Apple tendría en mente lanzar un nuevo reproductor multimedia, pero en este caso la opción en la que trabaja tiene el objetivo de tener un coste reducido para llegar la mayor cantidad de usuarios. De esta forma, podría competir en un nuevo segmento con compañías como Amazon y Google.

El modelo del que hablamos llegaría como un complemento en la gama Apple TV, donde la compañía dirigida por Tim Cook ya ofrece un modelo de sobremesa que tiene su propio sistema operativo. El caso es que viendo lo bien que le van las cosas a Google con su Chromecast y, también a Amazon con su Fire Stick, en Cupertino valoran en lazar su propios dispositivos tipo dongle para conseguir una mayor cuota de mercado -que es de lo que se trata en muchas ocasiones-.

Esta carcasa convierte el Apple Watch Series 4 en un iPod

Además, este nuevo producto sería un aliciente más para la futura llegada del servicio de vídeo en streaming de Apple, que desde hace un tiempo está en desarrollo y que ya cuenta con creadores de prestigio que trabajan para ofrecer sus series y películas (un ejemplo son Steven Spielberg o M. Night Shyamalan). El caso, es que con un reproductor de bajo coste y que se conecta directamente al televisor en un puerto HDMI se ofrecería un acceso más asequible para los usuarios que no desean tener un dispositivo tradicional de sobremesa como se apunta en la fuente de la información.

Más opciones para el actual ecosistema de Apple

Lo normal es que si el reproductor económico de Apple al estilo Chromecast llega al mercado, este utilice su propio sistema operativo tvOS, para de esta forma que su uso sea eficiente con el resto de los productos de Apple (como por ejemplo los iPad y los iPhone). Y, además, esto aseguraría un buen funcionamiento al funcionar. Por lo tanto, es lógico pensar en un dispositivo que incluya procesador y RAM integrada -y, muy posiblemente almacenamiento interno para instalar aplicaciones y por ello más parecido a Fire Stick de Amazon-. Se conectaría al televisor por HDMI, y no le faltarían opciones avanzadas como mando a distancia, acceso a redes WiFi y, también, conectividad Bluetooth.

Interfaz de Apple TV

Lo cierto es que si finalmente llega al mercado un reproductor de Apple como del que hablamos, el movimiento tendría sentido ya que el actual Apple TV no es capaz de aguantar como antes en un mercado que ofrece soluciones más económicas -su cuota se estima en un 15%– y que no están exentos de calidad. Todo ello sin contar con la sencillez de uso que ofrecen y que todo se ejecuta desde los smartphones. Eso sí, el precio del dispositivo no tendría que ser muy elevado, ya que otras soluciones actuales no superan los 50 euros ofreciendo compatibilidad con iOS y Android, por lo que la compañía de Cupertino tendrá que hilar muy fino en este caso.

Los nuevos AirPods de Apple están más cerca que nunca