Ya hemos estado probando el Samsung Galaxy Fold, un teléfono que pude significar un punto de inflexión en lo que tiene que ver con la tecnología móvil ya que incluye una pantalla flexible que le permite aumentar sus opciones de uso y, a la vez, un diseño sorprendente. Estas son las primeras impresiones que nos ha dejado.

Las características del terminal del que hablamos se pueden conocer de forma detallada en la ficha técnica del Samsung Galaxy Fold que existen MovilZona y, la verdad, es que no hay resquicio alguno en lo que tiene que ver con el hardware ya que el integrado es realmente potente. Por cierto, un buen detalle al dar uso al equipo es que la solidez es bastante grande, aunque en el recorrido de la bisagra integrada existe cierta parte que da un feeling distinto.

Samsung Galaxy Fold: consigue ahora mismo todos sus fondos de pantalla

La sensación por el tamaño del Samsung Galaxy Fold es muy buena, ya que para nada es un dispositivo que ofrezca un mal agarre o que sea complicado manipularlo y, esto, nos ha sorprendido gratamente. A destacar especialmente su estrechez. En lo que tiene que ver con la pantalla, la desplegada tiene una gran calidad de imagen, en la zona central, se nota una ligera línea rugosa en la zona por la que se dobla. En lo que tiene que ver con la frontal, cumple cometido, y es correcta con un aprovechamiento frontal pero realmente práctica.

Uso del Samsung Galaxy Fold

Las aplicaciones se ejecutan sin problemas, pero algunos desarrollos se nota que no están completamente adaptados y existen bandas que cortan por el formato de la pantalla. Pero esto es algo que se irá mejorado con el paso del tiempo. En lo que tiene que tiene que ver con la continuidad al pasar de una pantalla a otra de las aplicaciones, todo funciona bien y hay que decir que es mejor de los esperado. El uso de la biometría, hay que decir que el reconocimiento facial del Samsung Galaxy Fold se ejecuta con una rapidez y efectividad más que destacable, y en lo que tiene que ver con el lector de huellas lateral trabaja bien y no se accede mal a él.

Algunos detalles finales a comentar es que las cámaras  hay que decir que el uso es perfecto y no se tiene duda alguna a la hora de utilizarlas, y no te preguntas si hay que colocarlo manipular de una forma u otra el Samsung Galaxy Fold. Un detalle final: la batería, que admita carga rápida e inalámbrica, da lo suficiente para que la autonomía sea buena sobre el papel y se agradece que la pantalla pequeña cuando está cerrado se usa más de lo esperado. Por lo tanto, aquí todo positivo en el smartphone.

En definitiva, que apunta buena maneras el Samsung Galaxy Fold antes de poder ofrecer el análisis completo. Eso sí, por ahora, no nos ha dado fallo alguno en el uso este terminal que, evidentemente, destaca por su pantalla flexible.

Los mejores teléfonos que hemos probado en Topes de Gama