Llevamos mucho tiempo esperando que un fabricante lance al mercado el primer teléfono plegable. Si bien es cierto que ZTE dio la campanada al presentar el ZTE Axon M, lo que nosotros queremos en un smartphone con pantalla flexible. Sabemos cada vez más detalles sobre la pantalla del Samsung Galaxy X, el teléfono flexible del fabricante coreano. Y ahora nos acabamos de enterar que Xiaomi también está trabajando en su propio teléfono plegable.

No es el primer fabricante chino que pretende lanzar al mercado su propio teléfono plegable. Otros fabricantes como Huawei y Oppo preparan su propio dispositivo con una pantalla flexible pero el hecho de que Xiaomi se apunte a la moda de los smartphones plegables es una noticia excelente, más si tenemos en cuenta que este tipo de mercado es totalmente nuevo por lo que cuantos más fabricantes se apunten, mayor será la oferta disponible.

Huawei también se apunta a los teléfonos con pantalla plegable

Según los últimos reportes, el fabricante chino ya está trabajando en un teléfono plegable y está haciendo contactos con los proveedores necesarios para llevar a buen puerto este proyecto. Según parece, el diseño del smartphone con pantalla flexible de Xiaomi se caracterizaría por desplegarse hacia fuera para ofrecer un dispositivo muy compacto que podría aumentar el tamaño de su pantalla de forma notable.

Pantalla de un Teléfono plegable

El teléfono plegable de Xiaomi podría sorprender con su precio

No sabemos el plazo que se ha dado Xiaomi para presentar su propia solución, ni si quiera sabemos si será presentado en 2019, pero lo que está claro es que, a diferencia de otros modelos de la marca, el teléfono plegable de Xiaomi no será demasiado económico, por lo menos si lo comparamos con otros modelos de la firma con sede en Shenzhen.

Andrómeda, nuevos datos sobre el teléfono plegable de Microsoft

Hay que tener en cuenta que el Samsung Galaxy X, o según los últimos rumores Samsung Galaxy F, podría tener un precio que rondaría los 1500 – 2000 dólares. Una cifra altísima para un smartphone, pero hay que tener en cuenta que las pantallas plegables son bastantes caras de fabricar. Pero la ventaja que hay es que Xiaomi se ha comprometido a tener un margen de beneficio máximo del 5 por ciento en sus teléfonos por lo que nos podrían sorprender, y de forma muy grata, con el precio del teléfono plegable de la marca asiática.

Por último, aunque ya rumores anteriores hablaban de la posibilidad de que Oppo también trabajase en su propio teléfono plegable, ahora este nuevo rumor confirma que la marca asiática quiere apuntarse al carro de los smartphones flexibles con su propia solución. Una excelente noticia para el sector. Lo dicho, cuantas más marcas lancen un teléfono plegable, mejor para el mercado.