El Samsung Galaxy S10 y sus variantes ya dominan la actualidad móvil. Y la mejor prueba es que a falta de unos meses para su lanzamiento, el Samsung Galaxy S10+ ha pasado por uno de los test de rendimiento más importantes para sacar músculo, desvelando la potencia que es capaz de desarrollar el futuro tope de gama.

Ayer conocíamos por ejemplo que una de las variantes del terminal, su edición de aniversario, podría contar con nada menos que 12GB de RAM y hasta 1TB de almacenamiento interno, algo nunca visto hasta ahora en un smartphone.

Resultados del Samsung Galaxy S10+ en AnTuTu

El test de rendimiento de AnTuTu sirve de referencia para conocer la potencia que puede entregar un smartphone en distintas situaciones. Aquí no sólo se mide el rendimiento del procesador, sino de todo el conjunto del móvil, y cómo aprovecha este el hardware con el que cuenta. Y en esta ocasión ha sido el Samsung Galaxy S10+ el que ha pasado por AnTuTu. Así que ya conocemos la puntuación del Samsung Galaxy S10+ en este test, siendo de 325076 puntos, una cifra que anticipa un móvil muy potente.

Samsung Galaxy S10+ AnTuTu

Hablamos de la versión del Samsung Galaxy S10+ con el procesador Exynos 9820, que será el que monten los Galaxy europeos, por ejemplo, mientras que en Estados Unidos se lanzaría con el procesador Snapdragon 8150, el que sería conocido como Snapdragon 855, pero que finalmente modificará su nomenclatura. Mientras que el Exynos está fabricado con tecnología de 8nm, el Snapdragon presume de 7nm, lo que proporcionaría cierta ventaja en el rendimiento al procesador de Qualcomm. De hecho en las puntuaciones de AnTuTu ya se ha dejado ver una cierta diferencia en el rendimiento de ambos procesadores.

Cámara del Samsung Galaxy S10

De hecho hace unos días el Snapdragon 8150 aparecía en el test de rendimiento de AnTuTu con una puntuación de 362292 puntos, lo que sin duda supera al rendimiento del Exynos de Samsung. En cualquier caso no son diferencias sustanciales, ambos superan con holgura los 300000 puntos, que es precisamente lo que consigue también el iPhone XS con su Apple A12 Bionic como sistema operativo. Así que en estas cifras, entre los 320000 y 360000 puntos es por donde se moverán los topes de gama de 2019, una evolución lógica, y que una vez más dejará en manos de la optimización de cada fabricante no sólo del hardware, sino también del software, la capacidad de sus smartphones para ser los más rápidos en los test de rendimiento, y por supuesto en el día a día de sus propietarios.