El Samsung Galaxy Note 9 es uno de los dispositivos más esperados. El próximo buque insignia dentro de la familia de phablets del fabricante coreano llega para hacer frente a pesos pesados como el Huawei P20 Pro. Y parece que el diseño del Samsung Galaxy Note 9 será uno de sus elementos más diferenciadores.

Y es que una última afirmación confirma que la presentación del teléfono, que apuntaba a finales de julio, se retrasará un par de semanas. ¿El motivo? Samsung quiere cambiar el diseño del Samsung Galaxy Note 9.

Parte del hardware incluido en el Samsung Galaxy Note 9 al descubierto

Las razones que señala el informe tienen bastante lógica: el vicepresidente de Samsung, Lee Jan-Yong, ha estudiado a su competencia y ha visto que los terminales que ha probado cuentan con una pantalla que ofrece una gran sensación, por lo que quiere que la pantalla del Samsung Galaxy Note 9 cambie su diseño reduciendo el grosor del cristal en 0.5 mm.

Posible Diseño del Samsung Galaxy Note 9

La pantalla será el motivo del cambio de diseño del Samsung Galaxy Note 9

Para ello Lee Jan- Yong ha hablado con los ingenieros de la compañía coreana para ver si era posible. ¿Su respuesta? Necesitarán retrasar la presentación del Samsung Galaxy Note 9 para conseguir llegar a tiempo.

El Samsung Galaxy Note 9 aparece de nuevo y confirma su procesador

Esto no es un problema para Samsung ya que lanzar su teléfono en agosto le sigue dando ventaja respecto a sus principales competidores; la próxima generación de terminales de Apple, con el iPhone X Plus como máximo exponente, serán presentados en septiembre mientras que el Huawei Mate 20 llegaría al mercado en otoño por lo que el Samsung Galaxy Note 9 seguiría teniendo un par de semanas de ventaja respecto a sus rivales más directos.

Posible Diseño del Samsung Galaxy Note 9

Lo que está claro es que las características técnicas del terminal no variarán respecto a los últimos rumores. De esta manera se espera que el Samsung Galaxy Note 9 cuente con una pantalla Super AMOLED formada por un panel con una diagonal de 6.38 pulgadas, ligeramente más grande que la de su predecesor,  junto con un procesador Snapdragon 845 para Estados Unidos y un SoC Exynos 9810 para los demás mercados.

Habra una versión con 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento, aunque se especula con la posibilidad de que llegue una versión vitaminada del Samsung Galaxy Note 9 con la misma RAM pero con 512 GB de memoria interna.

Samsung Galaxy Note 9 sin lector de huellas bajo la pantalla, ¿cuál será el elegido?