Cada vez son más los fabricantes que apuestan por ofrecer en su gama de producto equipos con sistema operativo de Google. Esto ocurre tanto en smartphones como en ordenadores portátiles, siendo Chrome OS el elegido en este último caso. Un nuevo modelo que llega al mercado es Lenovo Flex 11, del que os contamos lo más interesante que incluye.

Evidentemente hablamos de un Chromebook, un tipo de portátil que cada vez tiene más presencia en el mercado (en EEUU ya tiene una cuota que roza el 20% y, por ello, Microsoft lanzará Windows 10 Cloud). Esto se debe a que tienen un precio bastante ajustado y, además, ofrecen mucho más de lo que un tablet permite, en especial por el uso del teclado integrado. Si te preguntas por el precio que tiene este ordenador, el que se ha comunicado es de 279 dólares, lo que al cambio se queda en unos 265 euros.

Uno de los detalles en los que destaca el Lenovo Flex 11 es en la elevada resistencia que ofrece. La pantalla, por ejemplo, está mucho mejor sellada para que aguante los impactos de la mejor forma posible en las caídas y, en lo que se refiere al teclado, este es resistente al agua. Dos buenos añadidos que hacen a este Chromebook diferente a otros muchos que hay en el mercado actualmente –por cierto, que como ya comentamos en Topes de Gama todos los equipos que llegan desde 2017 son compatibles que con las aplicaciones Android, y el Lenovo Flex 11 no es una excepción-.

Diseño del Lenovo Flex 11

Lenovo Flex 11 un modelo bien conectado

Aparte de ofrecer compatibilidad con WiFi y Bluetooth, este Chromebook llega con puertos USB “tradicionales” y, también, los nuevos Tipo C, por lo que se da cobertura a todas las necesidades a la hora de dar uso a todo tipo de periféricos. Además, tiene salida HDMI, por lo que es posible conectar el Lenovo Flex 11 a un monitor o televisor. No falta tampoco la ranura para utilizar tarjetas microSD para ampliar los treinta y dos “gigas” de almacenamiento interno y el habitual puerto de auriculares (Jack 3,5 mm).

La arquitectura del procesador incluido en el Lenovo Flex 11 es ARM, que se acompaña con 4 GB de RAM, lo que es más que suficiente para realizar todo tipo de tareas sin que exista “lag” alguno. La pantalla de 11,6 pulgadas que se incluye es táctil, y dispone de una bisagra que permite girarla un máximo de 360 grados. Su resolución es HD (768) siendo su panel tipo IPS. Como no puede ser de otra forma, este Chromebook ofrece una autonomía espectacular, y según la propia Lenovo esta alcanza en el portátil del que hablamos las 10 horas de uso continuado.