El iPhone X está a la vuelta de la esquina, y es que vamos a poder comprarlo ya en su reserva el viernes de esta semana, a partir de las 9:01 de la mañana, pero aunque pensábamos que iba a ser un éxito total, parece ser que las ventas no estarán a la altura de otros años.

Apple decidió el pasado 12 de septiembre que no iban a lanzar el iPhone X al lado de los iPhone 8, por temas de marketing y producción, dado que este nuevo iPhone con una pantalla OLED que ocupa todo el frontal tiene más coste de producción y más dificultades, por lo que Apple decidió retrasar su lanzamiento para que todo saliese perfecto.

No sabemos cómo le irá esto a Apple pero ya hemos visto que el bajo precio del iPhone le está pasando mala factura al 8, debido a que es una mejor opción para muchos compradores, por ofrecer casi lo mismo pero a un precio más bajo. Sumándole a que mucha gente ha pasado de comprar este nuevo iPhone al decantarse por el X.

La demanda del iPhone X no es tanto como se esperaba

Las razones de que se vayan a fabricar menos iPhone X pueden ser varias, lo primero, es que hay que saber que Foxconn tiene preparados entre 25 millones de iPhone para vender en este año, 10 millones menos que el año pasado, lo que nos deja claro que el interés por un móvil con un precio tan alto no es tanto. También hay que sumarle que este año Apple ha sacado tres dispositivos y las ventas se dividirán entre los tres.

Aparte, parece ser que, según algunos analistas, la demanda del iPhone va a ser menor que otros años, debido a su elevado precio y que hay mejores opciones en el mercado con iOS como lo puede ser el iPhone 7 y iPhone 8. Apple se está quitando ventas entre sus propios productos, pero puede ser que gracias a la menor demanda que hay este año no se note tanto.

Solo tres millones para su lanzamiento

Ayer comentábamos que el iPhone X se tenía que comprar en reserva y que no todos llegarían a tenerlo, dado que Apple comunicó que después de acabarse el periodo de reserva, no habría stock durante un tiempo. En los lanzamientos de un nuevo iPhone, Apple normalmente guarda entre 10 millones de nuevos móviles únicamente para el día del lanzamiento, pero parece ser que este año, solo tendrán listos 2 o 3 millones.

Este año será de transición para Apple con este nuevo móvil para preparar lo que viene el año que viene. Han tenido problemas con la pantalla OLED y ciertos componentes del FaceID, sumado a que su precio es elevado, pueden hacer del iPhone X un pequeño fracaso dentro de la compañía, y decimos pequeño porque va a ser uno de los móviles más llamativos y vendidos del año, pero no tanto como Apple se esperaba.