En unas pocas semanas hay un evento en el que Microsoft anunciará novedades tanto en el apartado del software y, presumiblemente, también en el del hardware. El caso, es que se apunta que en ese momento podría ver la luz un nuevo equipo de la compañía de Redmond con un precio más ajustado que las actuales Surface, nos referimos a Microsoft CloudBook.

Según parece la versión Windows 10 Cloud, de la que ya hemos hablado en Topes de Gama y que ejecutaría en un principio sólo aplicaciones que existen en la tienda del sistema operativo, se acompañará con equipos que lo utilizan y, de esta forma, se demostraría que la apuesta por el desarrollo es potente. Y, ahí, es donde entran los mencionados Microsoft CloudBook –que, incluso, en algunas fuentes se indica que serán parte de la gama Surface- como modelos de un coste más reducido para competir con los Chromebooks que actualmente ganan de forma constante cuota de mercado.

Lo cierto es que conceptualmente hablando no es nueva la idea que tiene Microsoft en lo referente a utilizar un sistema operativo que únicamente sea capaz de utilizar aplicaciones “universales” que están en su tienda. Pero, al contrario de lo que ocurrió en su momento con los equipos con Windows RT, ahora sí que parece que es un momento adecuado y maduro ya que la cantidad de desarrollos existentes es mucho mayor –por ejemplo, no falta el cliente de Netflix, por poner un ejemplo-.

El precio será clave en Microsoft CloudBook

Pues sí, este apartado siempre es importante en cualquier dispositivo que se pone en el mercado, pero si el objetivo es ser una opción económica y atractiva por ello, mucho más. Evidentemente no se tiene claro cuál podría ser el precio del nuevo Microsoft CloudBook, pero si se mantiene el que en su momento tenían los modelos con Windows RT, unos 500 dólares (470 euros al cambio), las cosas pueden estar muy complicadas para competir de forma directa con los modelos con Chrome OS –independientemente del hardware integrado-. Lo ideal es que no se superen los 400 €, como mucho, y así incluso competir con alguno de los iPad de Apple.

Windows 10 Cloud

El caso es que resulta completamente lógico que la compañía de Redmond tome la decisión de lanzar dispositivos de un coste más reducido del que ahora mismo tiene en el mercado, ya que de otra forma no podrá competir de forma adecuada con el resto de las fabricantes. Microsoft CloudBook puede ser una posibilidad adecuada (sin ser una novedad conceptual en su objetivo, no hay que olvidar los Acer Aspire One CloudBook), pero son varias las preguntas que están en el aire y que se deben solventar al poner se en el mercado. En especial su hardware y acabado, para de esta forma tener claro si la relación calidad/precio es adecuada. Eso sí, el evento que en unas semanas está programado cada vez tiene mejores perspectivas.