Este año Apple ha dado en el clave con su nuevo iPad Pro, con los dos concretamente. Han hecho dos dispositivos que en cuanto a potencia pueden con cualquier programa y se acercan al rendimiento de algunos MacBooks de años atrás. Hoy, veremos su punto negativo, ya que reparar el iPad Pro 10,5 si se te rompe va a ser imposible.

Gracias a iFixit, que se dedican a ver lo mucho o poco que cuesta reparar un terminal, vamos a ver cómo ha construido Apple su nuevo iPad para que podamos repararlo en caso de que se nos estropee, pero al parecer, la solución para repararlo será simplemente comprar otro nuevo iPad.

ANÁLISIS: APPLE IPAD PRO

Así de difícil es reparar el iPad Pro 10,5

Lo primero que tenemos que decir es que no recomendamos seguir estos pasos en casa para desmontar el iPad, ya que no es una guía. iFixit es un grupo de expertos que tienen herramientas y experiencia que les permite hacer esto. El primer paso que siguen es, como la pantalla del iPad Pro 10,5 está pegada a la parte trasera, derretir este pegamento con calor. Cuando esté derretido, hay que intentar despegar la pantalla de la carcasa poco a poco hasta poder abrirlo, gracias a una especie de púa.

El siguiente paso es abrirlo, en el cual ya podemos ver su batería  la parte trasera de la pantalla. Aquí tendríamos con un destornillador, separar la pantalla de la carcasa, que nos dejaría con la parte trasera de la pantalla viendo su tecnología de retina, así como la tecnología True Tone y todo el ensamblaje que lleva tener una pantalla con tasa de refresco de 120Hz.

El siguiente paso es empezar a desmontar los pequeños componentes que tiene en la parte trasera. Vemos que en la parte donde debería estar la antena 4G hay simplemente un trozo de plástico. No se ha encontrado todavía ni un trozo de cableado pero sí hemos podido ver que la parte del jack de 3.5 mm está como escondida.

Siguen indagando para ver qué más nos podemos encontrar y ya empiezan a quitar los componentes de la cámara, del altavoz y demás. Destacan lo difícil que ha sido quitar estos componentes al no estar ensamblados en la placa base o carcasa, sino que están simplemente pegados.

Seguimos desmotando el iPad Pro 10,5 y nos encontramos con más adhesivos, tanto para la batería como para el procesador, los cuales se han quitado de forma más fácil que los anteriores componentes pero que no serán tan fácil de poner. En resumen, iFixIt le ha una puntuación de 2/10