Hay personajes que son muy llamativos por la forma en la que tiene de mostrarse en público, siempre hablando en el mundo de la tecnología móvil. Y otros, gracias a la pasión y el trabajo, consiguen los objetivos que se marcan sin por ello ofrecer grandes titulares ni acciones que parecen alocadas. Uno de estos últimos es Hugo Barra, que acaba de anunciar que deja en el mes de febrero su cargo en Xiaomi.

Concretamente, deja un puesto de vicepresidente en una de las compañías con más futuro en la actualidad, y lo hace por decisión propia. Según se ha podido ver en un mensaje en su perfil de Facebook, hay motivos tanto personales como de salud para hacer esto -además, ya tiene nuevas metas en el horizonte-. Lo cierto, es que creo que Xiaomi notará, y mucho, la falta de este directivo ya que es uno de los mejores que actualmente existen.

Hugo Barra: una carrera asociada el éxito

Pue lo cierto es que así es. A este personaje nunca le he temblado el pulso a la hora de dar pasos que pueden parecer poco meditados, siempre hablando de su carrera profesional (no de las propias en las compañías en las que está y dirige). El caso, es que en el primer puesto en el que destacó Hugo Barra fue en el que tuvo en Google, nada menos que una vicepresidencia durante cinco años. Y, lo cierto, es que las cosas funcionan muy bien… Pero una oferta llegada desde China hizo que todo cambiara.

Diseño del Xiaomi Mi Mix

Esta era de Xiaomi, una compañía con buenas perspectivas pero que no era ni por asomo lo que es ahora mismo. El caso es que Hugo Barra se lanzó a la aventura en 2013, y comenzó con un proceso de transformación en el gigante chino para que ofreciera una catálogo de producto que fuera capaz de competir con cualquiera. Su idea, que parecía muy optimista, era crear una compañía global con todo tipo de dispositivos y que, poco a poco, tuviera presencia en todos los mercados. Es decir, convertir a Xiaomi en global. Y, lo cierto, es que con paciencia pero sin pausa lo ha ido consiguiendo.

Pocos son ahora los que no conocen a  Xiaomi, y el atractivo de sus terminales es innegable (acompañados con unos buenos resultados de la compañía, ya que hablamos de beneficios de un billón de dólares el año pasado). Por lo tanto, su trabajo lo ha hecho de forma más que adecuada, y sin por ello perder la esencia de Xiaomi con MIUI, por poner un ejemplo. Además, la empresa ha aterrizado en segmentos donde hasta la fecha no estaba presente: baterías externas, ordenadores portátiles con Windows 10, patinetes eléctricos, y un largo etcétera. De nuevo, globalidad.

Lo cierto es que la aportación de Hugo Barra a Xiaomi ha sido increíble. Quizá, el único pero que se le puede poner es que por ahora no ha conseguido un despliegue completamente global de los smartphones de la compañía -aunque el camino está iniciado, en especial por un acuerdo firmado con Qualcomm no hace mucho-.

Ejecución de juego en el Xiaomi Mi Notebook Air

El caso, es que Hugo Barra se va tal como llego de Xiaomi: sin hacer mucho ruido. Simplemente dando las gracias, anunciando que tiene planes de futuro, y dejando un poso de cosas bien hechas. Su optimismo y educación siempre han sido marca de la casa (yo lo conocí en Berlín personalmente, y la verdad es que me dejó una excelente impresión). Un encanto, que no está exento de inteligencia.

¿Notará su marcha Xiaomi?

Bien es cierto que la compañía China ya está asentada en el mercado y, por ello, es complejo que se produzca una debacle. Pero es innegable que la visión de Hugo Barra era realmente buena y acertada. Así, está por ver si su sustituto (que llega desde dentro del propio fabricante y que es el vicepresidente Xiang Wan) acierta como lo ha hecho el directivo que ahora se va. Interesante momento este.

Fotografía de Hugo Barra

El puesto lo abandona Hugo Barra en el mes de febrero, coincidiendo con el año nuevo chino, y la verdad es que el anuncio que ha hecho en el que avanza que va crear una nueva startup es de lo más interesante (habrá que ver si su futuro en Silicon Valley -de nuevo- es todo lo brillante como hasta el momento para este personaje). Esperemos que sí. Xiaomi pierde uno de sus grandes pilares, veremos si a medio plazo no se hace notar la falta de Hugo Barra como indican en MovilZona. Yo, personalmente, creo que sí ocurrirá ya que directivos de esta dimensión hay pocos… muy pocos.