Nadie duda a estas alturas de que Microsoft se ha convertido en uno de los fabricantes más innovadores del mercado, habiendo bautizado con Surface una exitosa trayectoria en el desarrollo de dispositivos portátiles. Y hay una pregunta que muchos usurarios se hacen respecto de los de Redmond, el por qué todavía no han optado por integrar en sus dispositivos el conector USB Type-C.

No cabe duda de que el microUSB tradicional está cediendo mucho terreno al conector USB Type-C, un estándar cada vez más presente en móviles y ordenadores que poco a poco se va ganando la confianza de los consumidores. A pesar de esta tendencia al alza de este tipo de conexión, desde Microsoft siguen pensando que no es una buena idea introducir el conector USB Type-C en sus equipos. Ahora uno de sus ingenieros ha desvelado la verdadera razón por la que no apuestan por él.

Conector USB Type-C, ¿no es lo suficientemente bueno?

Tal y como acabamos de conocer, el jefe de ingeniería de Surface Pete Kyriacou ha desvelado la verdadera razón por la que Microsoft no opta por integrar este tipo de conector en sus equipos. Para Kyriacou simplemente esta conexión “no es suficiente para Microsoft“. Por un lado Microsoft justifica esta decisión en que para los usuarios de una Surface, por poner un ejemplo, es más sencillo el uso de sus conectores magnéticos, no sólo porque se acoplan fácilmente, sino porque además ofrecen una solución única y suficiente para cargar el ordenador.

Imágenes del Surface Laptop

Kyriacou recuerda que aunque los cables USB Type-C cuentan todos con un aspecto similar, pero dentro de sí pueden ocultar distintas especificaciones, de 3 amperios, de 5 amperios, Thunderbolt, algo que puede confundir a los usuarios, que se sienten más cómodos con los conectores que lleva usando Microsoft desde 2014. Por esa razón han confiado también en este conector en el Surface Laptop, porque piensan que es una solución integral de principio a fin que les permite controlar mejor la calidad y funcionamiento de sus productos.

Imágenes del Surface Laptop

Lo que no termina de convencer a Microsoft es eso precisamente, que el cable con conector USB Type-C es más difícil de utilizar e identificar por el usuario medio, y que es mejor darle sólo un formato magnético que está comprobado que ofrece el rendimiento y funcionalidades esperadas por los usuarios. Dejando de lado las declaraciones de este integrante de Microsoft, nos da la sensación de que contar con sus conectores magnéticos es en realidad una parte más del negocio exclusivo de Microsoft con Surface. Porque evidentemente cuando se roma el cable de carga de Surface no nos va a bastar con coger cualquier cable USB que tengamos en casa, porque siempre tendremos que recurrir a comprar el cable oficial con su conector.