, una vez que la primera compañía compro a esta última. Os contamos cuándo sucederá esto exactamente, algo para lo que no queda demasiado.

La compañía Pebble fue una de las primeras que consiguió tener éxito con los accesorios wearables, primero utilizando la financiación por Kickstarter y, luego, de forma independiente. Sus smartwatch fueron un ejemplo de cómo este tipo de dispositivos podían evolucionar (mucho antes que otras compañías como Apple decidieran dar el paso y sacar sus propios productos). Pero una serie de decisiones poco acertadas, desembocaron en sucompra por parte de Fitbit. Y, como se preveía, el final de Pebble tenía que llegar antes o después.

Reloj inteligente de Pebble

Fin del soporte a Pebble por parte de Fitbit

Esto se ha venido rumoreando desde hace ya un tiempo, casi un año habría que decir, pero en esta ocasión no hablamos de un rumor sino de algo completamente oficial. En una de las páginas oficiales de Fitbit se ha comunicado que se dejará de dar soporte a los productos de Pebble en el mes de junio de 2018 –concretamente el día treinta- para centrarse en la primera marca. Por lo tanto, así se da una lógica, pero triste continuidad, a lo que comenzará a producirse a finales de este mismo mes de enero: el cierre progresivo de servicios propios para los productos de la marca que ahora ya se sabe cuándo dirá adiós definitivamente.

Toma de contacto de Fitbit Ionic

Por lo tanto, en esa fecha, el acceso a los foros, la propia tiende de aplicaciones de Pebble u otros servicios asociados al uso de los accesorios wearables de esta marca dejarán de estar activos –incluido el reconocimiento de voz-. Eso sí, el funcionamiento de los propios dispositivos seguirá activo, ya que estos no se desconectarán en remoto, incluidas las aplicaciones que se tengan instaladas (también la aplicación de sincronización será funcional, pero dejará de actualizarse).

Calidad de la pantalla de Fitbit Ionic

El caso, es que Fitbit tenía por objetivo al comprar Pebble hacerse con sus conocimientos y años de experiencia en el mercado para lanzar su propio smartwatch, Ionic. Una vez que esto se ha producido, como es lógico no desea mantener esfuerzos duplicados y, por ello, acaba con el soporte de la segunda compañía. Por cierto, si tienes un producto de Pebble y proporcionas un número de serie válido al comprar el reloj inteligente de Fitbit, conseguirás un descuento en su precio final -este se sitúa entornos a los 50 euros-. En definitiva, el adiós a Pebble es completamente definitivo… a finales de junio, eso sí.