Si eres de los que utilizas un reproductor Chromecast de Google seguro que estás bastante contento con las opciones y funcionamiento que ofrecen. Un ejemplo es la opción de utilizar este accesorio de forma conjunta con Netflix. Si tiene un modelo del dispositivo del que hablamos de primera generación, es posible que no consigas la mejor experiencia posible, algo que sí ocurre con los últimos modelos –que ya hemos probado en Topes de Gama-. Te contamos la razón.

La relación calidad/precio que ofrecen los Chromecast, a día de hoy, es casi insuperable. Por no mucho se consigue un dispositivo que funciona perfectamente, no ofrece apenas problemas con su compatibilidad y que, por lo tanto, permite una experiencia de uso muy buena. Pero, como todo, las nuevas versiones ofrecen un comportamiento superior y, esto, se deja notar a la hora de exigirles el máximo rendimiento-como al enviar contenido en alta resolución-. Y las razones para que esto sea así en los Chromecast no es otra que la inclusión de novedades y nuevas tecnologías.

Fast Play para Chromecast, una de las culpables

Sin duda alguna esta tecnología es una de las grandes culpables del mejor funcionamiento de los nuevos Chromecast respecto a la primera generación. Este trabajo lo que permite es que la carga del contenido de las aplicaciones que envían contenidos al reproductor sea mucho más rápida y, por lo tanto, eficiente. Así, la propia Google ha indicado que si la implementación es correcta, es posible reducir los tiempos hasta un 80%. Y, justo por esto, Netflix es una de las aplicaciones más beneficiadas.

google chromecast 2 compa 2

Pero no es la única forma en las que los nuevos Chromecast permiten acelerar de forma eficiente su funcionamiento. Hay otras dos opciones que se incluyen y que son muy positivas. Y, en ambos casos, hablamos de lo que se conoce como “pre-carga”. La primera se denomina Pre-Buffering, y lo que permite que se carge parte de lo que se envía de forma anticipada para que no existan problema de “lag”. La segunda es Pre-fetching, que lo que hace es cargar en esta caso la aplicación en concreto que se desea comunicar con el Chromecast. Un detalle: esta última se integra de forma directa en todo lo que se ejecuta en el reproductor, mientras que la anterior depende de si el desarrollador así lo desea.

¿Interesa entonces un nuevo Chromecast?

Pues lo cierto es que si utilizas aplicaciones como Netflix con gran peso de sus contenidos, u otras opciones similares como indican en TabletZona, si que es recomendable dar el alto por el nuevo modelo de Chromecast. Como no es un producto muy caro, la solución es mucho más atractiva si cabe.

Además, si se dan uso a aplicaciones que dan servicio como un servidor de contenidos, como por ejemplo Plex del que se habla en RedesZone, también hace que sea una gran opción a valorar la compra del producto de Google. Y es que una vez que se prueba un Chromecast, es complicado no sacarle partido y verlo como una gran compra.

  • mailkaze

    ¿A qué te refieres con ‘nuevos’? No das nombres ni fechas ni nada. Los últimos son los 4K pero en la foto se ven 1a y 2a generación. Al final no se entiende de cual estáis hablando.

    • Antonio José García Jiménez

      cierto, resulta confuso