Debemos decir que, una vez conocida esta noticia, no sabemos muy bien qué pensar. La realidad virtual tiene muchas posibilidades para transportarnos a esos mundos a los que no podemos ir, y hacernos creer que estamos en medio de una batalla espacial o incluso disfrutando de una montaña rusa sin salir de casa. Ahora es al revés, es un mundo imaginario el que se cuela en una de esas atracciones de verdad para potenciar aún más la experiencia. Mirad.

Ataques galácticos al aire libre

Será en dos parques temáticos de EE.UU:, uno en Los Ángeles y otro en San Francisco, donde podamos montar por primera vez en una montaña rusa que se sirve de tecnología VR para potenciar su experiencia y, además, no creáis que han cogido a unos socios cualquiera, para nada, estamos hablando que junto a Six Flags (el nombre del parque) vemos en los créditos a Oculus y Samsung con sus Gear VR.

La idea es bien sencilla: nos plantamos frente a la nueva atracción llamada The New Revolution Galactic Attack, hacemos cola sin ver nada de naves espaciales (porque estamos ante una montaña rusa de las de toda la vida) y cuando nos sentamos en las vagonetas nos colocan unas gafas Gear VR de Samsung. El operario enciende la atracción y entonces empezamos a movernos mientras surcamos el universo en un ataque espacial masivo donde podemos mirar en cualquier dirección. 360º total.

Ese es, más o menos, el resumen de lo que ofrece este inédito mix entre realidad y ficción. Por un lado los movimientos que nos proporciona la atracción física y por otro la sofisticación que podremos sentir con las Gear VR puestas. Dos mundos entrecruzados y que podrían servir para recrear una experiencia infinitamente más real de lo que imagináis. Aquí tenéis un vídeo.

Experiencias de este tipo que combinan el movimiento real con proyecciones generadas por ordenador seguro que ya habéis vivido alguna, en muchos de los parque temáticos que hay repartidos por todo el mundo, pero nunca antes una atracción había permitido a cada participante vivir la aventura desde la perspectiva que más le gustara y mirar al punto que más le atraiga de la batalla (en este caso) sin atender a lo que hacen los demás. Eso sí, esta experiencia VR tiene, a priori, un pero, y es que nos aísla de los demás que van con nosotros en la montaña rusa ya que mientras tengamos las Gear VR puestas no podremos verlos.

En la presentación de esta atracción VR, Marc Mathieu, director de marketing de Samsung Electronic América, declaró que “Estamos encantados de seguir trabajando con Six Flags y llevar VR a un público masivo” mientras que desde el propio parque temático quisieron apuntar que “Six Flags se enorgullece de asociarse con Samsung para desarrollar la más nueva y más innovadora experiencia en la industria de los parques temáticos”.

¿Qué os parece esta mezcla de la realidad virtual en un entorno como son las montañas rusas? ¿Os parece una gran combinación o preferís ir sin gafas en una de estas atracciones?

  • Cervantes G

    Interesante!