El mercado de los televisores se ha convertido en uno de los más activos que hay en el mercado. Estos e debe a que se espera que este mismo año sean muchos los usuarios que se decidan a dar el salto a modelos con pantallas de calidad 4K. Pues bien, algunos de los televisores Sony ofrecerán novedades interesantes en forma de asistente integrado.

Según se ha podido conocer, el asistente elegido para ser utilizado es Google Assistant, que ya es parte de los terminales Pixel de la compañía de Mountain View que ya hemos probado en Topes de Gama. Esto es completamente lógico, ya que no se debe olvidar que los televisores Sony que son Smart TV utilizan el desarrollo de Google para ofrecer usos y opciones avanzadas.

Evidentemente, queda claro que para compartir ahora mismo en el segmento de los televisores no sólo basta con ofrece paneles de gran calidad, como ocurre con la compañía japonesa que como pudimos ver en el CES de a Las Vegas ya ofrece modelos con tecnología OLED -competencia directa de los Quantum Dot de Samsung-. También las funcionalidades avanzadas deben ser parte de los productos, para que de esta forma los usuarios tengan más posibilidades y, en el caso de los asistentes, puedan controlar todo incluso con la voz (esto es algo que desde hace tiempo ofrecen los fabricantes de televisores, y que les ha dado buenos réditos a la hora de ser una opción de compra).

Unión de los televisores Sony y Google Assistant

Según se ha indicado en la fuente de la información la llegada del asistente que hemos mencionado en el artículo a los televisores Sony se produce, mediante actualización, a finales de año. De esta forma, todo apunta que serán los de esta compañía los primeros en utilizar Google Assistant con todas las opciones que esto permitirá.

¿Y cuáles son estas? Pues muchas de las que son de la partida en los Google Pixel, pero con nuevas posibilidades como por ejemplo el poder cambiar de canal o gestionar el volumen con la voz. Aparte, utilizando las opciones que aparecerán en la parte inferior de la pantalla será posible desde realizar búsquedas de información en Internet hasta el control de diferentes dispositivos conectados y que son compatibles con el asistente -como por ejemplo los Chromecast-. Un ejemplo: será posible, sin tener que tocar botón alguno el conocer la filmografía de una actor y, posteriormente, poder cambiar de fuente de vídeo en el televisor de Sony para utilizar la propia del reproductor de Google y, así, poder ver una película con este de protagonista. Suena bien e interesante.

El procesador es clave

Y, en todo esto, el procesador juega un papel fundamental tanto para ofrecer la máxima calidad de imagen posible como a la hora de gestionar todos los procesos que se generan con las aplicaciones y el asistente. Por lo tanto, la apuesta por ofrecer el X1 Extreme por parte de la compañía japonesa es lógica ya que la potencia de este está fuera de toda duda y las imágenes HDR ofrecen su máximo esplendor.

Lateral del televisor Sony Bravia OLED

Por cierto habrá dos gamas de producto respecto a este componente: los X800E, X850E y X900E TV utilizarán la variante menos potente, mientras que los X930E y X940E serán los “pata negra” con opciones avanzadas incluso en el sonido. El caso es que los se preparan para un año que se espera fuerte en ventas de modelos con pantalla 4K y, una de sus virtudes, será el utilizar Google Assistant.