Una de las estrellas de la feria IFA 2018 ha sido un televisor, concretamente el Samsung QLED 8K. Hemos podido conocer de primera mano lo que ofrece este dispositivo que tiene una calidad de imagen fuera de toda duda. Os contamos lo que nos ha parecido.

Lo cierto es que este televisor ha sido una de las presentación más llamativas de la feria de Berlín, ya que supone un salto cualitativo en la gama de producto de la compañía coreana. El caso, es que el 8K es una realidad y, por lo tanto, la evolución de contenidos y deferentes dispositivos que utilizan las TV (como por ejemplo las consolas), antes o después irán por el mismo camino.

Q900R QLED 8K, nuevo televisor 8K presentado por Samsung en IFA 2018

La gama de producto de la que hablamos es al Q900R que utiliza tecnología QLED como hemos indicado antes, y llega con tamaños de pantalla de 65, 75 y 85 pulgadas. Es decir, que estamos ante modelos que son bastante grandes. Un detalle que es positivo es que los marcos de toda la gama Samsung QLED 8K son muy reducidos, por lo que su aspecto es atractivo.

Imagen de Samsung QLED 8K

Más detalles de los Samsung QLED 8K

Aprovechan todas las bondades de la tecnología de pantalla QLED de Samsung, por lo que hablamos de contrastes muy puros, brillos altos y bien definidos (4.000 nits) y, como no, una durabilidad en el tiempo sin perder calidad de imagen muy destacable. Evidentemente, a los nuevos Samsung QLED 8K no les falta compatibilidad con contenidos HDR. Un buen detalle adicional es que estos modelos utilizan el cable On Connect, por lo que con sólo uno se puede dar uso sin problemas a los televisores -utilizando la caja de conexiones habitual-.

Imagen trasera de Samsung QLED 8K

Hablando de contenidos en esta calidad e imagen,lo cierto es que por el momento no existen una gran cantidad de ellos. Por esta razón, la firma coreana ha creado una tecnología de rescalado que permite convertir aquellos que estén en Full HD o 4K a 8K de forma directa. Se da uso a Inteligencia Artificial para ello, por ello que es muy eficiente (utiliza más de 200 algoritmos). En cuanto a la calidad de imagen que observamos, tenemos que decir que es bastante impresionante lo que se consigue, ya que la definición es altísima y los colores están perfectamente representados.

Precios de los Samsung QLED 8K

Este es el aspecto menos llamativo de estos televisores, pero no se debe olvidar que hablamos de una novedad y una tecnología diferencial (y que, evidentemente con el tiempo cambiará). Así, hablamos de una horquilla que va desde los 5.000 hasta los 15.000 euros dependiendo del tamaño de pantalla. La disponibilidad de los Samsung QLED 8K se sitúa en el mes de octubre de 2018 en España.

Las diez mejores Smart TV que hemos probado en Topes de Gama

  • [_FRAN_]

    ¿Y el S9?