A la compañía Samsung le queda otro terminal de gama alta para lanzar al mercado este mismo año 2019, que no es otro que el Samsung Galaxy Note 10. Este modelo como es habitual, hereda algunas de las mejores opciones de la gama Galaxy S, pero la mejora en algunos apartados. Y, por lo que parece, destacará en la fotografía.

Así, todo apunta a que el Samsung Galaxy Note 10, que será anunciado a finales de verano, se convertirá en el segundo dispositivo de la compañía asiática que ofrecerá una combinación de cuatros sensores en su cámara principal (siendo uno de ellos tipo ToF y por lo tanto dedicado al trabajo 3D). De esta forma, es lógico pensar que dará uso a combinación de elementos idéntica a la que incluye el Samsung Galaxy S10 5G, que se pondrá a la venta en pocos meses y que fue anunciado hace poco junto con el resto de la gama Galaxy S10 -justo antes del Mobile World Congress de Barcelona-.

El Samsung Galaxy S10 es oficial, con lector de huellas ultrasónico y mucho más

Según la fuente de la información, la cámara del Samsung Galaxy Note 10 se compondrá de los siguientes sensores: principal de 12 MPx; secundario y dedicado a la teléfono de 12 Mpx; uno específico para el gran angular con resolución de 16 Mpx; y, el cuarto y último, será le ToF que permitirá realizar trabajos de profundidad avanzados y de entornos 3D. Si estos se confirma, y más allá del stylus  S Pen, habrá qué diferencias tendrá este dispositivo respecto al Galaxy S10  5G, que ya ofrece una pantalla grande y batería de gran carga (6,7 pulgadas y 4.500 mAh, respectivamente).

Dos modelos del Samsung Galaxy Note 10

Pues esto es algo que cada vez está ganando más fuerza, ya que las nomenclaturas que se están conociendo del Samsung Galaxy Note 10 son dos, cuando siempre ha ido una para este modelo -y acabada en cero-. El caso, es que estos datos apuntan que hará una variante tradicional (SM-N970F) y otra que ofrecerá conectividad 5G (SM-N975F), segmento del mercado donde la compañía coreana quiere estar presenta como líder desde el primer momento.

Eso sí, ambas variantes del Samsung Galaxy Note 10 compartirán las características hardware esenciales que ofrecerá la gama de producto, como por ejemplo el uso de 12 GB de RAM y 512 gigas de almacenamiento que podría llegar a a 1 TB -y siempre ampliable mediante el uso de tarjetas microSD-. En lo que tiene que ver con la pantalla, esta apunta a ser Infinity-O (con agujero para las cámaras frontales) y con unas dimensiones de 6,75 pulgadas con un panel tipo Dynamic AMOLED. Ahora está por ver el precio de este modelo que, si se sigue la forma de actuar hasta la fecha de la firma asiática, la versión más económica se situará en torno a los 1.000 euros.

Los mejores teléfonos que hemos probado en Topes de Gama