Son bastantes la novedades que se ofrecen en los nuevos Samsung Galaxy S8. Algunas eran esperadas y bastante conocidas, como por ejemplo el procesador Exynos 8895 elegido o el paso del lector de huellas en la parte posterior (para favorecer al reconocimiento de iros o facial). Pero hay otras de las que es interesante hablar para tener claro todo lo que ofrecen, como por ejemplo la inclusión de Bluetooth 5.0 o la pantalla denominada Infinity Display.

Ayer ya os comentamos lo más importante de otros dos añadidos de los Samsung Galaxy S8: DeX y Bixby, siendo el primero un accesorio que creemos que tiene un gran potencial. Y, ahora, le toca el turno a otros dos que también van a marcar diferencias frente a otros modelos del mercado, al menos en un primer momento. El caso, es que con la información que indicamos, se descubre algo que indicamos en su momento al comentar todas las novedades que son de la partida en los nuevos terminales: la compañía coreana ha incluir avances en todos los apartados, ya sea hardware o software (sin olvidar el diseño).

Bluetooth 5.0, el Samsung Galaxy S8 llega el primero

Pues lo cierto es que esto es algo que para muchos ha pasado algo desapercibido, pero los nuevos modelos de la gama Samsung Galaxy S8 son los primeros en el que incluye esta versión de la mencionada conectividad inalámbrica. Y, esto, siempre es un punto a favor ya que se ganan nuevas opciones y se consigue un mejor funcionamiento (ya que es completamente compatible con versiones anteriores).

Uso de un Samsung Galaxy S8

Así, por ejemplo, ahora los Samsung Galaxy S8 compatible con Bluetooth 5.0 son el doble de rápidos a la hora de transferir información y, además, la distancia de conexión se cuadruplica. Aparte, también se gana una mejor funcionalidad a la hora de estar conectado a dos altavoces (o auriculares) externos al mismo tiempo y, todo ello, con un control exhaustivo de apartados como el volumen.

Adicionalmente, es importante comentar que gracias al uso de este estándar en los Samsung Galaxy S8, la calidad de sonido que es posible conseguir mediante el uso de la interfaz inalámbrica es mayor, debido por un lado a que se trabaja con mayor cantidad de información y que se incluyen tecnologías al respecto. Como se ve, todo son mejoras, y no precisamente menores par el día a día.

Logotipo Buetooth 5.0

Infinity Display, clave en los Samsung Galaxy S8

Esto es algo que se le dio mucha importancia en la presentación del Samsung Galaxy S8, y con razón. Parece que las compañías apuestan por el uso de un ratio de aspecto diferente en sus terminales de gama alta (un ejemplo aparte del que comentamos es el nuevo LG G6, del que ya hemos publicado su correspondiente análisis), y en el caso del Samsung Galaxy S8 el utilizado es 18,5:9, con un panel con resolución QHD+.

El caso es que se tiene una pantalla que ocupa gran parte de la frontal del Samsung Galaxy S8 (más o menos el 80%) y en esta es donde se incluyen los botones de control del sistema operativo, lo que ha supuesto un cambio -y en parte se da un paso más para estar más cerca de lo que propone Google con Android-. Destacar la respuesta con intensidad de presión en el nuevo Home en el panel, lo que le dota de un funcionalidad diferente y única respecto a la competencia.

Calidad de la pantalla del Samsung Galaxy S8

Gracias a la nueva pantalla Infinity Display que es de la partida en los Samsung Galaxy S8, y en especial al uso de la relación de aspecto antes mencionada, las imágenes se ven mucho mejor y con más calidad, así como que el espacio para escribir es mayor lo que se agradece al utilizar redes sociales, por poner un ejemplo. Parte, el uso de multiventana -presente en los modelos de la compañía desde hace tiempo- se ve beneficiada, ya que hay más espacio en la que gestionar las elegidas-.

Interacción con la pantalla del Samsung Galaxy S8

También hay que destacar que las notificaciones ahora aprovechan la pantalla mejor para que sean vistas de una forma más cómoda y atractiva, utilizando al máximo la relación de aspecto -y, como no, la curvatura Edge que se mantiene en los Samsung Galaxy S8-. Si a todo esto se le suma la protección Gorilla Glass 5 y que la calidad de imagen y respuesta táctil son espectaculares, muy pocos son los que no pueden pensar que estamos ante una de las mejores pantallas que jamás se ha integrado en un smartphone. Si deseas conocer cómo se gestionan los fondos de escritorio en este nuevo componente en MovilZona lo explican de forma detallada.

  • Andrés Mejías

    Se ve muy bien este S8, no sé todavía si cambiaré mi S7 Edge, esperando su Review genios!

  • Fabian Alcón

    Espero a fondo la review de ambos arriba topes de gama!