Antes de nada decir que no queremos invitar a nadie a cometer un pequeño delito con alguien que es de su total confianza, pero todos sabemos que, llegado el momento y cuando apenas nos queda un 2 ó 3 por ciento de la batería, somos capaces de cualquier cosa con tal de ganar unos minutos extra de autonomía.

Esta pregunta, hasta hoy, no tiene mucho sentido porque lo más que podríamos hacer es quitarle el cargador a un colega para conectar nuestro móvil. Y ya está. Pero en los últimos días nos hemos enterado con que Sony ha desarrollado una curiosa patente que viene a permitirnos coger energía del móvil de al lado de manera inalámbrica, de tal forma que sin mediar cable alguno podremos cargar nuestro terminal drenando el de nuestro amigo.

Todo el sistema parece funcionar gracias al chip NFC que llevan muchos teléfonos móviles y que les permitiría cargarse sin tener que ponerlo con un cargador en el enchufe. A partir de ahí podéis imaginar lo que puede ocurrir: ¿es posible arañar unos cuantos amperios al dispositivo de nuestro mejor amigo sin que se dé cuenta? ¿Os provocaría algún problema moral birlarle esa energía por el bien de vuestro smartphone?

¿Y le robarías energía de la nevera?

Pero cuidado, que este invento no parece limitarse solo al ámbito de la telefonía móvil sino que podría extenderse a otros aparatos mucho más grandes y siempre conectados a la electricidad. Es el caso de las lavadoras, de los microondas, de las neveras, etc. que podrían tener un chip NFC de estos con la opción de cargar otros terminales que les acerquemos.

Chip NFC móvil

Así que de llevarse al mercado este invento, podríamos tener una retahíla de aparatos dispuestos a llenarnos el móvil en cuanto los acerquemos a una distancia prudencial, llegando al extremo de no dejar nunca de estar cargándose. Al fin y al cabo, todos esos electrodomésticos nos rodean permanentemente y si es posible usar esa tecnología en cualquier sitio, ¿para qué querremos cargadores?

Sea como fuere, eso no quita para que de fondo se mantenga la pregunta que os hacíamos al principio: ¿este invento no es más que el comienzo de una era de robos masivos de energía entre unos y otros? ¿Estando en las últimas le quitaríais a vuestro mejor amigo unos cuantos amperios para mantener vuestro smartphone encendido? ¿Creéis que él también lo haría con vosotros?

  • Quegüerti

    ¿Pero qué me estás container? No, no lo haría. Prefiero conservar mi relación de amistad con mis amigos que conservar la conexión a las redes sociales. Es que todavía quedamos seres humanos con algún ápice de sociabilidad.