Cuando se tiene una idea a la hora de lanzar un producto y se tarda mucho en convertirlo en una realidad, en la mayoría de las ocasiones aparecen rivales que piensan que esta es una buena opción -y se ponen a trabajar al respecto-. Y, esto, parece que es lo que le ha ocurrido a Samsung y su teléfono plegable. Según se ha conocido, Oppo tiene intención de plantarle cara.

El caso, es que parece que los coreanos no van a estar solos a la hora de poner en el mercado un teléfono con pantalla flexible, y no nos referimos a una que utilice bisagras en su mitad, como ofrece el ya anunciado ZTE Axon M. Las intenciones que tiene Oppo no son simplemente una idea, ya que que la compañía ha registrado una patente para el desarrollo de su propio dispositivo y, de esta forma, competir de tú a tú con el Samsung y su teléfono plegable.

El Samsung Galaxy X aparece en la web del fabricante

El caso es que como se puede ver tras este párrafo, la idea que tiene Oppo apunta buenas maneras. Esto se debe a que en el diseño se aprecia que en la trasera existe un espacio en la parte central que es rugoso (similar al propio de un fuelle), que permitirá plegar la pantalla flexible que tendría el dispositivo. Incluso, se se puede ver claramente que el modelo de la firma asiática, incluirá una cámara con dos sensores que incluso se podría dar uso como frontal al cerrar el dispositivo.

patente teléfono plegable de Oppo

Más detalles de la patente de Oppo para competir con Samsung

También se ha publicado una imagen de los laterales y frontal que ha incluido Oppo en su patente. Y, como queda claro, el panel no tiene ruptura alguna una vez que el dispositivo parece abierto por completo, por lo que es claro que la idea es utilizar una pantalla flexible, que bien podría utilizar tecnología OLED. El caso, es que la superficie podría alcanzar la propia de los tablets de menores dimensiones. El ratio apunta a ser de 16:9 -nada de 18:9-, pero esto no es algo realmente importante.

Lateral y frontal del teléfono plegable de Oppo

Con una ubicación lógica de los sensores –en uno de los laterales al estar abierto el dispositivo-que tendrá el dispositivo de Oppo para competir con el teléfono plegable de Samsung, lo cierto es que la tardanza de esta en poner el mercado su modelo (se apunta a finales de 2018), favorece a que otras compañías se decidas a competir con ella. Eso sí, está por ver si esta patente finalmente puede ver la luz, pero Oppo ya la tiene como se apunta en la fuente de la información y, esto, ya le permite trabajar en su fabricación.