Si tienes un reloj inteligente Apple Watch, hay buenas noticias para ti ya que la compañía de Cupertino ha lanzado un nuevo accesorio para su dispositivo. Este es un cable de carga que llega con nuevas opciones tanto en la conectividad que ofrece como en la usabilidad.

Una de las primeras cosas que llama la atención de este producto es que en vez de utilizar adaptador para puerto de conexión USB-A, el que integra es tipo USB tipo C. Evidentemente esto hace a ese accesorio mucho más actual y adaptado a los tiempos que corren -ya que incluso los portátiles de la compañías de Cupertino ofrecen este tipo de interfaz de conexión-. Por cierto, esta puede ser una señal más que indica que la firma comienza una transición hace esta conexión, que podría ser la utilizada en los nuevos iPad Pro 2018 que serán presentados el próximo 30 de octubre.

¿Llegará el USB Tipo C a las tablets de Apple?

Algunos detalles adicionales que ofrece el nuevo cable para el Apple Watch, es que el largo máximo del cable que se puede comprar es de dos metros. En cuestión de potencia de salida, no se tendrá problema alguno ya que hablamos de un accesorio oficial y todo está perfectamente controlado. Si te preguntas por la compatibilidad que ofrece este producto, hay que decir que es completa ya que es posible darle uso relojes inteligentes desde la primera generación hasta la cuarta. Es decir que hay una cobertura completa.

Un detalle muy interesante de este accesorio para el Apple Watch

Pues no es otro que la inclusión de un elemento magnético en el extremo del cable que tiene dos funciones principales. La primera es que con este se consigue que el uso se mucho más sencillo, ya que al acercar la parte posterior del Apple Watch este prácticamente se coloca sólo en el lugar adecuado para que comience la recarga. La segunda función -o elemento positivo- es que los conectores quedan ocultos, por lo que se evitan desastres y roturas por lo que se mejora la durabilidad del accesorio (que, además, es de unas reducidas dimensiones).

Aspcto comparado Apple Watch Series 4

El extremo donde se ubican los imanes es metálico, con un acabado en color plata bastante atractivo, y el cable como es habitual en los producto de este tipo de Apple ofrece una cubierta protectora que asegura que el uso no genera un excesivo desgaste. Este cable para el Apple Watch se ha puesto a la venta en EEUU, y se espera que llegue en poco tiempo en otras regiones. Su precio es de 29 dólares (unos 25 euros al cambio). Está claro que los tiempos en los que casi cualquier elemento magnético era un problema para los equipos tecnológicos son cosa del pasado, ¿verdad?

Los mejores wearables que hemos probado en Topes de Gama