Ayer fue un gran día para el gigante con sede en Mountain View. Por un lado, el fabricante presentó los nuevos Pixel 3a y Pixel 3a XL, además del Google Nest Hub Max, un centro multimedia para controlar cualquier rincón de tu hogar. Y ahora, tras asistir a sus presentación oficial, hemos tenido la oportunidad de probar el teléfono Made by Google más vitaminado. Sin más, te dejamos con nuestras primeras impresiones con el Pixel 3a XL.

Hablamos de un dispositivo que llega para competir con la gama media ofreciendo unas características realmente competitivas. Pero, ¿vale la pena comprar el Pixel 3a XL de Google? Tras nuestra toma de contacto, podrás comenzar a hacerte a la idea de si es una opción a tener en cuenta.

Pixel 3a XL y Pixel 3 XL

Para empezar, tenemos un dispositivo con un diseño calcado al de sus hermanos mayores. De esta manera, hablamos de un terminal con un apartado estético un poco anticuado. Gran parte de este problema lo vemos en el hecho de que el Pixel 3a XL de Google llega con unos marcos excesivamente grandes. Tampoco tenemos notch, motivo principal del tamaño desmedido de sus biseles.

Pixel 3a XL por detrás

El Google Pixel 3a XL tiene un diseño convencional y un poco anticuado

A esto, hay que sumarle el hecho de que está fabricado en policarbonato.  Y sí, cogiendo un Pixel 3 XL y un Pixel 3a XL se nota demasiado la diferencia: los acabados en plástico nos dejan claro que el gigante de Internet ha tenido que recortar en algunos apartados pero, si tenemos en cuenta que otros modelos de la misma gana cuentan con materiales nobles, es un punto en contra de este nuevo terminal de la familia Pixel.

This slideshow requires JavaScript.

Tampoco tenemos certificación IP de ningún tipo, por lo que el Pixel 3a XL no es resistente al agua, aunque a cambio tenemos un jack de 3.5 mm, por lo que podremos conectar unos auriculares de cable. No, el apartado estético no es el gran punto fuerte de este modelo, sus principales alicientes llegan con las características técnicas que dan vida al nuevo teléfono Made by Google.

Pixel 3a XL

Unas características de gama, aunque con algunas sorpresas muy interesantes

En términos de hardware, el Pixel 3a XL llega con un procesador Snapdragon 670 junto con 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento interno que no se puede ampliar a través de una ranura para tarjetas microSD. Eso sí, a cambio tenemos una batería de 3.700 mAh con carga rápida de 18W que ofrece una autonomía excelente. En nuestras primeras impresiones las sensaciones están siendo realmente buenas, un detalle a tener en cuenta.

Respecto a la pantalla del Pixel 3a XL, nos encontramos con un panel OLED de 6 pulgadas que alcanza la resolución Full HD+. Sí, la calidad de la imagen es realmente buena, con unos colores vívidos y nítidos y que nos ha dado la sensación de que es la misma pantalla que la del Pixel 3 XL, pero seguimos sin entender que cuente con unos marcos tan grandes que llegan a desmerecer la experiencia de usuario.

Pixel 3a XL

Eso sí, sus dos altavoces, uno situado en la parte inferior y otro en la parte frontal, ofrecen una gran calidad de sonido, por lo que el Pixel 3a XL de Google es un gran dispositivo para disfrutar de contenidos multimedia. Y no nos podemos olvidar del detalle de que llega con Android 9 Pie puro, sin ningún tipo de capa personalizada y encima sabemos que tendremos actualizaciones durante 3 años.

Cámara del Pixel 3a XL

Y, por último, hemos podido probar la cámara del Pixel 3a XL y, por lo que nos ha parecido, estamos ante la misma cámara que el Pixel 3 XL, un gran detalle a tener en cuenta. Sí, por 479 euros tendremos una de las mejores cámaras del mercado, un gran detalle a tener en cuenta.

Por último, os dejamos con nuestras primeras impresiones en vídeo con el Google Pixel 3a XL para que no os perdáis ningún detalle sobre nuestra toma de contacto.