Dentro de todas las novedades que se trajo Nokia a este Mobile World Congress 2018 sin duda el Nokia 8110 fue la más sorprendente. Hablamos de una reedición del mítico Nokia 8110 que se dio a conocer a través de la película Matrix. Ahora os traemos nuestras primeras impresiones tras probar el Nokia 8110 4G.

Hay que tener en cuenta que este terminal no cuenta con unas especificaciones de gama alta, más bien al contrario. Su hardware hacen que este Nokia 8110 4G pase a englobar la gama entrada del sector. De esta manera el terminal monta un procesador Qualcomm 205 para móviles junto con 512 MB de memoria RAM y 4 GB de almacenamiento interno.

Nokia 8110 de frente

Decir que monta una cámara trasera de 2 megapíxeles, no hay rastro de cámara frontal, además de un panel  de 2.4 pulgadas en la que navegaremos a través del teclado del dispositivo ya que la pantalla del Nokia 8110 no es táctil. Eso sí, el dispositivo cuenta con una batería de 1.500 mAh que promete 25 horas de autonomía además de llegar con radio FM incorporada, cosa que muchos gama alta no tienen.

Primera prueba y opinión del Nokia 8, el nuevo tope de gama

El teminal funciona gracias a un fork de Android que nos permitirá tener aplicaciones básicas como Google Maps o WhatsApp, pero olvidaos de jugar a juegos punteros en este nuevo Nokia 8110 4G ya que el terminal está claramente orientado para los más nostálgicos o aquellos usuarios que quieran un teléfono tradicional, con buena batería, resistente y que permita navegar por internet, utilizar redes sociales y poco más. Bueno, puedes estar tranquilo porque el juego de La Serpiente sí que está en el Nokia 8110 4G.

Nokia 8110

Lo más importante en este Nokia 8110 es su diseño, y aquí hemos de decir que el fabricante finlandés cumple con nota. No porque este teléfono tenga un cuerpo fabricado en aluminio o unos biseles superfinos sino por que mantiene esa estética tan particular del primer Nokia 8110.

Cámara del Nokia 8110

Toma de contacto con el Nokia 8110

Como podréis comprobar, el Nokia 8110 es un teléfono muy sencillo y costará acostumbrarse al principio a su sistema, especialmente por el tamaño de su pantalla y por el hecho de que ésta no es táctil, pero tras un rato de uso acabas cogiéndole el truco y navegando por su limitada interfaz sin problema.

Cabe recordar que el Nokia 8110 llegará al mercado a un precio de 79 euros, lo que lo hacen una opción muy interesante si estás buscando un teléfono sencillo, con un diseño diferente y que no sea especialmente caro. O que quieras emular a Neo…