El iPhone X ha venido a revolucionar la gama de Apple en todas las facetas, no sólo en su diseño y rendimiento, sino también en su interfaz, que como sabéis ha cambiado por las peculiaridades de su diseño. Al igual que el procedimiento para solucionar cuando un iPhone X bloqueado.

Ahora que el gran competidor del iPhone X ha llegado al mercado, el Samsung Galaxy S9+, hemos podido ver comparado qué es lo que le cuesta cada teléfono a sus fabricantes, por lo que podemos conocer los márgenes de beneficio que dejan.

Cómo actuar cuando un iPhone X bloqueado

Como sabéis los que sois asiduos clientes de Apple y de sus iPhone, cuando uno de estos móviles se queda bloqueado, no hay más que mantener pulsado el botón de encendido para que aparezca el botón deslizante que nos permite reiniciar el terminal. Algo que ya no es válido para el iPhone X, ya que si pulsamos prolongadamente este, veremos cómo se activa el asistente de voz Siri en lugar de aparecer el botón para reiniciar. Así que como en tantos otros aspectos del iPhone X, la forma de proceder es completamente distinta a la que hemos conocido en los anteriores iPhone.

iPhone X está bloqueado

En esta ocasión la forma de reiniciarlo si el iPhone X está bloqueado, es bastante similar a la que utilizamos en los móviles Android cuando queremos entrar en el modo Fastboot. Aquí no hay que pulsar un botón, sino tres para que el iPhone X se reinicie, y con un poco de suerte resuelva los problemas que lo han llevado a que se quede bloqueado. Es sólo similar a Android porque hay que pulsar los tres botones físicos, pero la secuencia es distinta en este caso.

Para poder reiniciarlo debemos pulsar primero sobre el botón de subir volumen de forma rápida, pulsando y soltando, para hacer acto seguido lo mismo con el botón de bajar volumen. Una vez pulsados los dos botones, necesitamos ahora sí dejar pulsado el botón lateral, el de encendido, durante un tiempo prolongado hasta que veamos que comienza el reinicio. Este es el mismo procedimiento que también han estrenado el iPhone 8 y 8 Plus, y que se diferencia también de los anteriores iPhone. Así que como veis el secreto se encuentra en seguir la secuencia de pulsación de los botones, haciéndolo además lo más rápido posible, o de lo contrario no podremos reiniciarlo.