Ya hemos podido toquetear el nuevo smartphone Sony Xperia XZ1 Compact, un terminal con unas dimensiones de pantalla reducidas y que no tiene mucha competencia en el mercado ya que hablamos de un modelo que llega con unas características potentes. Esto es lo que nos ha parecido este dispositivo de la compañía japonesa.

Como ocurre con el Xperia XZ1, este dispositivo llega con sistema operativo Android, concretamente es la versión Oreo y se posiciona como uno de los primeros que llega al mercado con este desarrollo de Google (se espera el despliegue del Sony Xperia XZ1 Compact en el mes de octubre). Al probar el terminal, hemos descubierto que la personalización no es muy grande, lo que favorece al uso y aprovechamiento del hardware.

Sony Xperia XZ1 Compact en uso

Impresiones del diseño del Sony Xperia XZ1 Compact

Acabado en plástico y fibra de vídeo -con algunos remates en metal-, lo que más destaca del Sony Xperia XZ1 Compact es que es tremendamente manejable, ya que tiene unas dimensiones reducidas. Pero, esto, no hace que no disponga de todo lo habitual que existe en los dispositivos de la firma japonesa, como por ejemplo el botón que permite iniciar de forma directa la aplicación Cámara. A primera vista, hay que reconocer el smartphone es atractivo.

Con 143 gramos de peso, lo cierto es que tiene un aspecto compacto, y que ofrece todo lo que actualmente se espera de un modelo de gama alta. Así, por ejemplo, el puerto de carga es USB tipo C y, como no, dispone de lector de huellas en el botón de encendido, una ubicación que nos gusta bastante por ergonomía y eficacia. Aparte, al Sony Xperia XZ1 Compact tiene protección frente al agua y polvo, concretamente IP68.

Interior del Sony Xperia XZ1 Compact

Pues este modelo es bastante parecido al Xperia XZ1y un ejemplo de lo que decimos es que el procesador es un Snapdragon 835 que se acompaña con 4 GB de RAM. Esto, evidentemente, es sinónimo de buen rendimiento y las aplicaciones que ejecutamos con el dispositivo corrían con mucha fluidez. Eso sí, alguna diferencia hay, como por ejemplo que el almacenamiento se queda en 32 gigas, siendo ampliables eso sí.

En lo que tiene que ver con la batería, la carga de esta es de 2.700 MAh, con carga rápida, y que augura una buena autonomía en un principio. La conectividad muy completa, ya que no le falta Bluetooth 5.0 o NFC. La pantalla del Sony Xperia XZ1 Compact es de 4,6 pulgadas con calidad HD, puede parecer que no es mucho, pero las dimensiones del panel IPS creemos que se cumple perfectamente. La calidad, muy buena.

Calidad de la pantalla del Sony Xperia XZ1 Compact

No le falta al Sony Xperia XZ1 Compact la opción de utilizar 3D Creator, que permite generar moldes en tres dimensiones con la cámara integrada -y compartirlos o mandarlos a una impresora-. Sencillo de utilizar y con un software desdichado, lo cierto es que es divertido y efectivo, por lo que funciona bastante bien. ¿Su utilidad? El tiempo dirá, pero es un añadido que le hace diferente.

3D Creator en el Sony Xperia XZ1 Compact

Datos finales del Sony Xperia XZ1 Compact

En lo que tiene que ver con el apartado fotográfico, la experiencia que hemos tenido al utilizar la cámara principal y la aplicación es buena. El hardware es el siguiente: sensor trasero de 19 megapixeles con apertura F:2.0 que permite grabar a 4K, incluye estabilización -de gran calidad- y, además, la cámara lenta a 960 cuadros está presente. Muy bien, la verdad, sin olvidar que dispone de Captura Predictiva.

Aplicación cámara del Sony Xperia XZ1 Compact

La cámara incluida en el frontal del Sony Xperia XZ1 Compact es diferente a la de su hermano mayor, y se queda en 8 Mpx, incluyendo flash en pantalla (a destacar que incluye un Modo denominado Selfie Grupal, que permite abrir el campo de la toma que se hace con pulsar sólo un botón en la pantalla). El precio con el que llega el terminal al mercado, recordamos en el mes de octubre, es de 599 euros.