Mañana es el día en el que el esperado OnePlus 5 será presentado oficialmente, y de él hay muchas cosas que se conocen y que han llevado a que las reservas que ahora mismo existen de este modelo superen el medio millón de unidades. Así, este modelo apunta a disponer de una pantalla con calidad Full HD. Qué es lo bueno y lo malo de esta decisión.

Este es uno de los apartados continuistas que ofrecerá el OnePlus 5 –ya que se dará uso a un panal AMOLED de 5,5 pulgadas, por lo que no habrá muchos cambio- y, por lo tanto, puede que muchos piensan que no existe una evolución adecuada para poner en aprietos a otros gama alta del mercado, como pueden ser el Samsung Galaxy S8 o el LG G6 (del que hoy se ha conocido una nueva variante con más almacenamiento del LG G6). Pero, lo cierto, es que hay beneficios por ello… así como algunas lagunas. Os las contamos.

Que tiene de bueno los 1080p para el OnePlus 5

Pues, evidentemente, conseguir que el precio del terminal no sea tan alto como lo que otros dispositivos de gama alta tienen en el momento de ponerse a la venta. Es lógico pensar que, si se incluye un panel con calidad QHD, el coste de fabricación aumenta y, para conseguir la rentabilidad deseada, lo normal es subir el precio final del dispositivo –que ya se apunta a que será más alto que en anteriores generaciones en el OnePlus 5-. Por lo tanto, no es mala idea dejar las cosas como están y mejorar en otros aparatados ya que, lo cierto, es que 1080p es suficiente para la inmensa mayoría (aunque en la comparación directa con otros modelos saldrá perdiendo, por mucho que se incluya soporte para colores DCP-P3 para una mejor representación de los rojos y los verdes).

Funda del OnePlus 5

Otro de los beneficios es el consumo. Este es un mantra que desde hace tiempo es motivo de discusión. Algunos prefieren aumentar la resolución, aunque se pida un esfuerzo extra al hardware que se ve acompañado de unas necesidades energéticas mayores. Otros, que creen que Full HD y los 401 puntos por pulgadas para el OnePlus 5 son suficientes para todo tipo de trabajos y que, si esto permite que la autonomía que ofrecer terminal con su batería de 3.300 mAh se optimiza, mejor que mejor. En mi opinión, todo lo que sea mejorar la autonomía, es crucial para conseguir la mejor experiencia de uso -por mucha recarga rápida que se incluya-.

También hay un par de detalles más que se deben tener en cuenta, y que son bastante importantes. El primero es que, si se libera de trabajo al procesador en lo que tiene que ver con la pantalla, el rendimiento global se ve beneficiado (y, esto, con juegos o desarrollos muy exigentes puede ser esencial para que el procesador Snapdragon 835 muestre todo lo que es capaz de hacer con el software). La segundad tiene que ver con un mal que padecen algunos terminales con paneles QHD, y es que estos se calientan mucho más que los Full HD y, en ocasiones, es incluso algo molesto al manipularlos… especialmente en verano. Con 1080p, esto no sucede.

Lo que no es tan bueno de los 1080p en el OnePlus 5

Lo primero, y que es más evidente, es que el incluir un panel Full HD hace que algunos piensen que, realmente, no planta cara a los modelos de gama alta más reconocidos como hemos indicado. Incluso, algunas compañías como Honor ya disponen de dispositivos con pantalla QHD. Y, por lo tanto, parece claro que pierde un poco el paso el OnePlus 5.

Lo siguiente a valorar es que el acceso a la realidad virtual, que ha legado para quedarse, no será una opción real para el OnePlus 5. Esto lo digo ya que, una vez que he probado modelos con pantallas QHD y alguno con Full HD, los primeros son los que realmente ofrecen algo de calidad en lo que se visualiza. Y, por lo tanto, no creo que la compañía asiática lance nada en VR hasta, por lo menos, la siguiente generación. Y, esto, realmente sí que es algo que se tiene que valorar.

OnePlus 5 de color rojo

En realidad, no es mucho más lo que se pierde en general para los usuarios que dan un uso normal a su smartphone y que, consecuentemente, que no tienen grandes necesidades en el apartado de la imagen. Y, por lo tanto, a la pregunta que pongo en el titular a si es un acierto o un error mantener una pantalla Full HD en el OnePlus 5, la respuesta es que para nada es un fallo. Quizá, el próximo modelo que ponga en el mercado la compañía sí que será el momento de dar el salto a QHD, pero ahora no se pierde tanto como para considerarlo un fallo capital. ¿Qué opináis vosotros?

  • Juan Gilsanz

    Si duda es la mejor decisión que han podido tomar. Menor consumo de batería, mejor rendimiento y panel más barato

  • Llovaz Gs

    el s8 de mi mujer lo tiene con la opción FHD para que le dure mas la batería, cabe señalar que no se dió cuenta que se lo puse así, no se nota la diferencia…. bien por one plus

    • ElYi

      Dio no lleva tilde

      • Llovaz Gs

        tienes razón, gracias 🙂

  • Paco

    Tengo una tele de 55 pulgadas 4k, y además del poco contenido 4k a día de hoy, te tienes que fijar bastante bien para notar la diferencia entre el FHD. Básicamente en Netflix y poco más puedo “aprovechar” el 4k. Hace falta que diga mi opinión de 4k en 5’5 pulgadas? Yo creo que es bastante obvio. Que mejoren las baterías y dejen las pantallas como están.

    • Agustin

      Considero que tu planteamiento no es del todo correcto ya que la calidad del panel de una televisión no tiene mucho que ver con la de un smartphone, en este caso, el 1+

  • Alejandro

    Pues esta bien si no fuera amoled. He notado que en fullhd se llega a notar los pixeles sobre todo en las letras. Tienen un tipo de vista diferente a la ips.