En el año 2008 la llegada de los MacBook Air supuso toda una novedad, ya que su delgadez y ligereza no se habían visto hasta la fecha con un diseño atractivo. Pues bien, esta gama de producto puede tener las horas contadas de forma definitiva o cambiar su objetivo en el mercado -tal y como la conocemos actualmente-. 

Cuando Steve Jobs anunció al mundo la llegada de los ordenadores MacBook Air esta gama de producto tenía todo el sentido del mundo pero, ahora, lo cierto es que ya no lo es tanto. Esto se debe a que tanto la compañía de Cupertino como su competencia ponen en el mercado equipos muy similares en dimensiones y peso sin que tengan que ser “especiales”. Por lo tanto, se tiene que hacer algo con ella y dos son las posibilidades que existen.

La primera es que los MacBook Air pasean a ser equipos de gama de entrada, por lo que se ralentizarían las mejoras en sus características (o estas se mantendrían sin cambios, algo que no sería raro ya que desde hace un par de años estos equipos apenas han sufrido avances importantes). Por lo tanto, el precio sería lo verdaderamente atractivo. La segunda posibilidad es acabar de forma definitiva con los MacBook Air, ya que no ofrece diferencias suficientes para que sigan perdurando en el tiempo y, según las fuentes de la afirmación, esto es lo más probable.

Uso de un MacBook Air

Los suministradores no fabrican los MacBook Air

Esto es lo que hace pensar que esta gama de portátiles estaría tocando a su fin debido a que las razones que la hicieron aparecer en 2008 ya apenas tienen sentido. Según se ha podido conocer por fuentes de Foxconn, uno de las compañías que se dedican a la fabricación de los MacBook Air (y otros productos de Apple), esta gama de producto se ha interrumpido, por lo que se abandona por parte de la compañía de Cupertino. Esto, evidentemente, no ocurre con los iPhone, iPad y los portátiles MacBook que heredarían todo el mercado.

Portátil MacBook Air

Y esta es una información relevante, ya que de lo que ocurre con los productos de Apple, al menos en lo que tiene que ver si se fabrican o no, en Foxconn saben mucho. Y, por lo tanto, la forma en la que conocemos los MacBook Air todo apunta que ya no será la misma, ya que, de mantenerse en el mercado, no sería como un modelo diferencial debido a sus dimensiones y peso. Eso, ya es algo del pasado. Quizá en el evento para desarrolladores WWDC que la compañía celebra hoy, salgamos de dudas.