Se han conocido nuevos datos de las características más importantes que tendrá el Samsung Galaxy Note 8, que todo apunta que se anunciará en el mes de agosto de 2017. Entre ellas, están las propias de la pantalla integrada, que apunta a ser, como mínimo, tan buena como la utilizada en los Galaxy S8.

En la información que se ha conocido hay detalles interesantes que, evidentemente, posicionan al Samsung Galaxy Note 8 como uno de los dispositivos más potentes que habrá en el mercado. Y, como es habitual, no le faltará el uso del habitual stylus S Pen que, según se ha podido conocer también, llegará con nuevas funcionalidades además de una precisión mejorada. Un ejemplo de lo que decimos es que la RAM ascenderá a 6 GB.

Así será la pantalla del Samsung Galaxy Note 8

Este componente es el que se ha llevado gran parte de la atención de los datos que se han conocido. Así, por ejemplo, se confirmaría que el Samsung Galaxy Note 8 tendrá un panel de 6,3 pulgadas, por lo que será algo más grande –no mucho- que el panel integrado en los Galaxy S8+. Por cierto, que la resolución se mantendrá en QHD+ (2.960 x 1.440), lo que hará que la densidad de píxeles supere los 500 ppp.

A lo indicado antes se suma el uso de la Pantalla Infinita estrada por Samsung a principios de año, y que tiene como una de sus virtudes que apenas tiene marcos (como se puede ver en la imagen que dejamos tras este párrafo, donde se aprecia el diseño frontal del Samsung Galaxy Note 8). Con panel SuperAMOLED como es habitual en la gama alta de la compañía coreana, al phablet contará con un ratio de aspecto 18.5:9.

Posible diseño del Samsung Galaxy Note 8

Resumiendo: la calidad de la pantalla del Samsung Galaxy Note 8 será excelente, pero no se dará un salto evolutivo que le haga ser muy superior a lo conocido a principios de año en el Galaxy S8. Veremos si esto le resta algo de atractivo, aunque personalmente creo que no ya que son muchos los usuarios que apuestan por el S Pen.

Algunos detalles finales

Aparte de lo comentado respecto a la pantalla, también se ha indicado cuáles serán los dos procesadores que utilizará el nuevo Samsung Galaxy Note 8 (dependiendo del mercado). Y, aquí, hay alguna sorpresa. La más destacable es que el SoC de Qualcomm utilizado sería el Snapdragon 835, por lo que no se saltaría al 836 como en algunas fuentes se indicaba. Eso sí, en España el phablet se mantendrá con el Exynos 8895 Octa. Aparte, la carga de la vertía sería de 3.300 mAh, que no es precisamente una barbaridad –pero viendo el comportamiento que ha ofrecido la integrada en el HTC U11, esto no tiene que significar que la autonomía sea mala-.

Posible diseño del Samsung Galaxy Note 8 visto en póster de presentación

Finalmente, se confirma el uso de una cámara con dos sensores en su parte posterior, ambos de 12 megapíxeles. Y, esto, es algo a lo que se debe prestar bastante atención ya que la compañía coreana lleva un mínimo de dos generaciones mostrando una calidad excelente en lo que tiene que ver con la fotografía –y utilizando un único sensor-, por lo que el uso de dos elementos puede significar un salto cualitativo muy importante. Veremos lo que ocurre en agosto.

  • Paso

    Pantallas cada vez mas grandes con mas resolucion y baterias de hace 3 años en capacidad…si ya dicen que el 835 es mas blablabla pero lo que tendrian que hacer es no ir hacia atras como los cangrejos en eso al menos que dejen la capacidad anterior de 3500/4000